MINISTERIO DEL INTERIOR

La explicación del ministro Luis Alberto Heber tras el cese de un jerarca policial

Los motivos del pedido de relevo de quien se desempeñaba al frente de la escuela policial, se debieron a un plan de mejoras en la conducción del instituto, según afirmó a El País el ministro.

Luis Alberto Heber, ministro del Interior. Foto: Leonardo Mainé
Luis Alberto Heber, ministro del Interior. Foto: Leonardo Mainé

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, ordenó ayer el primer relevo de un jerarca policial desde que está en la cartera. El director de la Escuela Nacional de la Policía, Washington Curbelo (comisario general retirado) es la persona que fue cesada por decisión del secretario de Estado.

Bajo el mando de Heber ya había habido dos bajas dentro de la Policía: la del coordinador de la Jefatura de Policía de Maldonado, luego de haber sido imputado por la Justicia por hechos de corrupción, y la de la jefa de Policía de Lavalleja, Blanca Olivera, quien decidió renunciar a su puesto alegando motivos personales.

Curbelo, sin embargo, fue el primer cesado de su cargo por decisión del ministro del Interior, quien informó antes del hecho al presidente Luis Lacalle Pou.

Los motivos del pedido de relevo de quien se desempeñaba al frente de la escuela policial, se debieron concretamente a un plan de mejoras en la conducción del instituto, según afirmó a El País el ministro Heber.

Un poco de historia.

Curbelo fue el encargado de realizar la primera pericia caligráfica vinculada a la muerte de la madre del ministro, Cecilia Fontana de Heber, quien falleció en setiembre de 1978 tras beber de una botella de vino que estaba envenenada.

La botella iba acompañada del siguiente mensaje: “El jueves 31 al mediodía brindaremos por la patria en su nueva etapa”. Y estaba firmada por “MDN”. Tal como informara La Diaria, Curbelo realizó esa pericia en 1978 y en aquel momento se archivó la causa. En 2006 se reabrió el caso tras una denuncia penal efectuada por nacionalista Carlos Julio Pereyra, quien también había recibido una botella envenenada, aunque no había llegado a abrirla.

En 2010, la jueza Gabriela Merialdo detuvo a la mujer policía María Lemos, presunta autora del texto enviado junto a la botella. En esa instancia, Roberto de los Santos realizó el peritaje caligráfico de la carta y, tras un año de trabajo, determinó que la misiva había sido escrita por la Lemos, quien integraba el equipo dirigido por Víctor Castiglioni, jefe de inteligencia policial en la dictadura (1973-1985). No obstante, a pedido de la defensa, la magistrada determinó una nueva pericia, a cargo de Curbelo, quien en 24 horas determinó que la mujer policía no era la autora del texto.

Heber había declarado a Desayunos Informales (Canal 12) a comienzos de enero de 2020: la jueza Merialdo “entendió hacer otra pericia caligráfica. Nunca entendí por qué, pero la hicieron y fueron contradictorias una con otra”.

“Yo no me doy por vencido. Quiero que pase el ruido electoral para no mezclar el tema. Pero con mis hermanos nunca quisimos que esto se utilizara de forma no apropiada. Queremos saber qué paso, quiénes son los autores intelectuales del tema, quién esta atrás y tenemos la convicción que la gente de la época, sobre todo vinculada a inteligencia policial, participó de esto, pero no tenemos la prueba”, agregó.

“Si se prueba que es ella, puede decir ‘yo no soy culpable, a mí me lo mandó a hacer tal’”, había dicho Heber.

Nivel universitario.

En diálogo con El País, el ministro descartó que haya decidido relevar a Curbelo por temas personales. “No es lo que están diciendo”, explicó el jerarca. Y aclaró: “Están diciendo que es producto de que yo tengo una diferencia (con Curbelo) porque participó en la investigación de la muerte de mi madre. Yo dije claramente en su momento que yo no era ministro de mi familia, sino que era ministro del Interior, es decir de la población y del país , o sea que no iba a poner a mi familia por delante”.

Heber indicó que los motivos de su decisión responden a la educación de los policías de cara al futuro. “La tarea que tenemos por delante (en la educación policial); eso es lo importante”, indicó el secretario de Estado, y agregó que su objetivo “es darle un expertise terciario a carreras de criminología que no están desarrolladas en el país”.

En concordancia con su plan de mejorar la educación policial, Heber sostuvo que su idea “es darle carácter universitario” a la educación de los agentes. “Es algo que hablé con el presidente Lacalle Pou y queremos que sea una carrera incluso reconocida por el ministerio de Educación y Cultura”, apuntó.

Luis Alberto Heber, ministro del Interior. Foto: Francisco Flores.
Luis Alberto Heber, ministro del Interior, habla en conferencia de prensa. Foto: Francisco Flores.

“Creo que estamos en tiempos en los que hay que darle mayor nivel de conocimiento a la Escuela Nacional de la Policía. Se necesitan dar pasos para entender el tema de la seguridad en los tiempos modernos”, explicó Heber en cuanto a su proyecto.

Tras el cese de Curbelo, Efrain Abre, que hasta ayer era el subjefe, quedó a cargó de la dirección de la escuela policial.

Ministerio del Interior, una cartera con varios relevos

En poco más de un año y tres meses de gestión del gobierno, el Ministerio del Interior ha removido a varios jerarcas policiales de sus puestos. Ayer el ministro Luis Alberto Heber, que asumió en la cartera tras la muerte de Jorge Larrañaga el pasado 22 de mayo, decidió cesar al director de la Escuela Nacional de la Policía, Washington Curbelo.

Bajo la conducción de Larrañaga, en tanto, ya se había determinado la salida de varias autoridades policiales designadas al comienzo de la gestión. Sin dudas el cese que más ruido hizo fue el del jefe de Policía de Montevideo, Erode Ruiz. Además, el mismo día que Larrañaga le pidió la renuncia a Ruiz también se decidió el relevo de Walter Porcille, que había quedado como jefe de Policía de Flores tras la renuncia del designado Juan Ángel Fontes.

Dentro de los movimientos que tuvo el Ministerio del Interior, también se decidió ponerle fin al mandado del jefe de Policía de Artigas, Alberto González.

También Claudia Pérez, quien había asumido en la Dirección Nacional de Bomberos, fue retirada del cargo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados