EL MPP Y EL CASO ENVIDRIO

Placeres dejó la banca y dijo que le “sobra honestidad”

Desde las barras, partidarios lo vivaron e insultaron a parte de la oposición.

El ahora exdiputado cargó con dureza contra la oposición porque esta cuestionó su honorabilidad. Foto: Leonardo Mainé
El ahora exdiputado cargó con dureza contra la oposición porque esta cuestionó su honorabilidad. Foto: Leonardo Mainé

Por unanimidad de 75 legisladores presentes, la Cámara de Representantes aceptó la renuncia a la banca del diputado del MPP Daniel Placeres, para quien el fiscal de Crimen Organizado Luis Pacheco pidió el procesamiento sin prisión por conjunción del interés público y privado al haber participado en votaciones en el Parlamento a favor de la cooperativa de trabajadores Envidrio siendo parte de la misma.

Placeres, en un extenso discurso seguido desde las barras por militantes del MPP y algún senador del sector como Charles Carrera, reivindicó su “integridad” y “moral” durante su participación en la empresa recuperada, acusando a una parte de la oposición de lanzar “una avalancha de mentiras” sobre él, en alusión a quienes lo denunciaron, los nacionalistas Rodrigo Goñi y Jaime Trobo junto al exfrenteamplista Gonzalo Mujica.

Al concluir el discurso del ahora exlegislador, los asistentes a las barras comenzaron a gritar en su favor y a aplaudir, agitando al menos una bandera del MPP. La presidenta del cuerpo, Cecilia Bottino, que es también del MPP, aplaudió durante unos instantes y luego hizo sonar el timbre de la mesa para que se desalojaran las barras, lo cual demoró varios minutos. Mientras se iban los asistentes coreaban: “Se escucha, se escucha, arriba los que luchan”.

Tras algunos momentos, la sesión se reanudó dando lugar a otras intervenciones. “El Poder Judicial está actuando con independencia, demostrando el carácter infundado de todas las acusaciones”, dijo Placeres, aunque admitió que tiene “algunas diferencia con el dictamen del fiscal Pacheco, pero eso se resolverá en el juzgado”.

"Quiero comparecer frente a la Justicia, sin ostentar ningún privilegio de cargo. Por eso presenté mi renuncia. Porque cuando sobra la honestidad no son necesarios los cargos, ni los privilegios para probar la inocencia. Tampoco pediré el beneficio de subsidio, porque no lo comparto. Hay gente que salió de acá diciendo que se iban y quedaban a la intemperie, y cobraban $ 130.000 por mes, que son cuatro salarios de una familia uruguaya. Una vergüenza. Descaradamente una vergüenza. Hay que decir que ¿salen a la intemperie de qué? A la intemperie está mucha gente de a pie, que no tiene laburo", dijo el ahora exlegislador.

Apoyo

“Mi escuela ha sido la calle, el trabajo desde temprana edad. Cuando asumí esta responsabilidad debí reflexionar sobre el sentido de estar acá. Algo en mí no se sentía cómodo entre estas paredes. Me propuse esforzarme para defender el trabajo de los uruguayos. Y el balance de esos esfuerzos no me corresponde a mí hacerlo”, añadió Placeres.

Luego dijo que ha recibido “una enorme cantidad de mensajes de aliento, de obreros, e incluso de empresarios de la industria nacional. Ese aliento me hizo fuerte ante los ataques recibidos desde actores de la oposición que me han agredido con mucha inteligencia, debo decirlo, que han puesto en duda mi integridad, mi moral”.

La milanesa

Una de las quejas de Placeres al fallo de Pacheco fue que le tipificó conjunción del interés público y privado porque votó en la Cámara de Representantes un proyecto de ley para extender el seguro de paro de los trabajadores de Envidrio y por votar una minuta de comunicación.

“¡Una minuta! Ni siquiera una milanesa napolitana. Una minuta...”, señaló.

Y que en ese dictamen se demostró que no ha habido “ninguna conducta personalmente reprochable”, ni apartamiento de la normativa administrativa.

“Por supuesto, por supuesto, nadie va a pedir disculpas, ¿no? Al ver las desmentidas en el ámbito de la Justicia la montaña de esa escoria que vertieron durante dos años sobre mi persona. Debo decir que tampoco lo esperaba”, afirmó Placeres.

Luego se levantó de su banca y se retiró bajo palio.

MÁS

Hubo quejas contra el FA por no investigar

Luego de la ida de Placeres se anunció en los corrillos que asumirá la banca del MPP la dirigente Cecilia de los Santos.

Abierto el debate, uno de los ejes de la discusión fue la decisión del Frente Amplio de no acompañar un pedido de comisión investigadora sobre los negocios con Venezuela en general, en cuya área estaría la actividad de Envidrio.

El nacionalista Rodrigo Goñi afirmó entonces que “este Parlamento queda en deuda con la ciudadanía porque no se quiso investigar”.

El diputado frenteamplista Óscar Groba hizo una larga descripción de empresas con dificultades laborales y concluyó que Placeres “se fue de acá con la frente alta”.

Más adelante, el diputado del Partido Independiente Daniel Radío hizo una especie de autocrítica al sostener: “Asumo una conducta inadecuada que tuvimos hace unos meses y es que tuvimos que haber investigado”.

El nacionalista Gerardo Amarilla mostró malestar por los “insultos” que cayeron sobre la oposición desde la barra, mientras Placeres dejaba la banca.

Cerrando la discusión en el plenario de la Cámara de Representantes, el diputado del MPP Alejandro Sánchez defendió al renunciante. “No hay provecho propio, algo indebido. Mi amigo Daniel Placeres entró a esta casa con las manos limpias y se fue con las manos limpias”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)