COVID-19 EN URUGUAY

El impacto de todas las medidas del gobierno por el coronavirus es de US$ 400 millones

El paquete implica 0,7% del PIB; subsidios por desempleo y enfermedad son poco más de 300 millones de dólares; rebaja salarial supone hasta 20 millones de dólares.

Lacalle Pou dice que la rebaja "es una medida solidaria". Foto: Gerardo Pérez
Lacalle Pou dice que la rebaja "es una medida solidaria". Foto: Gerardo Pérez

"Los más vulnerables van a ser los más privilegiados, o mejor dicho, los más atendidos”, así explicó el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, su estrategia para que el país salga delante de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Por ello anunció ayer que es momento que todo el país haga un esfuerzo para salir adelante y anunció un recorte a todos los salarios y prestaciones públicas mayores a los $ 80.000 líquidos.

La rebaja será escalonada de acuerdo a los salarios: 5%, 10% y 20% según las franjas.

El jefe de Estado dijo que con ese dinero se creará el Fondo Coronavirus para financiar los gastos que la pandemia está generando en el país.

Pero Lacalle Pou ya adelantó que esa medida no alcanzará, pues la serie de medidas que el gobierno viene anunciando día a día desde que comenzó la emergencia sanitaria el viernes 13 tiene un costo aproximado de 400 millones de dólares.

El descuento a los públicos recaudará entre US$ 15 y 20 millones, según comentó a El País un integrante del gobierno. Por ese motivo el Ejecutivo prevé más medidas para incrementar el Fondo.

El presidente dijo que se trata de un gesto solidario en un momento muy especial del país. “No le vamos a descontar del salario a los funcionarios públicos y a los políticos para ahorrar, es para gastar. Esto es solidaridad pura para la gente”, remarcó.

Lacalle informó de la decisión ayer temprano a la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado, además de plantearla al resto de los socios de la coalición. Para concretarla enviará un proyecto de ley al Parlamento donde el oficialismo tiene la mayoría necearia para aprobarlo. De todas maneras hoy espera informar al Frente Amplio, de quien espera también el voto en ambas cámaras.

“Sabemos que no es una medida simpática, pero entendemos que es solidaria”, dijo el presidente. El Poder Ejecutivo sabe que la medida va a generar malestar en los sindicatos de trabajadores. Pero confía en que no genere una escalada de conflictividad sindical, para lo que han tratado de transmitir a los representantes de los trabajadores la necesidad de “colaborar”.

“No voy a entrar en discusión ni con las gremiales ni con los sindicatos”, subrayó. “Quiero dejar claro que el concepto de trabajador es más abarcativo que el de trabajador público, trabajadores son todos y el desempleo está creciendo por el sector privado”, agregó.

La ministra de Economía Azucena Arbeleche será la encargada de divulgar hoy la letra chica de la decisión de Lacalle Pou. Foto: Gerardo Pérez
La ministra de Economía Azucena Arbeleche será la encargada de divulgar hoy la letra chica de la decisión de Lacalle Pou. Foto: Gerardo Pérez

La medida de recorte se extiende a todas las prestaciones públicas. Incluyendo las jubilaciones de públicos, de retirados militares, y expresidentes, así como también los sueldos de legisladores y diplomáticos.

El senador blanco Sebastián da Silva propuso que el descuento abarque también a los subsidios de los exlegisladores. “Nos vamos a asegurar que el mismo incluya a los subsidios de los exjerarcas que nos dejaron las arcas vacías para enfrentar este desastre. Ya lo hablamos con Lacalle Pou”, escribió en su cuenta de Twitter.

La propuesta inicial es que el descuento sea por dos meses y empiece a regir el 1° de abril. La medida no comprenderá a los trabajadores de la salud.

Otro frente.

En el Frente Amplio consideran que como se dice en la jerga política: “los corrieron por izquierda”. Es que la coalición se siente incómoda oponiéndose a una propuesta que discrimina los salarios por franjas, afectando a los niveles más altos. Aquello de “que pague más, el que tiene más”; un concepto similar al que empleó el equipo de Danilo Astori desde que llegó al gobierno en 2005 al implementar la reforma tributaria.

Por eso el Frente Amplio se apresta a apoyar la iniciativa legislativa aunque sí dejará en claro su discrepancia con la forma, y la falta de más medidas que graben a “los más ricos” y a los grandes capitales.

“Fue muy inteligente”, dijo el dirigente sindical y militante del Partido Comunista Gabriel Molina, en audio que compartió con sus compañeros y ayer a la noche se filtró por WhatsApp. El comentario lo cerró con un insulto al mandatario.

Lacalle Pou, este jueves en conferencia de prensa. Foto: Gerardo Pérez
Lacalle Pou, este jueves en conferencia de prensa. Foto: Gerardo Pérez

El candidato a la Intendencia de Montevideo, Daniel Martínez opinó en su cuenta de Twitter que es clave que el esfuerzo lo hagan todos y no solo los públicos “pero el esfuerzo tenemos que hacerlo todos, no solo trabajadores y no solo los públicos. Que pongan el hombro también los de mayor patrimonio y los de muy altos ingresos. Si es solidaridad, es entre todos”, escribió.

En esa línea se manifestó el senador del MPP Alejandro Sánchez, quien ya anunció que votará el proyecto del Ejecutivo, pero exige que sea un planteo más abarcativo. Pero remarcó su disconformidad con la forma en que lo manejó Lacalle Pou. “Cuenta con mi voto el gobierno para rebajar el salario de todos los cargos políticos en estos momentos de crisis. Y también lo tiene si se animan a pedirle un esfuerzo más a los ricos del Uruguay. Solo así sería justo el pedido de “solidaridad”, escribió en Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados