LA MARCHA DE LA PANDEMIA

Radi pidió más medidas para restringir la movilidad, pero el gobierno ve "poco margen"

El Poder Ejecutivo le pidió al ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, evitar “improvisación” en plan ”Pueblo a pueblo”.

“Faltó una capa adicional de medidas por tres semanas”, dijo Radi. Foto: Leonardo Mainé
“Faltó una capa adicional de medidas por tres semanas”, dijo Radi. Foto: Leonardo Mainé

En tiempos en que tanto la oposición como la comunidad científica son cada vez más enfáticos en la necesidad de tomar más medidas que restrinjan la movilidad, desde la Torre Ejecutiva sostienen que el “margen de maniobra” que tienen “está sumamente acotado”.

Según confiaron fuentes de gobierno a El País, el presidente Luis Lacalle Pou y sus colaboradores más cercanos entienden que las medidas posibles “son las que ya se tomaron”, y que más determinaciones en pos de bajar la movilidad pueden traer perjuicios sustanciales para la vida cotidiana de la población. Y no solo a nivel económico -alertan-, sino también sanitario, vinculado a la salud mental, el estado físico y la necesidad de socialización.

El gobierno tiene dos cartas a las que se aferra para poder dar vuelta esta página. Una es el plan de vacunación, y la otra es lograr una “consciencia social” que haga que las personas extremen sus cuidados para evitar contagiarse. Así lo comentaron a El País varias fuentes del Poder Ejecutivo.

La administración Lacalle Pou, aunque sí está preocupada por la situación que se está viviendo, advierte que ve poca disposición en la población a aislarse, y que “no se puede ordenar una medida que no se puede hacer cumplir”, como ya ha dicho en más de una oportunidad el presidente.

Este análisis, que no es más que una reafirmación de lo que ha expresado el gobierno, surgió tras una larga reunión que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) que asesora a la Presidencia de la República tuvo en la noche del miércoles con el primer mandatario. El encuentro habitual, que se suscita todas las semanas, no fue igual que siempre dadas las “cifras preocupantes” que se vienen viendo en los últimos días.

En el encuentro el coordinador del GACH, Rafael Radi, comentó que había concedido una entrevista a Búsqueda para dar un panorama técnico de lo que estaba pasando con la pandemia. En su última aparición en la opinión pública, el 31 de marzo, había declarado a Telemundo de Canal 12 que se requerían medidas para “blindar abril” y tener un escenario auspicioso para el resto del año. En la entrevista publicada ayer avanzó en ese concepto y dijo que el gobierno y la sociedad perdieron la “oportunidad” de blindar abril y que, sin más medidas, “nos puede ir mucho peor todavía”. En ese sentido alertó: “Hoy tenemos la posibilidad de seguir aumentando mucho el número de casos”.

“Si yo hago un asado con 10 amigos, no puedo hacer que el gobierno se meta en mi casa. Yo tuve muchas invitaciones, de muchos grupos, para hacer muchas cosas. Cada uno toma decisiones. Creo que la oportunidad, esa pelota picando en el área chica, hubo un sector que la cumplió y otro que no. Y creo que faltó una capa adicional de medidas por unas tres semanas. ¿Eso era seguro que iba a funcionar? No, totalmente seguro no. Porque hay un 60% de los contagios que se dan puertas hacia adentro”, dijo el coordinador del GACH.

Ese planteo de cerrar las actividades por tres semanas para bajar la movilidad volvió a estar arriba de la mesa de discusión el miércoles, cuando se reunió el GACH con el presidente.

En ese encuentro, también, las autoridades del Ejecutivo le solicitaron al GACH más presencia pública, pues entienden que son el interlocutor válido para lograr cambiar hábitos de la sociedad en pos de controlar los contagios. Los científicos trabajan por estas horas en una conferencia pública para la semana que viene.

Las autoridades del gobierno entienden que si bien el año pasado las salidas habituales del jefe de Estado fueron útiles, hoy la pandemia se ha politizado y su imagen genera el rechazo de parte del espectro político que no lo votó. Y ven positiva la salida del GACH, a pesar de las críticas.

“Una cosa es la pandemia y otra es la gestión”, comentó un jerarca del Ejecutivo. “Pero todos estos comentarios ayudan y son buenos”, agregó, remarcando que no hay un “divorcio” entre el GACH y el gobierno luego de la última salida de Radi.

De todos modos, sí molestaron algunos de los comentarios de la nota a Radi, en especial los vinculados a la vacunación, ya que las autoridades dicen que no habían sido planteados en las reuniones de los miércoles. Radi dijo en referencia a la vacuna de Sinovac: “Hay que pensar que estamos vacunando a una buena parte de la población, incluyéndome a mí mismo, con una vacuna con una efectividad en el entorno de un 55% y 60%. Si vos vacunás al 70% de la gente con una vacuna que tiene el 60% de efectividad, estás logrando inmunidad en el orden del 42%, porque hacés 6x7 igual a 42”.

Vacuna china Coronavac, del laboratorio Sinovac. Foto: Leonardo Mainé
Vacuna china Coronavac, del laboratorio Sinovac. Foto: Leonardo Mainé

Donde el gobierno sí está dispuesto a apretar “las clavijas” es en el plan “Pueblo a pueblo”. Lo hará tras el episodio de esta semana en Paso Carrasco, Canelones, donde se formaron extensas colas para recibir Pfizer. Presidencia le pidió al ministro Daniel Salinas que tome cartas en el asunto. “Otra que rezongo se llevó”, comentó una fuente del gobierno. Otro de los consultados aclaró que lo que se buscará es aplicar “sentido común” y no improvisación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados