LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Contagios de COVID-19 no acompañan el aumento de movilidad

A pesar de que hay un aumento de la movilidad con respecto a mayo, la tasa de reproducción de los contagios (R) parece no acompañar ese aumento, dice el GACH.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Enfermeras preparan una dosis de la vacuna contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

Los científicos que integran el equipo de modelos del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) observan para junio una particularidad llamativa: a pesar de que hay un aumento de la movilidad con respecto a mayo, la tasa de reproducción de los contagios (R) parece no acompañar ese aumento y en los últimos días ha descendido.

En mayo hubo un aumento importante de la movilidad que coincidió con los días previos al Día de la Madre. Después se produjo una caída, y los índices muestran que en junio está creciendo de nuevo. El aumento actual se podría explicar por el regreso de algunas actividades como la educación y el deporte.

“Ahora lo que se ve es que la cantidad de contagios de COVID-19 no volvió a subir a los niveles del pico de mayo y yo creo que no va a volver a llegar ahí. Con esto ya se vería un principio de desacople por la vacunación, pero no deja de ser muy temprano para decir que es eso”, dijo a El País el matemático integrante del GACH Marcelo Fiori.

Según Fiori, es importante esperar a ver si el valor del R “acompaña la movilidad o se empieza a desacoplar y se queda por debajo de manera consistente”. Esa separación entre un índice y el otro es algo que los científicos están esperando observar hace varias semanas, según Fiori, pero podría haberse demorado por la persistencia de la variante brasileña en nuestro país.

En Israel la baja en los contagios se percibió cuando se vacunó a un porcentaje de su población menor al que lleva Uruguay. Esto, según Fiori, tiene que ver con que la vacuna de Sinovac “tarda más tiempo en hacer efecto y porque en Israel se acompaño la vacunación con medidas de restricción de la movilidad que hicieron que el país llegara muy rápido a controlar la epidemia”, algo que aún no sucede en Uruguay.

Según el virólogo Juan Cristina, aunque bajen los ingresos a CTI y los contagios no suban al mismo ritmo que la movilidad, es “evidente” que el aumento de la circulación no ayuda a la situación epidemiológica. “En el medio de una campaña de vacunación, hasta no llegar al porcentaje necesario para la inmunidad de rebaño es difícil porque seguimos en una montaña rusa donde bajan y suben los casos con los días. Hay que trabajar en tendencias”, explicó.

En este sentido, Cristina afirmó: “No hay duda de que estamos en un momento muy complejo y es una situación grave”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados