INCIDENTES

La versión de dos detenidos sobre lo ocurrido en la Plaza Seregni

Dos personas que estaban frente a la plaza y que pasaron la noche en la seccional dieron a El País una versión diferente a la del Ministerio del Interior.

Incidentes en Plaza Seregni. Foto: Francisco Flores
Incidentes en Plaza Seregni. Foto: Francisco Flores

Tres personas conversaban ayer sobre la puerta de un comercio ubicado frente a la Plaza Líber Seregni. Eran las 12:30 del mediodía y el tema de esa pequeña reunión entre los vecinos era lo que había sucedido 12 horas antes. Dos de los que hablaban habían llegado recién a sus casas luego de haber pasado toda la noche detenidos en la seccional 4ta. de Montevideo junto a otras nueve personas.

Cerca de la medianoche del día anterior la Policía recibió varias llamadas que alertaban sobre una aglomeración importante de gente en la plaza, ubicada en el barrio Tres Cruces.

Según un comunicado emitido ayer por el Ministerio del Interior, un móvil policial se dirigió al lugar y constató que había unas 200 personas en la plaza sin respetar el distanciamiento social y sin “ninguna medida de protección”.

Producto de eso los efectivos “leyeron el exhorto por el altavoz del móvil instando a que se dispersaran”.

Como no obtuvieron respuesta de la gente, explica el comunicado, los efectivos se bajaron a hablar y “recibieron insultos y amenazas sin desistir de su actitud”.

Sin embargo, la versión de las dos personas que estaban frente a la plaza y habían pasado la noche en la seccional es otra. Uno de ellos relató a El País que había llegado a su casa y al ver que un grupo de personas estaba cantando con tambores, decidió unirse: “Llegaron los efectivos sin ningún ánimo de conversar y dijeron: ‘tenemos órdenes, dale, los invitamos a que se vayan’. Después vino otro de atrás y me tomó del cuello y atiné a sacarle la mano. Le dije que me llevara, que yo no ofrecía resistencia. Me agarró dos veces del cuello y yo no estaba haciendo nada”.

La versión de la cartera, en tanto, indica que se detuvo a un hombre y “los presentes, con el objetivo de evitar su traslado, comienzan a forcejear con los efectivos”. Pero ese hombre que fue detenido, insistió en que él estaba sentado y que cuando lo tomaron por el cuello, “una muchacha” fue a preguntar por qué lo llevaban y “antes de que dijera una palabra la agarran del pelo y la ponen contra el patrullero”.

Otra de las personas que fueron detenidas, una mujer que también pidió mantener su nombre en reserva, indicó a El País que la Policía “irrumpió en la plaza” y “la (Guardia) Republicana reprimió con palos y balas de goma”. “No fue ‘buenas noches, me presento y los invito a retirarse’”, dijo.

En tanto la cartera indicó que luego de detener a las primeras dos personas “comenzaron pedreas” hacia los móviles policiales y eso derivó en que los efectivos realizaran “disparos de munición menos que letal para dispersar a las personas y evitar mayores desmanes”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados