INCREMENTO DE LA VIOLENCIA

Preocupación por suma de ataques del narcotráfico: tres episodios en un mes

El ataque a la Base de Investigaciones de la Policía de Las Piedras constituyó el tercer incidente en algo más de un mes que el gobierno asocia con amenazas de parte del narcotráfico.

En la noche del martes dos hombres pasaron en una moto frente a la Base de Investigaciones de Las Piedras y dispararon nueve veces. Foto: Fernando Ponzetto
En la noche del martes dos hombres pasaron en una moto frente a la Base de Investigaciones de Las Piedras y dispararon nueve veces. Foto: Fernando Ponzetto

Un cabo y un agente estaban de guardia a eso de las 21.30 del martes en la Base de Investigaciones de la Policía de Las Piedras cuando escucharon dos disparos y de inmediato se tiraron al piso. Unos segundos después oyeron cuatro o cinco balazos más. Dos hombres habían disparado desde una moto un arma calibre nueve milímetros. Se trata de un episodio inédito en la historia de la Policía de Canelones.

El ataque a balazos contra la base se suma a otros dos incidentes vinculados al narcotráfico: la granada contra la sede de la Brigada Antidrogas en el Prado y la amenaza de muerte a la fiscal especializada en estupefacientes Mónica Ferrero, en teoría por parte de un cartel internacional. En el Ministerio del Interior preocupa el tema y se afirma que hay un incremento de la violencia del narcotráfico debido a las políticas del nuevo gobierno, aunque el exministro del Interior Eduardo Bonomi ha relativizado que haya habido un cambio radical en el combate al narcotráfico.

El gobierno anterior apuntaba al tráfico grande con la idea de que algo de la droga que iba rumbo a Europa quedaba en el país y que ello generaba violencia. Larrañaga, en cambio, modificó el criterio y apunta sus baterías al microtráfico.

Una fuente del Ministerio del Interior dijo a El País que en los primeros cuatro meses de 2020 “se triplican y cuatriplican” las incautaciones de cocaína respecto a los años anteriores, aunque hay que esperar a fin de año para hacer un balance. “Quizás fue un golpe de suerte”, afirmó. También dijo que no se recuerdan ataques como los dos que ocurrieron en el último mes contra dependencias policiales, aunque las amenazas sí han sido más habituales tanto a autoridades policiales como judiciales que trabajan en el tema narcotráfico.

En Las Piedras, los dos policías extrajeron sus armas y salieron para repeler el ataque. Allí se percataron de un impacto de bala en la puerta principal, otro en la ventana de seccional cuarta -ubicada al lado de la Base de Investigaciones-, un tercero en la ventana de guardia, un cuatro en la ventada del corredor y balazos en la fachada de la dependencia policial. Otro tiro dio en el vidrio trasero derecho de un patrullero. No hubo lesionados.

Por la calle Soca, efectivos de Policía Científica encontraron nueve vainas de un arma calibre nueve milímetros.

El ministro del Interior Jorge Larrañaga, acompañado por el director Nacional de Policía Diego Fernández y otras autoridades ministeriales, concurrieron ayer a Las Piedras para brindar respaldo a los jerarcas canarios. Larrañaga dejó entrever que el atentado estaba relacionado con el microcrimen, esto es, el accionar de “bocas” de drogas. “Este tipo de acontecimientos no indica otra cosa que estamos en el trabajo muy fuerte e implacable contra todo lo que sea narcotráfico”, afirmó.

Consultado por El País, el jefe de Policía de Canelones Víctor Trezza dijo que el ataque procura “amedrentar” la labor de ese grupo de investigadores que han hecho “invalorables procedimientos” tanto contra el alto tráfico de drogas (cargamentos con destino a Europa) como el microtráfico (“bocas” de venta de drogas). “No sabemos de dónde viene este ataque. Se investiga”, indicó.

Según el jerarca policial, es posible que la investigación del ataque lo realice otra unidad policial y no Investigaciones de Las Piedras para asegurar la imparcialidad.

Una granada.

En la madrugada del 9 de mayo pasado un individuo se bajó de un auto y tiró una granada de fragmentación en el estacionamiento de la sede de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas. No hubo víctimas humanas, pero pudo haberlas. Las partes rígidas del dispositivo rompieron cuatro vehículos oficiales y uno particular que estaban en el lugar.

Atentado contra la Brigada Antidrogas en el Prado. Foto: Ministerio del Interior
Atentado contra la Brigada Antidrogas en el Prado. Foto: Ministerio del Interior

El caso es investigado por Inteligencia. “No tengo ninguna duda de que ese ataque está vinculado al narcotráfico”, dijo a El País una alta fuente del Ministerio del Interior. El tema preocupa “muchísimo” y “es gravísimo” porque los narcotraficantes “se atrevieron a dar ese paso” y puede ser “el primero de varios”.

Fuentes de la investigación señalaron que apuntan a bandas organizadas de pequeño y mediano porte que han sufrido golpes muy duros por parte de la Policía en los días anteriores.

Otra amenaza vinculada al narcotráfico ocurrió días atrás. El miércoles 3 el diario El Observador consignó que la fiscal Ferrero había sido amenazada de muerte por un cartel internacional a través de un mensaje de WhatsApp.

Días más tarde, el periodista Gabriel Pereyra publicó el contenido de esa amenaza en su cuenta de Twitter. El fiscal Diego Pérez, que investiga el atentado contra la Dirección General de Tráfico Ilícito de Drogas y la amenaza contra Ferrero, citó ayer al periodista a declarar porque este señaló que contaba con más información del caso.

Una fuente del Ministerio del Interior indicó que esa amenaza en realidad proviene de narcotraficantes locales y no del exterior.

Otra fuente policial, en cambio, le quitó importancia a estos tres episodios y expresó que solo se busca desestabilizar y generar “ruido”.

“Estamos molestando, ¿no?”
Jorge Larrañaga en conferencia de prensa. Foto: Francisco Flores.

“Es evidente que estamos molestando, ¿no?”, dijo ayer a El País el ministro del Interior Jorge Larrañaga, consultado respecto al episodio ocurrido en la noche del martes en Las Piedras. Según el jerarca, “los permanentes operativos de alto impacto y de allanamientos, convenidos con el presidente, realizados por la brigada de droga y jefaturas de Policía del país, apretando en todo el territorio nacional, generan consecuencias en el narcotráfico y en el narcomenudeo”.

En cambio, el exministro del Interior Eduardo Bonomi considera que en su gestión hubo fuerte confrontación al narcotráfico. Bonomi no respondió ayer la consulta de El País, pero en una entrevista con el diario El Observador afirmó que al inicio del actual gobierno quemaron siete toneladas de droga, “y el 95% o más fue decomisado en el período anterior”. Y agregó: “Los mejores momentos en la lucha contra el narcotráfico fueron en los últimos 15 años y el que diga otra cosa no entiende nada”. Según Bonomi, hay carteles que han intentado instalarse en Uruguay y no pudieron. A su juicio, por eso se fue del país la DEA.

Larrañaga, sin embargo, dijo esta semana que la DEA se trasladó a Buenos Aires porque “no encontró respuestas en el gobierno anterior”. El ministro dijo a El País que no discute con Bonomi. “Pero sí digo con claridad que procedimos dando órdenes concretas en contra del narcotráfico”, afirmó.

Una falsa amenaza de bomba en Toledo

Una amenaza de bomba obligó a desalojar ayer la seccional policial 20 de Toledo, Canelones. La llamada fue realizada al 911, por lo cual quedó registrada. Al lugar concurrió personal de Bomberos pero no se encontró ningún explosivo ni artefacto sospechoso. El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, dijo a El País que las autoridades trabajan en la adecuación de los protocolos de seguridad y nuevas medidas, tras los últimos hechos. Pero no quiso adelantar de qué se trata: “No es de buena estrategia contarlo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados