CORONAVIRUS

Delgado: "Uno no puede cerrar todas las casas de salud que no estén habilitadas"

"Ayer lo que hicimos fue tratar de hacer visible lo invisible, lo que muchos sabían pero no querían poner arriba de la mesa", explicó el secretario de la Presidencia.

Álvaro Delgado. Foto: Francisco Flores.
Álvaro Delgado. Foto: Francisco Flores.

Tras anunciar que se realizará un "testeo generalizado, progresivo y programado" en los residenciales, a causa de coronavirus que se cobró dos vidas y tiene 25 casos positivos bajo esas condiciones, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, señaló que "uno no puede cerrar todas las casas de salud que no estén habilitadas".

Este lunes a la mañana, consultado por Carve sobre si se serían clausurados los residenciales sin habilitación, respondió: "Es una pregunta que es fácil de hacer y difícil de contestar. Si cierra este, tenés que tener donde llevarlas... Muchas de esas personas no tienen la posibilidad de pagar otra alternativa. Hace 45 días que arrancó este proceso. (...) Estamos buscando lugares de atención para aquellos que tengan que ser aislados. Uno no puede cerrar todas las casas de salud que no estén habilitadas, está claro que no. Lo que hay que darle son intimaciones para condiciones de habilitación. Eso es otra cosa. Hay una situación social que tenés que administrar".

De acuerdo a lo que informó Delgado el domingo a la noche en conferencia, hay un total de 1.208 residenciales registrados. De estos hay 41 hogares habilitados por el Ministerio de Salud Pública y 10 en proceso de habilitación. En tanto hay 208 residenciales en situación crítica y 110 "por debajo del respeto de los derechos humanos".

"La situación de los residenciales no es nueva, y hay de todo: unos muy bien y otros con grandes carencias y condiciones deplorables", señaló Delgado y reconoció que situaciones como estas "nos hace preguntar como sociedad si estamos haciendo las cosas bien".

"Esta situación no empezó ni el 1 de marzo ni el 1 de marzo del año pasado. Es una situación que se viene dando en el Uruguay y de la que nadie quiere hablar. Ayer lo que hicimos fue tratar de hacer visible lo invisible, lo que muchos sabían pero no querían poner arriba de la mesa. Lo que hicimos fue trabajar los directores departamentales de salud, desde la semana a la declaración de la pandemia en Uruguay, un relevamiento en el interior donde es más fácil conocerlo", agregó.

"En Montevideo, donde es más disperso por la cantidad de habitantes que tiene y por la zona metropolitana, lo que hizo Salud Pública es generar un protocolo que determinara que los responsables técnicos y aquellos que los atiendan en cualquier circunstancia tienen que detonar las alarmas de los riesgos que hay. Y como algunas se detonaron y otras no, lo que hizo el MSP es inspeccionar de oficio a todos esos centros", añadió.

Delgado dijo que las cifras que brindó anoche "no es para politizar y pasar facturas". "Hablé de una situación de hoy, que es una realidad", agregó.

El secretario de Presidencia reconoció además que anteriormente no había una coordinación aceitada entre el MSP y el Mides "al que se le había asignado el seguimiento de los residenciales". "Hoy se crea comisión para habilitaciones y se coordinará con el SMU y emergencias móviles", explicó.

Delgado volvió a hacer hincapié en que las casas de salud "es de los temas donde lo teníamos como sector de riesgo a abordar". "Es más, de las primeras cosas que se hicieron fue un protocolo de atención a los centros residenciales. Lo que ayer se evidenció es una situación que no es nueva", recordó.

"Hicimos un acuerdo con las mutualistas y las emergencias móviles, con ASSE, para asignar residenciales al control sanitario de las distintas instituciones, independientemente de en cuál son socios", sumó.

Asimismo, puntualizó que en los 110 casos donde se está "por debajo del respeto de los derechos humanos" se pondrá "atención especial" y "se va a empezar el hisopado y la atención de tratar de revertir esta situación"

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados