LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Ivermectina, el fármaco no aprobado contra el COVID-19 más popular entre los uruguayos

La Organización Mundial de la Salud emitirá la próxima semana sus recomendaciones sobre el uso de la ivermectina, es decir, confirmará si sirve o no para tratar el nuevo coronavirus.

La ivermectina es la droga más vendida en la historia de la medicina veterinaria. Foto: El País
La ivermectina es la droga más vendida en la historia de la medicina veterinaria. Foto: El País

Más allá de que las vacunas ya se han extendido casi a nivel mundial y muchas personas ya pueden acceder a la inmunización, la pandemia del COVID-19 ha desatado el desafío de encontrar un fármaco efectivo para tratar la enfermedad.

Por lo tanto, desde comienzos del año pasado hasta la actualidad, la experimentación con medicamentos aprobados para otras patologías, más antiguos o más nuevos, se realizó sin evidencia suficiente.

Según explica el infectólogo del Hospital Maciel, Fabio Grill, “por la magnitud de la pandemia y la falta de tratamiento específico” las personas “buscan en donde sea, y así paso con la azitromicina, la cloroquina, la colchicina y fármacos antiretrovirales”.

Todas las drogas que han surgido como alternativas para atacar al SARS-CoV-2 servían para tratar otras infecciones, es decir, que eran capaces de matar microorganismos. “Una de las consecuencias de tomar antimicrobianos es que muchas matan a los benéficos que tenemos en el cuerpo y generan otras complicaciones”, sostiene el doctor en Ciencias Biológicas y director del Laboratorio de Genómica Microbiana del Institut Pasteur, Gregorio Iraola.

La ivermectina es, quizá, la droga que ha pisado más fuerte en nuestro país dentro de los posibles medicamentos para el COVID-19. La presidenta de la Asociación de Farmacias del Interior, Alicia Chavert, dice que en un momento, cerca del verano, hubo un “quiebre se stock” en todo el país.

Mucha gente comenzó a tomarlo sin que el Ministerio de Salud Pública (MSP) ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo hubieran aprobado.

Este antiparasitario de uso veterinario tiene algunas aplicaciones aprobadas para el consumo humano, aunque sirve para tratar enfermedades poco comunes, según los expertos. Se la considera la droga más vendida en la historia de la medicina veterinaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitirá la próxima semana sus recomendaciones sobre el uso de la ivermectina, es decir, confirmará si sirve o no para tratar el nuevo virus. La Agencia Europea de Medicamentos ya aconsejó no utilizar la ivermectina como tratamiento para curar la enfermedad. En Estados Unidos, la FDA concluyó que no hay evidencia suficiente a favor ni en contra de su uso.

Un estudio australiano publicado en junio de 2020 concluyó que la ivermectina tiene la capacidad de inhibir al SARS-CoV-2 en 48 horas, según estudios in vitro. Es decir que dentro del laboratorio y con células aisladas sí fue efectivo, algo que “no representa la complejidad de un organismo humano”, según Iraola. Además, el doctor en ciencias biológicas cree que la OMS dará “un mensaje en la misma dirección” que las organizaciones científicas que ya han estudiado el medicamento.

Auge en la frontera.

“Yo no sé si todos lo toman, pero sí lo manejan como posibilidad abiertamente. Con todos los que hablé que dieron positivo lo han tomado”, explica Daniel desde el departamento de Artigas.

El bajo costo para conseguirlo en Brasil y la cantidad de casos en esos departamentos, sumado a que “todo el mundo lo ha visto en campaña y lo conoce como un buen antiparasitario”, ha hecho que las ventas se dispararan.

Según Daniel, en Artigas “hay médicos que la recomiendan pero no oficialmente, siempre aclarando que no es avalado por el MSP, por ende sin receta ni firma abajo”.

Tanto en la frontera como en el resto del país, muchos pacientes de COVID-19 adjudicaban a la ivermectina la mejora en su enfermedad, aunque sin la constatación oficial. “Siempre quedó la duda de si era por eso o no”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados