CORONAVIRUS

Sudamérica y la vacuna contra el COVID-19: qué anunciaron los países de la región

Varios países han manifestado ya por qué laboratorio se han inclinado, y algunos incluso comunicaron con certeza cuándo comenzarán a inmunizar a su población.

Vacuna de Moderna contra el COVID-19. Foto: AFP
Vacuna de Moderna contra el COVID-19. Foto: AFP

A poco más de un año desde que en Wuhan (China) aparecieron los primeros casos de lo que ahora todo el mundo conoce como COVID-19, los países del mundo -aquellos que todavía no empezaron a vacunar a sus poblaciones, como sí es el caso de Reino Unidos, Estados Unidos, o Israel- definen cómo acceder a una o varias de las vacunas que se han desarrollado en tiempo récord para tratar de frenar a la pandemia

En el caso de América del Sur, varios países han anunciado ya por qué laboratorio se han inclinado, y algunos incluso comunicaron con certeza cuándo darán el puntapié inicial a la inmunización de su población. Además, muchos países sudamericanos forman parte de la iniciativa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene como objetivo asegurar el acceso equitativo a las vacunas. 

Uruguay forma parte de este mecanismo, mediante el cual ya se aseguró un millón y medio de dosis de la vacuna contra el coronavirus - que alcanzan para vacunar a 750.000 personas-. Estas deberían llegar en el primer trimestre de 2021. Pero en las últimas semanas, en paralelo a un incremento de los casos diarios de la enfermedad, el gobierno empezó a hablar de, más allá de esta plataforma, tratar también de alcanzar un acuerdo con alguna farmacéutica. La semana pasada El País informó que el presidente Luis Lacalle Pou había conversado con Thomas Strüngmann, uno de los propietarios de BioNtech -la firma alemana que desarrolló una vacuna junto a la estadounidense Pfizer-. 

Este miércoles, en tanto, se conoció que Lacalle Pou ordenó cesar a Franco Alaggia, coordinador de Relaciones Internacionales y Cooperación del Ministerio de Salud Pública (MSP), luego de que este expresó a representantes de Pfizer que Uruguay no estaba interesado en adquirir sus vacunas contra el coronavirus, de acuerdo a lo que informó el semanario Búsqueda y confirmó El País con el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian.

Pero, ¿en qué están los otros países sudamericanos en relación a la vacuna y qué han anunciado? 

Es el caso de Chile, que este miércoles anunció que empezará la vacunación este jueves 24 de diciembre, cuando llegue al país el primer cargamento de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNtTech. "Queremos compartir una buena noticia con todos nuestros compatriotas porque esta mañana, a las 05.00 de la madrugada, despegó desde Bélgica el avión que trae las primeras diez mil dosis", dijo hoy el presidente chileno, Sebastián Piñera. 

En Chile las vacunas llegarán primero al personal sanitario de las regiones de La Araucanía, Biobío y Magallanes. 

Piñera dijo este miércoles que el segundo cargamento de la vacuna -que será gratuita y voluntaria- llegaría la semana próxima. Chile reservó 10 millones de dosis de esta vacuna.  

El viernes pasado, en tanto, el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció la compra de de 40 millones de dosis de vacunas. La inmunización empezaría a comienzos de 2021. 

A finales de noviembre el gobierno colombiano comunicó la compra de 20 millones de dosis a través del Fondo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los últimos días a eso se suma lo acorado con los laboratorios Pfizer y AstraZeneca, a los que Colombia comprará 10 millones de dosis a cada uno

Argentina, por su parte, aprobó ayer el uso de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer, pese a lo cual el gobierno liderado por Alberto Fernández todavía no alcanzó un acuerdo con la farmacéutica para su comercialización en el país. El martes, por otro lado, un vuelo de la compañía estatal Aerolíneas Argentinas despegó rumbo a Moscú para volver a Buenos Aires con un primer lote de la vacuna rusa Sputnik-V. Argentina y Rusia acordaron la compra de dosis necesarias para inmunizar a 10 millones de personas. 

En el caso de Brasil, el país tiene un acuerdo con AstraZeneca por 100 millones de dosis. También negoció con la china Sinovac y Pfizer. El jueves de la semana pasada el pleno de la Corte Suprema de Brasil avaló que la vacuna sea obligatoria en el país y permitió que los estados y municipios puedan imponer sanciones para quien no lo haga.

Ecuador tiene un acuerdo con Pfizer, y la autoridad competente del país ya autorizó el uso de esta vacuna entre la población. El gobierno ecuatoriano estima que las primeras dosis llegarán en enero. En primer lugar la vacuna será administrada a personal sanitario y adultos mayores.

Este miércoles la ministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti, anunció que a través de Covax llegará al país un primer envió de vacunas en el primer trimestre del año próximo. Mediante esta iniciativa Perú recibirá 13,2 millones de dosis. El país no cerró acuerdos con laboratorios. 

Bolivia, por su parte, también forma parte de Covax e integra una lista de diez países que tendrán las vacunas de manera gratuita a través de esta plataforma. 

Con información de agencias 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error