DISCUSIÓN PARLAMENTARIA

Rendición: el Frente sale a buscar el voto 50

Hay tres días para negociar impuestos y mejoras a sectores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La reunión de Diputados se inicia a las 15 horas. Foto: Fernando Ponzetto

Tres días de intensa negociación para aprobar el proyecto oficial de Rendición de Cuentas, cuyas disposiciones regirán a partir de 2018, se abren hoy en la Cámara de Representantes. Por primera vez en doce años de gobierno del Frente Amplio prácticamente ninguna de las disposiciones contenidas en los 277 artículos llega segura al plenario porque el oficialismo no tiene asegurados los 50 votos mínimos imprescindibles para aprobar artículos.

Hoy, en el primer día de sesiones, se escucharán en sala los informes del Frente Amplio, el Partido Nacional, el Partido Colorado, el Partido Independiente y Unidad Popular, pero en el ambulatorio se estará jugando el partido: la negociación para ver qué se incluye y qué no.

De aprobarse los impuestos propuestos por el Poder Ejecutivo, el Estado obtendría ingresos por US$ 112 millones. Uno de ellos es el incremento de la Tasa Consular que se aplica a los bienes importados. Otros son el cobro del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas a la Banca de Quinielas y el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los premios de los juegos de azar, que no incluyen los slots. Con ello se pretende recaudar otros $ 500 millones por año.

Al presente, tal como fue el resultado en la comisión, el Frente Amplio debe negociar con la oposición para impulsar determinados impuestos que pretende incluir en la Rendición para financiar parte de los gastos comprometidos. En el caso del aumento de la Tasa Consular se sabe que el FA contará con el respaldo del diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio.

Con este gesto, Rubio consiguió que el Frente apoyara un proyecto de su autoría para obtener recursos para refaccionar el Hospital de Clínicas, a partir de la eliminación de un tercio del subsidio a la cerveza, con lo cual según estimaciones efectuadas por este diario se obtendrían US$ 5 millones por año.

Buscando.

En la última reunión de la comisión, donde se votaron los artículos, la bancada del FA se comprometió a obtener financiación para suplementos para la Educación (ANEP), el Centro de Asistencia de Primera Infancia (CAPI), el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), Universidad Tecnológica (UTEC), INAU, Inisa, la Fiscalía de Corte y la Corte Electoral.

En el curso de las discusiones los blancos plantearon una fórmula para financiar los $ 956 millones que esos organismos necesitan, pero el oficialismo no apoyó esa propuesta.

De no prosperar las negociaciones, y dado que el oficialismo no tiene 50 votos, puede llegar a aprobarse una Rendición de Cuentas muy diferente a la que prevé el gobierno, con gastos sin financiación, y que deberá ser corregida en el Senado.

La Rendición de Cuentas trae para la Enseñanza pública un aumento en 2018 de US$ 62 millones que se suman a los US$ 46 millones ya aprobados por el Parlamento en la ley de Presupuesto. Pero hay una brecha grande entre el presupuesto que fijó la ANEP y lo que está en la Rendición, por lo cual se quiere buscar otra fuente de financiación.

Las ideas que se manejan en el FA pasan por la reasignación de algunos recursos dentro de lo que ya tiene el proyecto oficial dispuesto. El Frente tampoco respaldó otra idea del diputado nacionalista Jorge Gandini y otros colegas de la oposición para la disminución de 2,5% de gastos de funcionamiento en los distintos Incisos. Con ello se podrán destinar partidas para ANEP, UTEC, Ineed, INAU, Inisa, la Fiscalía de Corte y la Corte Electoral.

El plenario de Diputados se reunirá a las 15 horas de hoy y en la sesión se espera poder votar el articulado en general.

Preocupa nuevo intento por gravar slots.

Una de las fórmulas que el Frente Amplio promovió en comisión, pero que fracasó, fue obtener una fuente de financiación a través de la creación de un impuesto específico que gravara la realización de apuestas a través de máquinas electrónicas de juegos de azar o de apuestas automatizadas de resolución inmediata. La tasa del impuesto sería de hasta el 1,5% del monto de la apuesta. En la comisión, el diputado oficialista Alejandro Sánchez precisó que "no se está planteando la posibilidad de que se estén legalizando las famosas máquinas tragamonedas que hay desperdigadas por todo el territorio nacional". A su vez, el nacionalista Jorge Gandini advirtió que "este impuesto no es una medida menor pues afecta bastante el juego en una iniciativa en la cual no hemos escuchado a las partes interesadas". Para dejar más en claro la salvedad que hizo Sánchez, su colega Rubio anunció que se debía presentar una disposición que diga que, eventualmente si se aprobara, "este impuesto no habilita ni legaliza la explotación de dicho juego por quienes no tengan la correspondiente autorización para su explotación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)