Publicidad

Parlamento busca usar Inteligencia Artificial para medir y anticipar el impacto de las leyes

Presente y futuro: reciente cumbre mundial identificó unas 100 actividades parlamentarias que podrían ser mejoradas a través de esta tecnología.

Compartir esta noticia
Camara de Senadores
Camara de Senadores en sesión.
Foto: Leonardo Maine

La reciente Cumbre Mundial sobre Comisiones de Futuro que, en Montevideo, reunió a más de 300 legisladores de todo el mundo, identificó más de 100 actividades parlamentarias que, hoy, podrían ser mejoradas con la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA). A partir de las experiencias allí expuestas, el Parlamento uruguayo inició un proceso de cooperación con la Unión Europea y con las principales empresas tecnológicas para lograr así poner en práctica algunas de estas innovaciones a partir del año próximo. Uno de las principales es la aplicación de un modelo de IA que permita evaluar los impactos de la ley aprobada y también anticiparse al efecto que tendrán los distintos proyectos que se discutan antes de su sanción.

El diputado nacionalista Rodrigo Goñi narró esta y otras iniciativas, en diálogo con El País, que está trabajando en la Comisión de Futuros, que analiza el tema junto a la vicepresidenta Beatriz Argimón.

El modelo, apuntó Goñi, se basa en predicciones algorítmicas sobre los probables efectos en la sociedad, junto a simuladores de impacto y la elaboración de eventuales alternativas. Otro de los modelos pasa por un sistema de apoyo a los legisladores, que los ayude a elaborar informes o proyectos de ley con información sistematizada de Derecho Comparado, sus correspondientes análisis y, si se requiere, traducción automática.

Según Goñi los parlamentarios podrán contar también con IA para, por ejemplo, realizar un control de evidencias para chequear en tiempo real durante las discusiones parlamentarias la evidencia disponible sobre el tema. La idea, dijo Goñi, es que todas estas herramientas sean provistas por el Parlamento.

El plan a aplicarse a partir del próximo año legislativo implica a su vez un “sistema de recomendación” para ofrecer a los legisladores posibles soluciones a problemas planteados por sus propios colegas o a través de iniciativas ciudadanas. Entre los proyectos a desarrollar se incorporará un sistema de Inteligencia Artificial para mejorar la transparencia de la actividad parlamentaria. Será a través de “motores de búsqueda” para que los ciudadanos puedan acceder rápidamente a toda la información relativa a proyectos e intervenciones, tanto en cámara como en las comisiones, clasificados por temas.

Por esta vía también se pretende facilitar la participación ciudadana en el proceso de elaboración de las leyes. No solo a través de la presentación de proyectos, sino facilitando la intervención de la población en el trámite legislativo. Será, se proyecta, a través de plataformas digitales que permitan el seguimiento en tiempo real del proceso. Allí, según se piensa, los ciudadanos tendrán la posibilidad de proponer textos, realizar comentarios o elevar sugerencias.

A nivel personal, son varios los legisladores que, para su labor ya están utilizando alguna herramienta de Inteligencia Artificial, como por ejemplo la senadora frenteamplista Silvia Nane.

Según contó a El País, la usa para validar fuentes de referencia ante las discusiones parlamentarias, revisar discursos o analizar el resultado de votaciones a través de mapas territoriales. También, anunció, está trabajando en un proyecto que aplica Inteligencia Artificial para analizar el impacto que tuvieron las leyes aprobadas por el Parlamento.

Además

Voto electrónico inicia en la Cámara de Representantes

Luego de dos sesiones de prueba la Cámara de Representantes utilizará este miércoles por primera vez de forma oficial el voto electrónico. Esta inédita votación podrá ser para sancionar la Rendición de Cuentas.

Luego de varios intentos frustrados, el nuevo mecanismo impulsado por el colorado Ope Pasquet cuando fue presidente de la cámara en 2022, fue concretado por su actual titular, el blanco Sebastián Andújar. Para aplicar el nuevo sistema se debió modificar el reglamento de la cámara y así sustituir el tradicional voto a mano alzada, salvo en los casos, por ejemplo, de votación secreta. El resultado se expresará en forma nominal. Para eso, cada diputado deberá registrarse y votar desde su respectiva banca. Los legisladores tendrán que utilizar una tarjeta especial, que les será proporcionada al iniciar la sesión y que deberán devolver al final. La tarjeta deberá presentarse ante un visor que está instalado en cada uno de los pupitres. Quienes no se hayan registrado serán considerados ausentes, aunque estén en sala. En cada visor habrá un botón, que servirá para expresar el voto afirmativo. Se dará por entendido que, el que no lo oprima, estará rechazando el proyecto en consideración. Cuando la votación sea nominal, el resultado se verá reflejado en las pantallas colocadas en la sala, que mostrarán la decisión de cada legislador. El resultado también será consignado en las actas de la sesión.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad