Publicidad

Intendencia de Montevideo sella acuerdo por limpieza en el Municipio B y tendrá el control de todos los barrios

Se creó un fideicomiso que permitirá unificar la estrategia a partir de setiembre, sin tercerizar los servicios.

Compartir esta noticia
Recolección de basura en Montevideo
Recolección de basura en Montevideo.
Foto: IM

Redacción El País
A casi un año de que la Intendencia de Montevideo (IMM) resolviera no renovar el convenio con el Consorcio Ambiental del Plata (CAP) para la limpieza del Municipio B, finalmente llegó a una solución que le permitirá tener el control de la operativa en todos los barrios de la capital.

Se trata del Fideicomiso de Administración Ambiental de Limpieza y Recolección, adjudicado a la empresa Management Fiduciario y Profesional, que se encargará de administrarlo, como adelantó ayer El Observador.

Esta figura jurídica será utilizada por la IMM para firmar contratos con casi 300 trabajadores que antes dependían de CAP, pagar sueldos, entre otras acciones que permitirán a la comuna prestar los servicios en el Municipio B. Las tareas, desde la recolección de los residuos hasta la limpieza de las calles, se harán sin depender de un privado -como hasta ahora- y sin de momento tener que incorporar a los funcionarios a la planilla municipal.

El director de Desarrollo Ambiental de la IMM, Guillermo Moncecchi, explicó a El País que solo resta la aprobación del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) para avanzar con el plan. La intención es que a fines de setiembre la operativa esté completamente en manos de la comuna.

Por estos días, las partes involucradas están afinando cuántos trabajadores cumplirán funciones para la IMM y cuántos seguirán haciéndolo para CAP. Aunque, según Moncecchi, “la inmensa mayoría” estará dentro de la primera categoría.

Asimismo, el gobierno capitalino firmará un acuerdo con la empresa Teyma, que administra CAP, para arrendarle los camiones y los contenedores.

El convenio en principio estará vigente por 18 meses, luego de una “transición ordenada” que comenzó con el anuncio de que no se renovaría el convenio con CAP, vigente hasta el 31 de diciembre del año pasado.

“Para nosotros era muy importante que el proceso se concrete. Por un tema de plazos dijimos: ‘Vamos a hacer este fideicomiso hasta el fin de la administración y, luego de que esté funcionando, probablemente pidamos una extensión para que la próxima administración pueda decidir’”, apuntó Moncecchi sobre los plazos definidos.

además

Se instalará un comité operativo de contralor

El convenio con el fiduciario, al que accedió El País, prevé la instalación de un Comité Operativo integrado por funcionarios de la IMM y sesionará cada 15 días.

Tendrá a cargo la supervisión técnica y administrativa de los servicios, la toma de las decisiones vinculadas a ellos y la impartición de instrucciones al fiduciario, entre otras responsabilidades.

El convenio con CAP se firmó el 7 de julio de 2003 y se renovó varias veces el acuerdo, hasta que Cosse puso el punto final.

Motivos

¿Cuál es el principal beneficio de que la IMM concentre las tareas de limpieza en todos los barrios de la capital?

La administración liderada por Carolina Cosse ha implementado una estrategia de limpieza que, asegura, apunta a dar soluciones específicas para cada realidad de la capital. En la órbita de la estrategia “Montevideo más verde” se desarrollaron programas como el Plan de Áreas Liberadas, el de Clasificación en Bolsones, Reciclando Barrio a Barrio, Espacios Públicos Libres de Residuos, entre otros.

Sin embargo, como CAP tenía por contrato la exclusividad de la limpieza en la zona, en ocasiones se dificultaba poner en marcha las nuevas acciones propuestas por la comuna capitalina.

“Por ejemplo, si queríamos ir con motocarros a la Ciudad Vieja, el contrato no lo preveía. A veces lo hacíamos en acuerdo con la empresa, no es que fuera un problema, pero había una restricción contractual. Ahora hay más libertad para elegir qué herramientas utilizar en cada lugar”, señaló el director de Desarrollo Ambiental de la IMM.

Meses atrás, la comuna también señaló que pretendía reducir los costos, aunque sin que hubiera pérdida salarial o un resentimiento del servicio. La zona comprendida dentro del acuerdo está delimitada por las calles La Paz, Miguelete, Bulevar Artigas y la rambla, por la cual la IMM pagaba cerca de US$ 14 millones anuales por la gestión de los residuos.

En una primera etapa la IMM se enfocará en mantener los servicios prestados hasta ahora, pero Moncecchi aseguró que están haciendo ajustes operativos y “seguramente haya novedades” en el Municipio B.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Intendencia de Montevideo

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad