Publicidad

El gobierno quiere aumentar la cantidad de prestaciones que deben brindar las mutualistas

El Ministerio de Salud Pública lo planteó días atrás, aunque con hermetismo sobre los tratamientos que se sumarían al Sistema Nacional Integrado de Salud.

Compartir esta noticia
Karina Rando
Karina Rando.
Foto: Estefania Leal

Redacción El País
El gobierno apuesta a incluir más prestaciones en el Plan Integral de Atención en Salud (PIAS),el catálogo que incluye los tratamientos que las mutualistas que conforman el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) deben brindar a sus usuarios.

Hay hermetismo tanto a nivel de la cartera de Salud Pública que encabeza Karina Rando, como desde las mutualistas sobre las prestaciones que se sumarían posiblemente este año a la canasta general de tratamientos.

Ambas partes analizan los pasos a dar en un contexto en que los prestadores privados reclaman más fondos y, en especial, una mayor cápita que perciben por sus usuarios.

Sin embargo, la intención del Ministerio de Salud Pública (MSP) es la inclusión de más prestaciones y ese fue uno de los puntos centrales que se manejaron en la reunión de este lunes entre la ministra Rando y la Coordinadora Nacional de Instituciones de Asistencia Médica Colectiva (Conaiamc).

Una de las prestaciones que Salud Pública pidió incluir fue un test de monitoreo flash (o intermitente) de glucosa, que se conoce bajo la marca Freestyle, para los menores de 21 años. El exministro de Salud Pública Daniel Salinas había dicho en noviembre pasado que se buscaba dar este paso, que implica instalar un parche que envía datos a la nube unas 15 veces al día, lo que permite un "perfecto ajuste" de la medicación de insulina.

Otra de las medidas que se buscan incluir tanto el monitoreo Freestyle o bombas de insulina de nueva generación, que incluyen el monitoreo continuo de los niveles de glicemia, para las embarazadas. Esta medida sería financiada por el Fondo Nacional de Recursos (FNR).

También se analiza incluir en el FNR otras insulinas de larga duración, que Salinas había indicado también en noviembre, permiten extender el control en sangre de 24 a 36 horas, que es de "vital importancia para la estabilización de la diabetes".

Otro elemento es que el estudio confirmatorio de Hepatitis C sea a través de la reacción en cadena de la polimerasa o PCR, una propuesta sobre la que el MSP ya dio un paso hace un mes y medio.

El catálogo de prestaciones del PIAS está comprendido en la Ordenanza 289/018 del MSP, de 213 páginas, que incluye diferentes tratamientos y procedimientos diagnósticos.

El estudio confirmatorio de Hepatitis C está incluido en el PIAS. No obstante, en una resolución del 26 de julio firmada por Rando se sostuvo que la indicación del estudio hasta ahora era “genérico”, por lo que se estimaba “necesario aclarar” la técnica a utilizar.

Entre las prestaciones previstas, se suman las medidas que impulsa el gobierno en esta Rendición de Cuentas vinculadas al tratamiento de salud mental para diferentes poblaciones, con una inversión de unos US$ 20 millones.

El oficialismo analiza ahora en el Senado una ampliación de la cobertura de psicoterapia de 25 a 30 años, y la reducción, como la gratuidad, de algunos tickets (copagos) de medicamentos para la población afectada.

Mientras tanto, las mutualistas señalaron este lunes tras la reunión con Rando que actualmente presentan un déficit anual de US$ 7 millones, vinculado a la atención en salud mental.

A la salida, en una postura poco usual, las mutualistas alertaron públicamente que “aumentó” la demanda asistencial y que, como consecuencia de ello, los resultados operativos de los centros asistenciales privados “se están deprimiendo”.

El MSP también pretende sustituir el examen de papanicolaou (PAP) por un test de detección del virus del papiloma humano (HPV), más costoso, como informó La Diaria.

La intención de avanzar por este camino fue anunciada hace dos semanas por Rando, que consideró el HPV como una técnica “más nueva y específica” para detectar el cáncer de cuello uterino.

Además se está pensando en cambiar la técnica del fecatest, que permite detectar en forma precoz el cáncer de colon, midiendo la sangre oculta en la materia fecal.

Los cambios previstos están siendo evaluados no solo a nivel de Salud Pública y de las mutualistas, sino también por el Ministerio de Economía y Finanzas, que analiza la disponibilidad de más recursos para ampliar la cobertura.

Proceso de inclusión de tratamientos

Está previsto que cualquier cambio que busque realizar el Poder Ejecutivo se presenta en la Junta Nacional de Salud (Junasa), dirigida por Alicia Rossi, que está bajo la órbita del Ministerio de Salud Pública (MSP). Luego, las mutualistas, que tiene representación en la Junasa, cuentan con un plazo de 30 días para manifestar si están de acuerdo o no con la base de cálculos que presenta el gobierno para financiar los tratamientos que se busca incluir.

Lustemberg reclama “actualización” del PIAS

La diputada frenteamplista Cristina Lustemberg remarcó que el Plan Integral de Atención en Salud (PIAS) debe contar con una “actualización”, tras marcar que el último catálogo es de hace cinco años.

La también exsubsecretaria de Salud Pública entre 2015 y 2017 aseguró que en ese período su “desvelo” fue incluir más tratamientos, estudios y procedimientos al PIAS, la canasta que deben cumplir los prestadores del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS).

“Hoy casi no se incorporó ningún procedimiento ni medicamento a través de los prestadores”, apuntó Lustemberg, que ya mantuvo reuniones con las autoridades del MSP por este asunto. La diputada agregó que al “no haber una revisación” del PIAS hay una “disparidad” del costo entre prestadores, que además impulsa las consultas privadas. “Una mutualista cobra la analgesia del parto $ 45.000 y otra la ofrece gratis como una manera de atraer socios”, graficó Lustemberg.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

MSPCristina Lustemberg

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad