CAMPAÑA DENTRO DEL CENTRO DE SALUD

Polémica por recolección de firmas contra la LUC dentro del Hospital de Clínicas

Las imágenes de dirigentes sindicales del Clínicas, que habían montando un escritorio para recolectar firmas contra la LUC dentro del propio sanatorio, despertaron fuerte polémica política.

El gremio de funcionarios del Clínicas instaló una mesa para recolección de firmas contra la LUC. Foto: @waltermiguel
El gremio de funcionarios del Clínicas instaló una mesa para recolección de firmas contra la LUC. Foto: @waltermiguel

La recolección de firmas para derogar la Ley de Urgente Consideración (LUC) dentro del Hospital de Clínicas generó polémica. En el Partido Nacional advierten que se trata de “una violación flagrante” a la Constitución, ya que se incurre en proselitismo político.

Todo comenzó con la instalación de una mesa en el hall del Hospital de Clínicas, donde se puede firmar para habilitar la consulta popular contra la principal ley del gobierno de Luis Lacalle Pou.

Hugo Echeverry, de la Unión de Trabajadores del Hospital de Clínicas, dijo a El País que desde la hora 10 hasta las 16 se juntan las firmas en la entrada del centro asistencial. En tanto, después “se recolectan firmas a lo largo y ancho del hospital”.

“Tenemos compañeros de trabajo que están en los servicios y vamos hasta ahí y hacemos la tarea, eso es normal de cualquier sindicato que tenga a los compañeros agrupados como tenemos acá nosotros”, indicó. Según dijo, firman “siempre que estén de acuerdo”, ya que no hay presiones para que lo hagan.

La mesa se instaló el pasado lunes, luego de que el equipo de dirección del hospital autorizara, según dijo Echeverry. “Todo lo que hacemos dentro del hospital siempre pedimos permiso y más ahora en la pandemia, porque hay que ser cuidadosos”, afirmó.

Consultado acerca de la polémica que se generó en redes sociales por la foto de la mesa en que se recolectan firmas contra la LUC en la puerta del hospital, Echeverry señaló que “es parte de las libertades de los trabajadores en nuestros lugares de trabajo”.

“Creemos nosotros que por pedirle la firma a un compañero no estamos ni quitándole el tiempo de laburo, ni nada”, afirmó Echeverry. Aseguró que “la LUC castiga duramente a los trabajadores” y por eso se inició la campaña.

El diputado del Partido Nacional Martín Lema dijo a El País que “si dentro del Hospital de Clínicas se están desplegando, por parte de funcionarios, diversas actividades tendientes a captar adhesiones a favor del referéndum contra la LUC, hay una violación flagrante a diversas disposiciones legales y constitucionales”.

Mencionó por ejemplo el artículo 58 de la Constitución, que establece que los funcionarios públicos están al servicio de la nación y no de una fracción política. A su vez, señaló que expresamente se prohíbe, en los lugares y horas de trabajo, toda actividad ajena a la función y con fines de “proselitismo de cualquier especie”.

“Resulta evidente que la actividad que estarían desarrollando algunos funcionarios del Clínicas, dentro de las instalaciones de este centro de salud, encuadra dentro de la actividad proselitista”, insistió Lema. Según dijo, este tipo de recolección de firmas es susceptible de vulnerar las normas del Código de Ética de los públicos.

Consultado por El País acerca de la posibilidad de que esta recolección de firmas sea violatoria de la Constitución, Echeverry dijo que “si se entra en esa hay una cantidad de violaciones de derechos de compañeros”. Como ejemplo dijo que buena parte del personal está en un régimen paralelo y no tiene derecho ni a la licencia por maternidad. “Si entramos en esa tenemos dos o tres carillas para llenar fácil. Para nosotros no estamos lesionando la Constitución, pero capaz hay gente que piensa que sí”, concedió. El País intentó comunicarse con el rector de la Udelar, Rodrigo Arim, pero este no contestó.

Martín Risso: “Si son públicos, sería proselitismo”

El abogado constitucionalista Martín Risso dijo a El País que la recolección de firmas para la convocatoria a un referéndum fuera del Hospital de Clínicas está permitida, pero dentro del centro asistencial no corresponde.

“Hay que verificar si son o no funcionarios públicos. Si lo son no podrían y si no son, de acuerdo a la Constitución, no tienen prohibición. Aunque seguramente tengan alguna prohibición legal”, afirmó.

Risso agregó que si efectivamente los que están recolectando firmas trabajan en el Clínicas “han violado el artículo 58 de la Constitución”. “Si es en la vereda no hay problema, pero si es dentro de las instalaciones, ya sea en la entrada o en una habitación, no se puede. Estarían haciendo una actividad de proselitismo político, lo cual está prohibido”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados