PARTIDO COLORADO

Por "estrategia" política, Talvi y Sanguinetti le bajan el pulgar a Bordaberry

El candidato a la presidencia y el expresidente lo vetaron porque “no es conveniente para el partido” que permanezca.

Reacción: Pedro Bordaberry analiza cómo responderle a Sendic. Foto: Ariel  Colmegna
Se ilusionó con una bancada de él con Talvi y Sanguinetti.  Foto: Archivo El País.

Por pura “estrategia” política llegó el punto final para las aspiraciones del senador Pedro Bordaberry, quien intentó presentar una tercera lista al Senado apoyando la fórmula Ernesto Talvi-Robert Silva. No será candidato a nada en octubre porque tanto el candidato presidencial como el expresidente Julio María Sanguinetti le pidieron que no lo fuera. “Uno no puede presentar una lista para apoyar a alguien que no lo quiere”, reflexionó.

Los dirigentes colorados hacen dos lecturas sobre las causas que llevaron a cerrarle la puerta al senador.

Por un lado están los que, como explicó el propio Bordaberry en radio Sarandí, consideran que “no es conveniente” que se abra otra opción electoral en el partido. Según Bordaberry, tanto Talvi como Sanguinetti, con quienes habló el viernes, le dijeron lo mismo: que “no es conveniente” en este momento del partido.

Y están quienes ven una jugada más allá y piensan que la presencia del senador podría mostrar una “derechización” del partido, algo que Talvi ha conseguido alejar del pensamiento del votante colorado, explicaron a El País dirigentes de uno y otro lado.

La noche del domingo 30 de junio había quedado marcada a fuego para Bordaberry. Para conocer los resultados lo invitaron a la Casa del Partido Colorado. Pensó si debía ir, y luego decidió afirmativamente y concurrió con su esposa.

Dos periodistas de El País fueron testigos del momento. A esa altura la posibilidad de ser candidato otra vez le daba vueltas por la cabeza. La idea era armar la lista con gente joven pero bajo su conducción, explicó en la radio.

Esa noche fue invitado a subir al estrado con los otros precandidatos presidenciales. Pero prefirió escuchar los discursos desde una posición alejada de las cámaras.

Se sorprendió cuando Talvi lo consideró “un hermano de la vida” y elogió su trabajo en el Senado diciendo que era el mejor de los legisladores. Mientras manejaba hacia su casa, Bordaberry ya casi había decidido presentar su lista 10 al Senado en el mes de octubre.

Pedro Bordaberry en el Senado. Foto: Gerardo Pérez
Pedro Bordaberry en el Senado. Foto: Gerardo Pérez

La ficha le cayó cuando conoció el resultado de una encuesta de Equipos que, según relató ayer en la radio, le aseguraba buenos resultados.

Por ejemplo, que uno de cada cuatro votantes de Cabildo Abierto (el partido de Guido Manini Ríos) podía votarlo a él en el Partido Colorado. Y que había buena receptividad a la oferta entre votantes del Partido Nacional.

Preparan la convención

El Partido Colorado prepara su convención que se realizará este sábado para proclamar la fórmula presidencial integrada por el economista Ernesto Talvi y el docente y abogado Robert Silva. Este sábado a partir de las 14 horas los nuevos convencionales sesionarán por primera vez en la Casa del Partido tras la elección interna desarrollada el 30 de junio.

Permiso.

En el comando de Talvi no cayó para nada bien la decisión de Bordaberry de hacer pública la reunión que mantuvo con el candidato a presidente. Tampoco cayó bien en tiendas de Batllistas.

Talvi escribió ayer en Twitter que en octubre “comparecerán los candidatos al Parlamento que fueron ungidos por las urnas en las elecciones internas”. Añadió que Bordaberry “es un dirigente de primera magnitud, brillante parlamentario” y que está “seguro de que seguirá haciendo importantes contribuciones en el país que se viene”.

Por su parte, Sanguinetti consideró en una declaración publicada también en Twitter que “no es hora de abrir un debate interno sobre las aspiraciones de Bordaberry, a quien respetamos y apreciamos desde siempre y en todo momento, aun con acuerdos y con desacuerdos”.

Fuentes del sector Ciudadanos contaron a El País que, en el encuentro, el economista le comunicó a Bordaberry que “no era el momento oportuno” para encabezar una lista al Senado, entre otras cosas, para no fragmentar la interna del propio Partido Colorado.

Bordaberry dijo anoche a El País que puede abrir una lista y no necesita el permiso del candidato “ni menos de quien competiría con él, que fue Sanguinetti”. Pero aclaró: “Yo creo que la opinión del candidato pesa mucho y hay que aceptarla, pese a que uno no tiene por qué pedirle permiso”.

Batllistas al otro lado de la vereda

El acuerdo político promovido por el sector Batllistas, del expresidente Julio María Sanguinetti, para conformar un solo bloque con el sector de los senadores José Amorín y Germán Coutinho está prácticamente cerrado, dijeron a El País fuentes coloradas. La perspectiva de que Pedro Bordaberry pudiera presentar su propia lista al Senado, que se vio abonada en los últimos días, hizo que el planteo original de Sanguinetti a Amorín y Coutinho hubiera entrado en un impasse. Sin embargo, la decisión de que Bordaberry no se presentara reactivó aquel acuerdo. El acuerdo político que hoy está sobre la mesa es para presentar a nivel nacional una lista común al Senado, aunque en lo departamental se mantendrían cada uno por su lado. “El acuerdo partiría de los dos departamentos” (Salto y Rivera) “donde fuimos mayoría, y sumar no estaría nada mal”, explicó el exmandatario colorado al hacer la propuesta a los dirigentes de todo el país a través de su cuenta de Facebook Live. Así, se simplificará la oferta electoral colorada y quedarán de un lado Ciudadanos, con Ernesto Talvi, y del otro los grupos batllistas.

"Sanguinetti me cortó el brazo y eso no se hace"

Este martes en la mañana, el senador Bordaberry estuvo en Desayunos Informales (Teledoce), y dijo que el comunicado de Sanguinetti "es muy triste".

"Sanguinetti me cortó el brazo y eso no se hace. Me dolió mucho lo que hizo", remarcó.

"Sanguinetti había hablado conmigo antes, diciéndome que estaba bien que no participara en la interna, pero que era necesario que luego sería conveniente que yo saliera: me lo dijo y me lo pidió, que después de junio saliera a apoyar al partido. La noche de las internas fui a la casa del partido. Talvi me llamó ‘hermano de la vida’, elogió mi trabajo en el Parlamento", contó.

"Pensé que mi forma de ayudar podría ser abrir una lista distinta a las dos principales que se estaban abriendo. Una lista al Senado con gente joven. Me imaginé una buena bancada con Talvi, Sanguinetti y yo, si no llegáramos a ganar el gobierno", agregó.

Bordaberry dijo que Sanguinetti lo "acusa de fragmentar y de tener una cantidad de intenciones". "Si él no quería fragmentar las cosas, me parece que sí las fragmenta", sostuvo.

"Sanguinetti me cortó el brazo y eso no se hace. Su comunicado es muy triste. Me dolió mucho lo que hizo (...) Anuncié con dos años de anticipación que no iba a ser candidato para permitir que hubiera competencia. Siento que en los últimos 20 años he remado bastante por el Partido Colorado", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados