LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

Manini Ríos: “Votaron a Mujica y ahora a mí; la gente está desesperada”

El candidato a la presidencia por Cabildo Abierto habló de su posición ante la ideología de género, del problema demográfico en el país, del cuerpo de serenos que propone crear y aseguró que ha logrado captar a exvotantes del expresidente José Mujica.

Guido Manini Ríos, candidato presidencial por el Partido Cabildo Abierto. Foto: Leonardo Mainé
Guido Manini Ríos, candidato presidencial por el Partido Cabildo Abierto. Foto: Leonardo Mainé

En su oficina de Plaza Libertad y horas después que se supo que será acusado por el fiscal Rodrigo Morosoli, Guido Manini Ríos dijo a El País que atrás hay una “verdadera intención política”.

Además, habló de su posición ante la ideología de género, del problema demográfico en el país, del cuerpo de serenos que propone crear y aseguró que ha logrado captar a exvotantes del expresidente José Mujica.

-Usted es la sorpresa de estas elecciones. Se ha hablado mucho del perfil de sus votantes, sobre todo del interior y de sectores socioeconómicos bajos.

-Sí, son datos de las encuestas. El 70% de nuestros adherentes son del interior y más del 60% son de los estratos socioeconómicos más bajos.

-¿Y por qué piensa usted que recoge ese tipo de adhesiones?

-Nuestras propuestas y banderas en defensa de los más frágiles dan respuesta a las necesidades de esa gente.

-El director de Factum, Óscar Bottinelli, me dijo hace unos días que hay un desplazamiento de votos mujiquistas hacia Cabildo Abierto. ¿Lo nota?

-Sí, sí. Es notorio. En todos los encuentros alguien se acerca y dice “yo voté al Frente Amplio” o “yo voté al Espacio ese, el 609 y ahora estamos con usted”. Es notorio y real.

-A priori son dos perfiles distintos. ¿Por qué alguien puede votar a José Mujica en una elección y a Guido Manini Ríos en otra?

-Son personas que se sienten defraudadas, la situación que viven hoy no es digna. Ven en nosotros la esperanza de un cambio. Están desesperados.

-Ni usted ni Mujica tienen el perfil de un político tradicional.

-La gente busca alguien en quien confiar. Así como confiaron en Mujica en su momento, muchos confían en nosotros. Ese drenaje es indudable.

- Se ha dicho que su campaña es austera y con poco presupuesto. ¿Cómo trabajan?

-Todo es en base a sacrificio de los militantes. Cabildo Abierto no tiene recursos económicos, al menos no los de otros partidos.

-¿Es verdad que en las recorridas por el país se queda en casas de familia?

-En casi todos los casos, sí. Los militantes nos invitan. Sentir el calor de las familias es un estímulo más.

-Las encuestas le dan entre 7 y 12%. ¿A cuántos senadores aspira a llegar?

-Nuestro objetivo es llegar al balotaje pero mandará la realidad. Creemos que estamos bastante más arriba. No le pongo un número porque sería un techo y el techo no está a la vista.

-Si no llega al balotaje, ¿llamará a votar a Luis Lacalle Pou o al candidato que no sea del Frente Amplio?

-Estamos por el cambio en el país, sea quien sea.

-¿Integraría una coalición con los otros partidos de oposición?

-Si se cumplen algunas condiciones, como que se lleven adelante auditorías y que el combate a la corrupción sea real y efectivo, no tenemos problemas en participar de cualquier gobierno. Si no, apoyaremos casos puntuales buscando soluciones para la gente.

-O sea, ocuparía ministerios.

-Estamos lejos. Creo que Cabildo Abierto va a ofrecer ministerios porque va a llegar al gobierno.

-En las recorridas una de las cosas que más le piden sus seguidores es firmeza en el combate a la inseguridad e incluso mano dura. Quienes dicen que lo van a votar parecen ver en usted a alguien que puede ejercer autoridad. ¿Ese es su diferencial?

-Por lo que hemos hecho toda la vida, la gente percibe que vamos a ejercer la autoridad que indica la Constitución. Hoy existe una omisión y la gente está molesta, angustiada e indignada.

-Este gobierno ha aumentado los sueldos de los policías y ha incorporado tecnología en los centros de monitoreo. ¿Eso no es suficiente?

-Que se haya gastado muchísimo más no significa que haya resultados positivos. Los resultados han sido tremendamente negativos, un fracaso total. Los resultados son nefastos. Que se ha gastado más que nunca, sí. Pero no se ha enfocado el problema.

-Si uno mira la evolución de los delitos desde 1985 en adelante, ningún gobierno logró frenar el aumento.

-¿Y ese qué consuelo es? Todos los gobiernos fracasaron. Si aumentan los delitos, hay un fracaso permanente. Pero yo creo que en los últimos años ese fracaso es realmente estrepitoso.

-¿Es mayor que antes?

-Los números lo dicen claramente.

-Una de las propuestas que ustedes anuncian es el cuerpo de serenazgo. ¿Cómo se aplicaría?

-Es una nueva línea de seguridad para controlar espacios públicos a los que hoy no se puede acceder a determinadas horas o en forma permanente porque son tierra de nadie. Es un complemento de las comisarías, que hay que reforzarlas porque han sido anuladas.

-Estas personas podrían hacer arrestos ciudadanos. ¿Eso no es ilegal?

-Todo lo que no tenga marco legal, va a requerir una ley.

-No entiendo para qué se precisaría un nuevo cuerpo. ¿No es mejor que haya más policías?

-Por supuesto. El serenazgo es donde los policías no llegan a cumplir con sus tareas. Hay lugares con rondas de vecinos que patrullan en la noche para ver si hay movimientos raros. Queremos ponerle orden a ese tema.

"Tengo la convicción de que narcos tienen connivencia con niveles de poder"

Guido Manini Ríos. Foto: Leonardo Mainé
Guido Manini RíosCandidato por Cabildo Abierto

-Usted dijo que hay bandas del narcotráfico que tienen vínculos con el poder o con el gobierno, pero después admitió que no tenía pruebas. ¿En qué se basa?

-No puede haber un solo responsable de un cargamento de 4.500 kilos de cocaína. Hay organizaciones dedicadas al narcotráfico y tienen vínculos con el poder para actuar con impunidad. Si tuviera las pruebas concretas, ya hubiera ido a la Justicia.

-Pero tiene la convicción de que hay vínculos.

-Tengo la total convicción de que las bandas tienen connivencia con determinados niveles de poder. Es la única forma de que hayan ingresado al país por lo menos 4.500 kilos de cocaína y luego los hayan enviado al extranjero.

-Hablamos de un problema mundial. ¿Cómo lo combatiría desde acá?


-La ley que marca la presencia de militares en la frontera fue aprobada hace 10 meses. En forma inexplicable no se ha implementado. Y la Fuerza Aérea no tiene radares para cubrir todo el país. Entonces yo pregunto: ¿la determinación de combatir al narcotráfico está clara?

-¿Usted dice que hoy no existe?

-Al menos hay grandes dudas sobre la forma en que se lleva adelante el combate al narcotráfico.

-Hace pocos días publicó su libro “Vengo a cumplir”. Allí dice: “Se metieron con la familia y empezaron a despojarla de derechos hasta hacerla trizas y considerar a los padres como extraños para sus hijos”. ¿De qué habla?

-Se está aplicando un libreto con la llamada ideología de género, que tiende a debilitar la institución familia, que hoy prácticamente no existe más como muro de contención, lugar de desarrollo y aprendizaje de los valores para ser un buen ciudadano.

-¿Y qué sugiere hacer para cambiar esta situación?

-Debe haber campañas de educación a todo nivel para valorizar la importancia de la familia, el cariño que se le debe brindar a un hijo y el respeto a los padres.

-Si llega al Parlamento, ¿qué haría con la ley trans, la del aborto y la del matrimonio igualitario?

-No es parte de nuestra campaña derogar esas leyes. La ley trans sí amerita cambios. El matrimonio igualitario ya es un hecho de la realidad y en el caso de la interrupción del embarazo hay que hacer todo lo posible para que no se llegue al aborto.

Ese equipo multidisciplinario que prevé la propia ley debe actuar para disuadir a la madre. El mayor problema del país es demográfico, la falta de hijos, y es muy importante generar las condiciones para que nazcan con dignidad. No es solución interrumpir el embarazo. Hay que cambiar el enfoque para que los abortos sean los menos posibles.

-¿Y qué opina de la Marcha de la Diversidad que se realizó el viernes?

-Es parte de la libertad individual. No tengo opinión.

-Le cambio de tema. Esta semana se supo que el fiscal Rodrigo Morosoli se apresta a acusarlo por no haber denunciado que José Nino Gavazzo declaró en un Tribunal de Honor del Ejército que había hecho desaparecer el cuerpo de Roberto Gomensoro en el río Negro en 1973. ¿Cómo lo tomó?

-La verdad que es sorprendente. Está clarísimo que yo hice exactamente lo que tenía que hacer, al igual que los Tribunales de Honor. También está clarísimo que Presidencia no hizo lo que tenía que hacer.

-¿Por qué?

-Yo elevé todo por escrito el 13 de febrero y hasta el último día de marzo, cuando salió una investigación periodística, quien no informó fue Presidencia. Yendo a su pregunta: estoy sorprendido y tengo todo para pensar que acá se trata de una verdadera intencionalidad política.

Cuando estábamos por ir a la elección interna me citaron a la fiscalía dos días antes y ahora, cuando se están por producir las elecciones del 27 de octubre, pretenden citarme. Está clarísimo que hay un cronograma con clara intencionalidad política, buscando poner sobre la mesa el tema Gavazzo en un momento que yo dije del escándalo que significa que por 4.500 kilos de cocaína pura haya solo un detenido y hablé de las complicidades a todo nivel. En ese momento aparece el caso Gavazzo arriba de la mesa. Está la intención de desviar la atención.

-¿Intención de parte de quién?

-Es una intención claramente política de los afectados por lo que estoy diciendo. Y en estos momentos en que todos ven claramente el crecimiento de Cabildo Abierto y la posibilidad de que cristalice en los hechos lo que uno se compromete a hacer, aparece para desviar la atención. Tengo todo el derecho a pensar que hay una clara intencionalidad política.

-Usted dijo que el fiscal actúa mandatado. ¿Por qué?

-Tengo la percepción de que esto es tan poco lógico que la única explicación es que haya un mandato.

-¿Se refiere a un mandato del gobierno? ¿Un mandato del Frente Amplio?

-No sé de quién, pero la intencionalidad es clara.

-Pero usted no informó en tiempo y forma a la Justicia lo que dijo Gavazzo, eso no lo puede negar.

-Yo informé a quien tenía que informar.

-¿Y no es a la Justicia?

-Yo informé a quien tenía que informar.

-El secretario Miguel Ángel Toma dijo a la Fiscalía que los fallos del Tribunal de Honor son “brutalmente anómalos”. ¿Qué responde?

-El doctor Toma se contradijo en sus declaraciones y ha sido incoherente en lo que le dijo a la prensa y a la Justicia. No me merece comentario.

-¿Cómo puede influir esto en la campaña?

-Mal que le pese a muchos, vamos a seguir poniendo arriba de la mesa el tema de la corrupción, el escándalo del narcotráfico.

-¿Si lo formalizan, seguirá adelante con la campaña?

-No quiero hacer hipótesis.

-¿Y si hay una condena posterior, cuando usted ya esté en el Senado?

-No hago futurología. Yo creo en la independencia del Poder Judicial y que actuarán con criterio. El fiscal depende del Poder Ejecutivo. Pero el Poder Judicial es independiente y confío en la Justicia.

-¿No confía en los fiscales?

-Confío en el Poder Judicial.

-Hace unos días le preguntaron en radio Carve cómo definiría a un militar que mata a una persona y la entierra en un predio militar. Usted dijo que ese militar "se equivoca" y fue muy criticado. ¿No es mucho más que una equivocación?

-Más allá de todos los adjetivos que se le puedan agregar, que se equivoca no cabe dudas. En su momento ya dije todo lo que pienso de ese tema y no tengo ningún interés en volver a hablar de eso en este tramo de la campaña.

-¿Pero no es más que una equivocación? Es un tema muy sensible...

-Sí, es más. Pero una equivocación también.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)