LA PANDEMIA DEL COVID-19

¿En qué situaciones se realizarán test de antígenos y en cuáles PCR?

El MSP protocolizó las pautas de los diagnósticos, apostando a “agilizar” los procedimientos de aquellos pacientes sintomáticos y asintomáticos.

Ministerio de Salud Pública. Foto: Fernando Ponzetto
Ministerio de Salud Pública . Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La intención del gobierno es que cada persona infectada con COVID-19 se entere lo antes posible del resultado de su hisopado. Por eso en los últimos días el Departamento de Vigilancia en Salud del Ministerio de Salud Pública (MSP) protocolizó las pautas de los diagnósticos con test por PCR y de antígenos, apostando a “agilizar” los procedimientos.

Pero, ¿cuándo se recomienda utilizar uno u otro método de testeo? De acuerdo a un documento del MSP distribuido la semana pasada por la Junta Nacional de Salud (Junasa), y al que accedió El País, en aquellos casos en los que el paciente presente síntomas, su prestador de salud deberá realizarle un test de antígenos. Si la persona resultase positiva, deberá comenzar automáticamente su cuarentena durante 14 días, dado que desde ese momento será considerada como positiva del nuevo coronavirus.

En caso de tener un resultado negativo a la prueba antigénica, el paciente que experimente los síntomas deberá someterse a un test mediante PCR que deberá practicarse en las 48 horas siguientes. Recién se considerará como un contagiado cuando se obtenga un resultado positivo en este diagnóstico.

La situación es un tanto distinta en aquellos pacientes que no presentan ningún tipo de síntoma. En estos casos, si la persona a testear convive con un infectado, deberá realizarse un diagnóstico de antígenos “en forma lo más inmediata posible”, detalla el texto del MSP fechado al 21 de abril. Al igual que en el caso anterior, si la persona resultase positiva a la prueba diagnóstica, se lo considerará infectado y deberá seguir las recomendaciones de aislamiento “durante 10 días o más”.

Si es negativo al test, deberá hacerse otra prueba similar en un plazo de entre cinco a siete días, luego de la exposición al caso confirmado. Incluso las autoridades detallan que ante un segundo resultado negativo, podría eventualmente disponerse un PCR, en caso de que así lo defina el personal clínico. Anteriormente, tras un segundo test negativo, la persona quedaba automáticamente “liberada” de la cuarentena.

¿Pero qué ocurre con aquellas personas que son contacto de un contagiado, pero que no conviven con él y no tienen ningún síntoma? La respuesta es la misma: se le indicará un test de antígenos, luego otro y después dependerá del médico tratante.

Esto también corre, por ejemplo, para quienes pertenecen a una “comunidad cerrada” como centros educativos, refugios o los llamados establecimientos de larga estadía (Elepem). En estos últimos con una excepción, porque en este caso tras dos test de antígenos negativos igual se realizará sí un PCR en algunas circunstancias. El texto advierte que será así ante la detección de un caso confirmado de la enfermedad en alguien que haya “permanecido en el centro durante el período de transmisibilidad o ante la detección de dos o más casos sospechosos”.

Se considera una comunidad cerrada cuando un grupo de personas comparten un mismo sitio en el que el “riesgo de exposición” es mayor a otras circunstancias. En este sentido, las autoridades advierten en el protocolo que es imperioso el tipo de “contacto estrecho” para adoptar una determinada estratégica. Los protocolos del MSP también comprenden a quienes deben ser hospitalizados. Aquí, las autoridades establecieron que se utilicen test de antígenos en primera instancia, y si estos son negativos, en una segunda oportunidad aplicar un PCR.

La nueva estrategia para “reservar los test de PCR”

El cambio en la política de testeo llegó de la mano de un aumento en el número de los contagios en todo el país. De hecho, anteriormente solo se utilizaban los test por PCR, que, a diferencia de los de antígenos (resultado en 15 a 30 minutos) demoran en promedio 48 horas. Fuentes médicas saludaron la iniciativa al suponer que “agilizará” los procedimientos diagnósticos y con ello, se aislará a los infectados más rápido. Las fuentes señalaron que con esta estrategia se busca “reservar los PCR para casos especiales”, de forma de universalizar los métodos antigénicos. Estos test, al igual que los PCR suponen la extracción de una muestra nasal con un hisopado. Este viernes El País informó que el 29% de los infectados con la enfermedad durante los últimos siete días se detectaron con los test de antígenos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados