LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Hay residenciales en el interior que esperan por la vacuna contra el COVID-19

Establecimientos en Canelones esperan por las dosis contra el coronavirus; direcciones de salud suspenden las visitas a los hogares.

Geriátricos siguen a la espera de las vacunas contra el COVID-19, en medio de un aumento de muertes en residenciales. Foto: Estefanía Leal
Geriátricos siguen a la espera de las vacunas contra el COVID-19, en medio de un aumento de muertes en residenciales. Foto: Estefanía Leal

El coronavirus no da tregua en los residenciales del interior del país. La alternativa más fiable que encuentran en los establecimientos para hacerle frente a la enfermedad es inmunizar a sus residentes. Sin embargo, a más de un mes de comenzada la campaña de vacunación, aún hay geriátricos que esperan por las dosis.

Es el caso de los residenciales que se encuentran al este de Parque del Plata, en Canelones, e incluso de algunos establecimientos de Ciudad de la Costa, según confirmaron fuentes de la salud a El País.

En la Dirección Departamental de Salud informaron que la referente de los Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores (Elepem) “está armando el cronograma” para comenzar la vacunación en estas zonas.

La situación fue advertida esta semana a las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) por la Asociación de Residenciales de Adulto Mayor (Aderama), contó a El País su presidente, Andrés Neves.

El geriatra dijo que “a muchos lugares no han llegado (las dosis) todavía” y dijo como ejemplo, además de residenciales de Ciudad de la Costa y de la Costa de Oro, a otros que se encuentran en Montevideo.

“Desde un principio se dijo que a los primeros que iban a vacunar era a los que viven en residenciales, pero se vacunó primero en las cárceles y en los albergues del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). Fueron ellos antes que a nosotros”, remató el integrante de la asociación que nuclea a 170 de los 1.500 geriátricos de todo el país.

En la última conferencia del gobierno, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, señaló sobre la vacunación en residenciales: “Hoy podemos afirmar que en Montevideo se culminó la vacunación de la totalidad de los residencia- les en su primera dosis con Pfizer”.

Canelones es hoy el departamento con menor cantidad de personas vacunadas (10,57%), de acuerdo al reporte del MSP. Esta situación, sumada a las esperas registradas en algunos vacunatorios canarios y a la pérdida de la cadena de frío de 800 dosis de la vacuna contra el COVID-19 en el Hospital de Canelones, precipitó la semana pasada la salida del exdirector de Salud, Wilson Pérez.

Residencial de Fray Bentos. Foto: Estefanía Leal
Residencial de Fray Bentos. Foto: Estefanía Leal

Pero estos no son los únicos “problemas” denunciados por los propietarios de los residenciales, las “demoras” en los hisopados también son objeto de preocupación. Neves dijo que luego de solicitar al MSP que se realicen test a los residentes, las coordinaciones suelen demorar entre 24 y 48 horas, e incluso, los resultados suelen estar prontos en cuatro, cinco o seis días. “Todo ese tiempo tenemos a los pacientes que pueden ser positivos ahí, pero también a los que pueden ser asintomáticos y están contagiando. Esto es lo que estamos denunciando”, destacó.

Restricciones de las visitas.

La muerte de 20 pacientes de un residencial de Fray Bentos, junto a la notificación de ocho fallecidos en un establecimiento de Durazno -donde hace un mes hay un brote del nuevo coronavirus- y de otras tres personas de un hogar de Dolores (Soriano), generó en las últimas horas que varias direcciones departamentales de Salud suspendieran las visitas a los residenciales.

Por ejemplo, Tacuarembó y Maldonado ya comunicaron la prohibición de las visitas a los residentes de los Elepem. En Tacuarembó, Juan Motta, firmó una circular en la que se exhorta a las instituciones a “cumplir las recomendaciones del MSP en cuanto a no permitir el ingreso de familiares, ni personas ajenas al residencial”. También dispuso “comunicar de manera urgente” al prestador de salud todos aquellos casos de residentes sintomáticos, así como contar con personal de retén en caso de tener que suplir a alguien. Estos trabajadores, en caso de ser convocados, deberán presentar un test PCR negativo realizado 48 horas antes.

Medidas similares fueron comunicadas ayer a la tarde por el director departamental de Salud de Maldonado, Neris García. En un e-mail al que accedió El País, el jerarca escribió: “Dada la situación sanitaria actual, quedan suspendidas las visitas a los Elepem del departamento hasta nuevo aviso”.

Fuentes de la salud explicaron que si bien las visitas estaban restringidas, en algunos casos, desde las fiestas tradicionales de Navidad y Año Nuevo, los residenciales permitían que familiares se acerquen a visitar a los residentes. Neves contó que insistirán a las autoridades con “cortar con las visitas”, dado que desde diciembre en algunos centros se autoriza acercarse a los familiares “a través de un vidrio, con tapabocas” e incluso, en algunas ocasiones se permite ingresar a los jardines.

La Sociedad Uruguaya de Gerontología y Geriatría coincide con los empresarios en que este aumento de los casos de coronavirus en los Elepem se esperaba desde marzo de 2020. Así lo explicó a El País el presidente de la sociedad, Dardo Roldán, quien añadió que con el aumento de casos a nivel general es de esperarse más infectados en los residenciales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados