Publicidad

Eber Da Rosa renunció como embajador en Venezuela y Uruguay evalúa qué representación tendrá en Caracas

"El gobierno uruguayo evaluará la representación a mantener en Caracas, en tanto sigue con atención la evolución política venezolana", señaló el canciller Omar Paganini.

Compartir esta noticia
Cancillería evalúa qué representación enviará a Caracas
Eber Da Rosa
Foto: Darwin Borrelli

Redacción El País
El embajador uruguayo en Venezuela, Eber Da Rosa, presentó su renuncia al cargo y el gobierno uruguayo evaluará la representación a mantener en la capital del país caribeño, en tanto "sigue con atención la evolución política venezolana", informó este lunes el canciller Omar Paganini.

Los recientes acontecimientos políticos de Venezuela son seguidos con particular interés por el presidente Luis Lacalle Pou y Paganini, sobre todo luego de conocerse la inhabilitación de la dirigente política opositora de ese país, María Corina Machado. “La inhabilitación de María Corina Machado como principal líder es porque no se tiene voluntad de que sea una elección transparente”, dijo el presidente a principios de este mes, y días después ratificó su postura al afirmar una vez más que en Venezuela hay instalada una “dictadura” que a esta altura “rompe los ojos”.

Con este panorama, Paganini llamó a consultas a su embajador, a quien recibió ayer en su despacho para conocer más detalles sobre la situación política del gobierno de Maduro.

A eso hizo referencia el canciller en el hilo de X, en el que también se expresó sobre el informe recibido por parte de Da Rosa, quien decidió dar un paso al costado por razones de índole personal.

“Lamentablemente se ratifica la preocupación del gobierno uruguayo: la viabilidad del proceso de normalización democrática está en cuestión por una serie de acciones del gobierno”, escribió el canciller.

“Debe haber elecciones libres y transparentes. Con persecución y proscripción de candidatos, con prisión de líderes sociales y expulsión de representantes internacionales no se llegará a la normalización democrática que se buscaba con el Acuerdo de Barbados”, agregó.

Pero el canciller afirmó enseguida que el gobierno uruguayo cree “conveniente y necesario mantener los vínculos diplomáticos con Venezuela”. Asimismo, la definición adoptada por el gobierno de Lacalle Pou es, al momento, no cerrar la embajada que Uruguay tiene abierta en Caracas.

Preocupación

En los últimos días se produjo un tenso ida y vuelta entre Lacalle Pou y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, quien en una primera instancia acusó al uruguayo de “lacayo” y de responder a los intereses de “sus amos del norte” cuando estos “le dan órdenes”.

Esto fue respondido por el propio Lacalle Pou, quien afirmó que “más que el insulto y el agravio, habría que hacer una reflexión de si se quiere tener una democracia plena o no”, y esto, a su vez, fue replicado por la venezolana, con un mensaje igual de agresivo que el primero, pero más amplio -aludió también al expresidente José Mujica-, que generó la alerta de la Cancillería, según indicaron a El País fuentes del Poder Ejecutivo.

Rodríguez afirmó este sábado, al repostear un mensaje del subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos -que elogiaba los avances en acuerdos entre Uruguay y su país-, que los norteamericanos “fueron rapidito a pagar por sus servicios a Luis Lacalle Pou”. “La descripción que hicimos de él hace apenas unos días fue copia al calco”, escribió la vicepresidenta venezolana. Además, agregó que “quienes salen a defenderlo serán juzgados por la historia, muy particularmente por haber sido promotor y patrocinador de uno de los lacayos más serviles contra América Latina”.

Esta nueva respuesta fue “una arremetida” que puede alterar aún más la relación bilateral, señalaron las fuentes consulta

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

VenezuelaOmar Paganini

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad