Publicidad

Ministro del Interior está a favor de habilitar allanamientos nocturnos con una ley interpretativa

Blancos y colorados están de acuerdo con la medida, pero hay algunos, como el exministro Heber, que prefieren ir por el camino de la reforma constitucional.

Compartir esta noticia
Operativo policial en Montevideo
Los allanamientos nocturnos están prohibidos por el artículo 11 de la Constitución de la República, vigente desde el año 1830.
Foto: Estefania Leal

Blancos, colorados y cabildantes coinciden en la necesidad de sumar nuevas herramientas en el combate al narcotráfico y, en particular, los allanamientos nocturnos, que están prohibidos constitucionalmente. De todas maneras, en la coalición discrepan sobre cuál es la mejor vía para implementarlos, si una ley interpretativa de la Constitución, como plantean en un proyecto los diputados Eduardo Lust (excabildante, hoy independiente) y Gustavo Zubía (colorado), o una reforma constitucional, como propone el senador blanco Carlos Camy. Si bien en principio la segunda opción logró más apoyos, la propuesta legislativa sumó adeptos en las últimas semanas.

“A mí particularmente me convence más el camino de la ley interpretativa”, había dicho hace un mes el entonces director general de Secretaría del Ministerio del Interior, Nicolás Martinelli, quien mantiene su postura, pero desde otro rol. “Estoy de acuerdo con la posibilidad de realizar allanamientos nocturnos, primero a través de una ley interpretativa, por la posibilidad de aplicar rápidamente esta herramienta. Sin embargo, creo que, a largo plazo, es fundamental que tenga un impacto mayor a través de una reforma constitucional”, dijo Martinelli, actual ministro del Interior, a El País. Y agregó: “Sería una herramienta de mejora notoria, ya que cuando hay una investigación se puede actuar en cualquier momento. Actualmente, tenés que esperar a la madrugada para realizar un allanamiento, dándoles muchas horas de ventaja a los delincuentes que les da el tiempo para eliminar evidencias o posibles pruebas en una instancia judicial”.

Aprobar una ley interpretativa de la Constitución para habilitar allanamientos nocturnos cuenta con el respaldo de legisladores de Aire Fresco (lista 404), que integra Martinelli y fue fundada por el presidente Luis Lacalle Pou y el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado. Dos de sus dirigentes, la senadora Graciela Bianchi, coordinadora de la bancada blanca, y el diputado canario Alfonso Lereté, están a favor de votar una ley interpretativa, aunque no implique necesariamente el apoyo al texto presentado por Lust y Zubía.

A su vez, el precandidato colorado Gabriel Gurméndez también respalda esta vía. Su asesor en seguridad, el abogado Jorge Barrera, recordó que “la idea del allanamiento nocturno ya la presentó Pedro Bordaberry en el programa del 2009”. Por su parte, la senadora colorada Carmen Sanguinetti, que renunció a Ciudadanos para apoyar la precandidatura de Gurméndez, considera que los allanamientos nocturnos pueden ser “un instrumento más” para combatir el narcotráfico.

Plebiscito

Camy impulsa un plebiscito para reformar la Constitución, en concreto su artículo 11, vigente desde 1830, que establece que “el hogar es un sagrado inviolable” y que “de noche nadie podrá entrar en él sin consentimiento de su jefe, y de día, sólo de orden expresa de juez competente, por escrito y en los casos determinados por la ley”.

El entonces senador Jorge Larrañaga incluyó la propuesta de habilitar los allanamientos nocturnos en el plebiscito “Vivir sin miedo”, junto a otras tres reformas constitucionales, pero el paquete no logró ser aprobado en las elecciones de octubre de 2019. De todas maneras, quienes siguen su legado, como Camy, confían en cambiar la carta magna a través del sufragio en las próximas elecciones.

Camy, al igual que el senador Luis Alberto Heber, integra Sumar, el sector que impulsa la precandidatura de Laura Raffo, quien expresó su apoyo a la iniciativa. Para el exministro del Interior, la reforma constitucional “es la vía más segura”. “Puede haber mañana gente que pueda declarar inconstitucional un allanamiento nocturno producto de que hicimos una interpretación de la Constitución y dejar de alguna manera sin efecto un operativo. Lo más seguro es tener la posibilidad de que se reforme la Constitución y que se habilite el allanamiento nocturno, con las debidas garantías”, dijo Heber a El País.

En esa línea también está Cabildo Abierto, que se opone a una ley interpretativa puesto que el asunto ya fue rechazado en un plebiscito.

En la vereda de enfrente, el Frente Amplio se opone a la habilitación de los allanamientos nocturnos por dos motivos: consideran que no resuelve el problema de fondo del narcotráfico y señalan que la propuesta de Larrañaga fracasó en las urnas.

La falta de apoyo de la oposición a la herramienta dejaría sin mayorías especiales a los impulsores de una ley interpretativa, puesto que el artículo 331 de la Constitución estipula que podrá ser reformada “por leyes constitucionales que requerirán para su sanción los dos tercios del total de componentes de cada una de las cámaras dentro de una misma Legislatura”.

Además

Matices del Partido Colorado: del respaldo al escepticismo

Jorge Barrera recuerda que la propuesta de habilitar allanamientos nocturnos fue presentada por Pedro Bordaberry en 2009, que tres años después Ope Pasquet impulsó un proyecto de ley en esa línea y que en 2016 Bordaberry propuso una ley interpretativa de la Constitución. El asesor de Gurméndez hoy se afilia a la idea de que interpretar la carta magna es la mejor vía. “Evidentemente la Constitución tiene por objeto preservar el hogar como un sagrado inviolable en la medida en que sea un hogar”, dijo Barrera a El País, y agregó que “cuando el hogar deja de ser hogar, necesariamente no se pueden aplicar las mismas garantías constitucionales”. El abogado y catedrático se opone a una reforma constitucional porque no cree en “una Constitución que tenga tanta regulación y tantos temas sometidos a regulación, cuando el legislador puede hacer una interpretación de ella”, por lo que prefiere “una Constitución más chica, con principios sólidos y que no todo esté regulado en la Constitución”. A su vez, en alusión al proyecto de Lust y Zubía, aclara: “Una cosa es coincidir con los mecanismos y las herramientas, y otra cosa distinta es con los textos. Quiero una redacción que tenga presente la eficacia en la represión del delito, pero con las garantías individuales”. Por su parte, la senadora colorada Carmen Sanguinetti no tiene “grandes reparos con los allanamientos nocturnos”, pero advierte que “están lejos de ser una solución en serio a nada”, aunque reconoce que son “un instrumento más” en el combate al narcotráfico. “A los allanamientos nocturnos se les está atribuyendo más posibilidades de las que tienen”, dijo la legisladora a El País.

Bianchi se opone a que se toque la Constitución

La senadora nacionalista Graciela Bianchi discrepa con reformar la Constitución para habilitar los allanamientos nocturnos. “Yo no estoy de acuerdo en tocar la Constitución. La Constitución se toca con otra correlación de fuerzas políticas. Prefiero claramente una ley interpretativa. Jurídicamente ya se han hecho las consultas y es posible. Nosotros tenemos facultades con las mayorías que correspondan para interpretar la Constitución. Si podemos evitar tocar la Constitución, lo evitamos”, dijo a El País.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad