Publicidad

Oficialismo y oposición condenaron el terrorismo de Hamás y discutieron por el accionar del gobierno de Israel

Ambos bloques presentaron mociones distintas y terminó aprobándose únicamente la de la coalición de gobierno; la sesión tuvo un acalorado debate que duró varias horas.

Compartir esta noticia
WhatsApp Image 2023-10-10 at 10.58.17 AM.jpeg

Redacción El País
El Senado aprobó este martes una moción sobre la guerra en Medio Oriente, que tiene desde este sábado un nuevo capítulo luego de los ataques de la organización Hamás en territorio de Israel. En este contexto, la coalición oficialista se alineó detrás de una declaración que no solo condena el terrorismo de la organización palestina sino que defiende el “derecho a defensa” de Israel, cuya respuesta bélica también causó miles de muertes del otro lado de la Franja de Gaza.

La moción propuesta por senadores del Partido Nacional, Partido Colorado y Cabildo Abierto indica que “ante la agresión sufrida por el Estado de Israel” el Senado declara “su más enfática condena respecto al brutal accionar de la organización terrorista Hamás, que lleva más de mil víctimas inocentes y centenares de secuestrados”.

Además, manifestaron su “rechazo más absoluto de toda forma de terrorismo que implica infundir miedo y muerte en poblaciones inocentes”. Y también su “respaldo a la seguridad y el derecho a defensa del Estado de Israel en el marco del derecho internacional”.

Finalmente, manifestaron su “compromiso con la paz, la solución pacífica de las controversias y el irrestricto respeto de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario”.

El senador Sebastián Da Silva, del Partido Nacional, fue el primero en tomar la palabra sobre este tema y declaró: “El sábado pasado amanecimos como pocas veces se recuerda en los tiempos contemporáneos”. “Es un ataque sin precedentes al pueblo de Israel”, dijo y agregó que es necesaria “la más férrea condena”.

“No hay país en el planeta que resista un ataque de estas características sin el natural derecho a la defensa”, apuntó y agregó que “no debería de haber divisiones en el Senado para la condena enfática de esa organización cobarde y terrorista llamada Hamás”. “No se metieron ni con los mandos políticos ni militares, la cobardía de Hamás hizo que se metieran con niños, mujeres, gurises que estaban en una fiesta”, agregó.

Marcos Methol fue el senador de Cabildo Abierto que habló primero por su fuerza política. Dijo que acompañan la moción “que condena firmemente y sin matices las acciones terroristas que ha emprendido la organización terrorista Hamás”, aunque luego alertó que “Hamás no necesariamente es Palestina, es una organización que actúa dentro de Palestina y está emprendiendo acciones terroristas”.

Guillermo Domenech, también de Cabido Abierto, declaró que “esta agresión de Hamás a Israel es una puñalada dada al corazón de los israelíes y palestinos moderados que buscan un acuerdo entre las colectividades”.

El senador Germán Coutinho, del Partido Colorado, declaró a su turno que los de su fuerza política son “aliados de corazón y convicción con la causa judía”. “Este ataque terrorista lo hemos vivido como en carne propia, lo hemos condenado desde lo más profundo de nuestra alma oriental, lo rechazamos como aliados de la causa judía para preservar su nación y estilo de vida”, apuntó.

Esta moción fue aprobada por 16 votos afirmativos en 29 posibles, ya que no contó con el apoyo del Frente Amplio.

El Frente Amplio, en tanto, presentó otra moción que “rechaza y condena las recientes acciones terroristas del grupo Hamás que provocaron centenares de civiles muertos, heridos, rehenes y desplazados”. Pero “al mismo tiempo” la coalición de izquierda propuso condenar “las acciones del gobierno de Israel que están provocando un creciente número de muertos y heridos en la población civil, a lo que se suma un bloqueo inhumano que deja sin acceso a agua, energía eléctrica y alimentos a más de dos millones de palestinos”.

Por tanto, la moción que propuso el FA hace “un llamado a las partes directamente involucradas en este conflicto a suspender inmediatamente todas las operaciones para evitar el aumento de víctimas inocentes”.

El senador Enrique Rubio fue el primero del Frente Amplio en salir al cruce de la declaración promovida por el oficialismo, por entender que la propuesta de la coalición de izquierda es "mucho más equilibrada" y "mucho más justa con el problema y con las salidas al mismo". Y afirmó la condena al "terrorismo en todas sus formas", o sea "en la forma de acción de un grupo partidario fundamentalista del lado palestino o en la forma de exceso de reacción que afecta a la población civil de los palestinos a partir de Israel".

Da Silva le respondió que "no hay hemiplejia, hay asesinato; no hay equilibrio, hay terrorismo". "Es imposible poner nombres políticamente correctos a este acto de barbarie. Nada puede justificar la acción armada de unos cobardes que, aprovechando una festividad, matan bebés, matan mujeres, torturan mujeres, secuestran". Entonces pidió a Rubio que retire sus palabras "por el bien de la tradición del Estado uruguayo en el derecho humano y el cuidado de los inocentes".

El senador Héctor Curutchet, del Frente Amplio, dijo que la declaración del oficialismo "está renga". "Cuando hablamos de defensa de la libertad, democracia, derechos humanos, cuando hablamos de promover la solución pacífica de las controversias, la propuesta queda renga porque no puede ver todo lo que está pasando y lo que está sucediendo hoy mismo en esa parte del planeta".

"Cuando decimos terrorismo también hablamos de terrorismo de Estado. No solo la acción de Hamás, sino lo que está ocurriendo hoy en una de las zonas más pobres del mundo, donde muchos niños y jóvenes no tienen futuro porque sufren un bloqueo inhumano aéreo, terrestre y marítimo", sentenció.

Mario Bergara, también del Frente Amplio, también cuestionó el posicionamiento del oficialismo. "Podemos tener matices en las declaraciones", dijo y luego alertó: "Cuando se intenta pintar la caricatura de que no condenamos el terrorismo, y dado que cada uno especula con las intenciones de cada uno, yo también lo voy a hacer, al borde del reglamento, ¿no será que lo que se procura es utilizar una situación tan dolorosa para un juego político menor?".

"Condenamos el terrorismo, procuramos que se activen mecanismos para que se vaya a un proceso pacífico. En el medio tenemos un problema. El derecho a la defensa de Israel, que compartimos, no admite algunos extremos. Si la reacción es decir 'vamos a destruir Gaza, la vamos a dejar como una ciudad en ruinas', como Israel formuló, creemos que va mucho más allá de un derecho a la defensa", indicó. "Repudiamos el ataque terrorista de Hamás, pero si somos consistentes en que queremos promover que en el marco de los acuerdos de las Naciones Unidas se vaya a un proceso de pacificación, también tenemos que plantear límites a lo que pueda considerarse un derecho de defensa del Estado de Israel", agregó.

Óscar Andrade, en tanto, lamentó "el tono del debate" que tuvieron porque, si bien "ninguno de los senadores está por fuera de condenar enérgicamente el terrorismo del grupo Hamás", preguntó si el Senado no tiene "nada para decir" sobre las acciones bélicas impulsadas por Israel sobre Palestina. "Condenamos el terrorismo de Hamás, pero no nos duele menos la muerte del niño israelí que el palestino. No nos duele menos la muerte del civil israelí que el civil palestino", apuntó.

"No creo que nadie pueda respaldar las declaraciones del ministro de Defensa de Israel, que dice que van a atacar porque son animales. Todos lo escuchamos: 'Ordené un asedio total sobre la franja de gaza. No habrá electricidad, ni alimentos, ni agua para la población civil. Porque estamos luchando contra animales'", dijo citando a Yoav Gallant. "¿Nada para decir tiene el Senado? ¿No podemos llegar a un acuerdo de que esto está mal?", cuestionó.

La declaración del Frente Amplio, en cambio, recibió solo 13 votos en 26 y no resultó aprobada.

Acalorada discusión de senadores por guerra en Medio Oriente

Luego de que la moción de la coalición de gobierno resultara aprobada y no así la del Frente Amplio, los senadores retomaron la discusión, que fue subiendo de tono y necesitó reiteradas intervenciones de la presidenta de la cámara, Beatriz Argimón.

El senador blanco Da Silva dijo que hay "grandes máximas que deberían retumbar en el hemiciclo del Senado", como que "el terrorismo no se justifica". "No hay contexto para el terrorismo", lanzó y agregó: "El terrorismo es algo que debería unirnos, no empezar con cosas baladíes". Aclaró que "no es terrorista la población palestina, los terroristas son los de Hamás, y a esos hay que condenarlos con todas la fuerza". "He visto opiniones en este Senado que realmente enlutan el prestigio del Parlamento nacional; no hay chance para los débiles en el debate", sentenció.

Luego le dieron la palabra al senador Sergio Botana, quien tuvo un curioso intercambio con su correligionaria Argimón. Le agradeció que le otorgara la intervención pero la vicepresidenta de la república se molestó porque oyó "señor presidente" y no "señora". "'Muchas gracias, señora presidente', le acabo de decir", respondió Botana, algo que negó Argimón, pero luego continuó la sesión.

"En política, el que explica pierde y de verdad que es muy feo tener que andar gastando la mayor parte del discurso en explicar una declaración", cuestionó Botana en referencia al Frente Amplio.

Allí hubo una serie de intercambios que ameritaron la intervención de Argimón: "Una sesión que tiene que ser respetando la situación gravísima que estamos considerando, está siendo realmente con algunos ribetes que mejor no catalogar". "Cada uno votó lo que votó. Respeten lo que estamos considerando, que está por encima de todos nosotros", lanzó

Botana retrucó que "la falta de respeto es a la trayectoria del Senado del Uruguay, a la defensa de la democracia, de la vida". "¿Cómo le van a andar reclamando el cese de ocupación del territorio a un país que ha sido invadido cruelmente, que le han matado a su población, que lo han tomado de sorpresa? Y lo criticamos, todavía", expresó.

Andrade volvió a tomar la palabra y pidió "bajar un cambio", lo que ameritó nuevos intercambios y una nueva intervención de Argimón, quien finalmente se molestó, y dirigiéndose a Graciela Bianchi, señaló: "Lo que tengan que decirse, se lo dicen afuera, si se van a pelear".

"Yo lamento mucho que se intente generar un debate inexistente. No hay una discusión, es absolutamente artificial y creo que lo más triste es que íntimamente todos los sabemos. Es artificial la discusión acerca de la condena al terrorismo, creo que también es artificial la no condena a los crímenes de guerra", dijo Andrade.

Su correligionaria Silvia Nane también profundizó en el tema: "En un momento en el que debiéramos estar avalando la paz como forma, la paz como objetivo final, estamos en una especie de chicana política de muy baja estofa".

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

IsraelPalestinafranja de Gaza

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad