Publicidad

Sin acuerdo en la Rendición: más entretelones de una discusión que no termina y el mensaje que pasó Cabildo

El diputado Álvaro Perrone transmitió a la bancada de la coalición que si no se contemplan sus exigencias, los liderados por Manini no votarán los artículos sobre reasignaciones.

Compartir esta noticia
Acto aniversario de la Batalla de Las Piedras
Como en muchas otras instancias legislativas, Cabildo Abierto vuelve a incomodar al oficialismo reclamando cambios en la Rendición.
Leonardo Maine/Archivo El Pais

Las discusiones por la Rendición de Cuentas son siempre acaloradas, generan cruces entre dirigentes y partidos del oficialismo, y los reclamos de la sociedad civil se expresan en la calle, con paros y movilizaciones. Pero la de este año, a diferencia de las anteriores de esta administración de Luis Lacalle Pou, tuvo un particular enfrentamiento entre dirigentes del propio partido de gobierno, además de desencuentros a nivel de la coalición multicolor que se mantienen a horas de que la Cámara de Diputados ponga a votación la iniciativa -lo que ocurrirá a partir de este lunes .

Muchas de las tensiones que han enfrentado a legisladores y ministros del Partido Nacional quedaron patentes en la reunión que se hizo el viernes en la Torre Ejecutiva, instancia en la que el presidente, en una breve visita que hizo, pidió a los representantes no afectar el plan de salud mental y adicciones con la inclusión del Hospital de Clínicas, centro recibiría -de acuerdo al diseño de los diputados- US$ 3 millones de un paquete ya armado de US$ 20 millones para varios organismos, como los ministerios de Salud y Desarrollo Social, ASSE y la Junta Nacional de Drogas.

Pese al mensaje de unidad que pretendió darse luego de ese encuentro, e incluso luego de otro que hubo el sábado entre los legisladores y el director de Finanzas Públicas del Ministerio de Economía (Fernando Blanco), la realidad es que sigue el desacuerdo -en particular con Cabildo Abierto, como ya se verá-. Y también es cierto que en la reunión en la casa de gobierno hubo un fuerte intercambio que dejó al desnudo enojos acumulados en los últimos días -de años en algunos casos-, fruto del desgaste de la gestión.

Del lado de los legisladores, uno que de alguna forma resumió el malestar del oficialismo legislativo fue Juan Martín Rodríguez, presidente de la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la cámara de representantes, que hizo varias puntualizaciones que algunos calificaron de un “planchazo” al Ejecutivo, según un sondeo que hizo El País.

La polémica estaba centrada en las reasignaciones resueltas por los diputados, por un total de $ 466 millones, en algunos casos sin comunicación fluida con varios ministros que vieron afectados los recursos para su cartera y así fue parte importante de lo que reclamaron el viernes.

Rodríguez, entonces, manifestó que el gobierno estaba “mal acostumbrado” por la pandemia, época en la que los legisladores paraban “con el pecho los ladrillazos” que lanzaba Ejecutivo, y que lo normal era la autonomía del Poder Legislativo para hacer cambios. Dijo que muchas de las reasignaciones que habían caído mal en el Poder Ejecutivo se hicieron “a pedido” de ministros -algunos presentes en la reunión-, y que no se corregirían montos ni destinos sino, en todo caso, “la fuente” de los recursos. Y respondió, además, al reclamo de falta de coordinación recordando que en 2020, durante el debate por la Ley de Presupuesto, hubo quienes, dentro de su propio partido, lo trataron de “traidor” y que quienes hicieron eso estaban “sentados del otro lado de la mesa”.

Por parte de los ministros varios fueron duros al reclamar la quita de recursos, entre ellos el titular de Transporte, quien y dio a entender que estaba dispuesto a renunciar si no se atendía su queja (ver recuadro).

Regularán el área de la inteligencia artificial

Los artículos 70 y 71 de la Rendición de Cuentas proponen establecer un marco de regulación para la Inteligencia Artificial. Se trata de una iniciativa que ha impulsado, entre otros, el diputado nacionalista Rodrigo Goñi. “Hay que iniciar el proceso regulatorio, cometiéndose a la Agencia para el Desarrollo del Gobierno de Gestión Electrónica y la Sociedad de la Información y el Conocimiento para que diseñe una estrategia nacional de datos e inteligencia artificial”, dijo el legislador a El País.

Sin solucionar

El acuerdo al que se llegó en términos generales es que el Clínicas se incluirá en el plan de salud mental con un refuerzo de US$ 3 millones que no saldrán de recursos ya asignados del plan de salud mental -lo que contemplaría a Lacalle Pou y la voluntad de los legisladores-, pero se está lejos de conformar a Cabildo Abierto, que reclama que el Hospital Militar entre en este plan.

“Hoy no hay acuerdo con Cabildo Abierto”, dijo a El País el diputado Álvaro Perrone, integrante de la comisión.

Álvaro Perrone, diputado de Cabildo Abierto
Álvaro Perrone, diputado de Cabildo Abierto.
Foto: Estefanía Leal

Lo que piden los liderados por el senador Guido Manini Ríos son $ 500 millones para las Fuerzas Armadas. La mitad de este monto sería para aumentar los salarios de la tropa, unos $ 100 millones para pagos de nocturnidad de los soldados y el resto se destinarían a tratamientos en general para la prevención del suicidio y al Hospital Militar para que ingrese al programa en cuestión, al igual que el Clínicas.

Perrone, en nombre de su partido, planteó esto al menos en tres oportunidades. Mientras la iniciativa se discutía en comisión, en la reunión en la Torre Ejecutiva, y en el encuentro que se hizo el sábado con Blanco. No obtuvo respuesta en las primeras dos, y en la última el jerarca de Economía le dijo que no había forma.

Así las cosas, el diputado ya transmitió a sus compañeros de la coalición que, de no haber acuerdo, Cabildo no votará los artículos que plantean reasignaciones, y el tema deberá resolverse en el Senado.

La frase de Falero que se leyó como amenaza de renuncia

Con un estilo vehemente que sacó la sonrisa a algunos de los presentes, el ministro de Transporte y Obras Públicas fue directo al comunicar su disconformidad con las reasignaciones dispuestas por los diputados que afectaban a su cartera.

José Luis Falero reclamó, en esencia, por dos cosas. Primero, que en el articulado del proyecto se estableciera que el 25% de lo recaudado por los radares de las rutas fuera dirigido a un fondo para la compra de un helicóptero sanitario. Y luego que se recortara parte de un ahorro destinado al cambio de luminarias, algo que le afectaría las licitaciones en curso. “Así no puedo trabajar”, resaltó el jerarca visiblemente molesto y, de acuerdo al relato de varios de los presentes, dijo también que a lo mejor debía dejar el lugar “a otro que tuviera ganas” de enfrentarse al caos que tendría por delante, lo que algunos dirigentes interpetaron como una “amenaza de renuncia”.

Luego, más calmado, pidió “disculpas” por ser “medio calentón” y exagerar en las expresiones.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad