MENSAJES

Lacalle, Mujica y Sanguinetti: las palabras de los expresidentes sobre Larrañaga

Los exmandatarios recordaron al jerarca como "un gran amigo" comprometido con su carrera política y, en los últimos dos años, con su gestión en el Ministerio del Interior.

Luis Alberto Lacalle Herrera, José Mujica, Julio María Sanguinetti. Foto: archivo.
Luis Alberto Lacalle Herrera, José Mujica, Julio María Sanguinetti. Foto: archivo.

"Un gran amigo, un doble rival, un muy buen blanco, un gran artiguista", con esas palabras describió a Jorge Larrañaga el ex presidente de la República Luis Alberto Lacalle Herrera, tras el fallecimiento del ministro del Interior que tuvo lugar este sábado.

Lacalle indicó que si bien tenía un exterior "un poco rudo", aseguró que "detrás de eso había ternura y mucho afecto. Era un personaje muy singular", dijo a Subrayado.

El expresidente recordó que en este momento el jerarca estaba cumpliendo "dentro de la libertad y con el orden una función esencial" en el Ministerio del Interior, una cartera "siempre tan difícil y llena de acechanzas", dijo.

"Las palabras del presidente de la República de que se nos va en el mejor momento son muy gráficas", expresó en referencia al mensaje que envió su hijo a través de las redes sociales. 

Por otra parte, el expresidente colorado Julio María Sanguinetti fue consultado por Telemundo respecto a la noticia del fallecimiento del ministro. "Venía batallando con una condición enorme en el tema de preservar a la sociedad del delito", expresó.

"Fue un político democrático, un adversario ideal, un amigo. Puedo decirlo porque teníamos una relación de afecto recíproco", dijo y agregó: "Detrás de ese rostro duro había también un corazón tierno".

Respecto a la relación que mantuvo con Larrañaga, Sanguinetti indicó que hubo siempre un "diálogo constante", con "cordialidad" y recordó que "más de una vez" le pidió consejos respecto a su vida política, "como si fuera un tío viejo al cual se le pide un rumbo".

Sanguinetti aseguró que Larrañaga siempre fue "frontal, honesto y ejemplar". "Teníamos una relación enorme de afecto, yo le tenía gran cariño y en los últimos tiempos un respeto que se había agigantado por ese compromiso que tenía con la función", agregó. 

El expresidente frenteamplista José Mujica se pronunció en la misma línea y aseguró que a lo largo de los años trabajaron con "respeto, camaradería y bastante intimidad". 

"Por eso lo siento doblemente. Era un hombre muy apasionado y que ponía todo lo que tenía en sus decisiones", expresó en diálogo con Subrayado. "Trabajador incansable, comprometido y bueno en el hondo sentido del término", agregó. 

Mujica consideró que el jerarca "luchó muchísimo, muchísimo, muchísimo" y que "sembró y catapultó a mucha gente joven, los impulsó, les dio fe y confianza". "Siempre tuvo altura", dijo.

Con respecto a su vida política, Mujica aseguró que recuerda los "porrazos" que tuvo" y expresó que, sin embargo, se comportó "a la altura". "Por eso es una figura muy digna que se va. No es una pérdida solo para su partido, es una pérdida para todo el sistema", dijo.

"El Ministerio del Interior significa siempre bailar con la más fea", agregó en referencia al último cargo ocupado por Larrañaga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados