TAMPOCO RECIBIR REGALOS

No comprar en free shops ni tomar alcohol o drogas si maneja: estricta guía de Manini a sus diputados

El líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, entregó a los 11 diputados electos de su partido una estricta guía para la actuación parlamentaria.

El líder de Cabildo Abierto preparó un documento con directivas para los legisladores. Gerardo Pérez
El líder de Cabildo Abierto preparó un documento con directivas para los legisladores. Gerardo Pérez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una lúgubre habitación, al fondo de la sede de Cabildo Abierto en la calle Constituyente e iluminada por un par de tubos-luz, fue el escenario el viernes pasado de la primera reunión entre buena parte de los legisladores electos y la dirección del nuevo partido. Adelante, el líder del partido Guido Manini Ríos, su esposa Irene Moreira y el dirigente Rivera Elgue, sentados al borde de una mesa blanca de plástico, de esas de jardín. Frente a ellos y en tres filas de sillas -también blancas, de plástico- estaban los futuros legisladores.

Uno de los temas sobre la mesa era la definición de una línea de acción común para evitar salidas de tono, como cuando a inicios de noviembre el diputado electo Martín Sodano dijo al semanario Búsqueda que estaba en contra del aborto “porque sí”, que había que revisar la agenda de derechos y disparó: “A ver, si te gustó, bancátela”. Por eso, Manini entregó a los 11 diputados electos un documento de cuatro páginas con directivas generales, al que accedió El País.

Allí se recomienda no usar expresiones vulgares en las declaraciones, coordinar con la bancada a la hora de realizar pronunciamientos, así como al “tramitar temas sensibles o de especial interés del partido”. Pero también hacen sugerencias vinculadas a la vida privada de los dirigentes, como evitar conducir tras tomar alcohol o drogas, no recibir regalos, no hacer compras en comercios de frontera, racionalizar el uso de agua y café y vestir “sport formal” en el Parlamento.

Las directivas generales para los futuros diputados tienen el objetivo de brindar “una guía útil y establecer normas que regirán la actuación” para proyectar “una imagen de organización, cohesión, coordinación y eficiente desempeño”.

Un capítulo de la guía advierte que los diputados son “personas públicas con la responsabilidad que eso conlleva”, por lo que deben tener “un accionar en todo momento y circunstancia a la altura de su investidura”.

En base a eso, el partido realiza una serie de recomendaciones que arrancan con la vestimenta: si bien en el Parlamento no existen normas de etiqueta o código de vestimenta, se entiende conveniente concurrir a la cámara de “sport formal”: saco o ambo en caso de los hombres y “vestimenta acorde” para las mujeres. La idea es evitar brindar una “imagen inapropiada”.

Palacio Legislativo. Foto: Gerardo Pérez
El próximo período legislativo tendrá varias caras nuevas. Foto: Gerardo Pérez

En la misma línea, piden actuar con “orden y decoro”, usar un lenguaje “acorde con la dignidad parlamentaria”, eliminando el uso de “expresiones vulgares, despectivas, degradantes o soeces”. Los diputados de Cabildo Abierto deben evitar “perder la calma” a la hora de tratar con los medios y mantener un “grado de tolerancia” frente a las críticas del público y de la prensa. Les solicitan, además, un especial cuidado en el uso de las redes sociales, con la “máxima prudencia” en las publicaciones y comentarios. Y la guía dice expresamente que hay que evitar “ser víctima de actos impulsivos que luego no puedan remediarse”.

Pero el documento ingresa después en recomendaciones más vinculadas a la vida privada de cada legislador. Aconseja, por ejemplo, respetar “cabalmente” las normas de tránsito, evitando conducir luego de haber tomado alcohol o bajo efectos de estupefacientes. También, evitar la compra de artículos en general en comercios de frontera como free shops y “aún al amparo de los fueros se desaconseja este tipo de compras”. Pero después la guía va un paso más allá y aconseja rechazar obsequios, donaciones y ventas a un precio menor del que corresponde en el mercado. Asimismo, aconseja evitar situaciones de abuso de poder y de “ostentación” y dice que los servicios que brinda el Parlamento son para la actividad parlamentaria y no para la actividad particular.

No al derroche de café y agua

La guía pide evitar el “abuso, derroche o desaprovechamiento” de los bienes del Estado y racionalizar su uso. Pone el ejemplo de materiales de oficina, así como café y agua. Asimismo, reclama a los diputados que se abstengan de participar en campañas publicitarias o que su nombre sea usado para fines comerciales. La guía dice que se considera “especialmente grave estar involucrado en situaciones de violencia intrafamiliar”. También sugiere abstenerse de recibir beneficios o ventajas “impropias” invocando la condición de legislador.

Trampas y sorpresas.

La guía hace foco en el trabajo coordinado a nivel partidario. Por ejemplo, a la hora de realizar pronunciamientos deberán tener “siempre presente” los lineamientos de Cabildo Abierto, “actuando cohesionadamente para dar solidez” al partido, y se agrega: “consolidando sus originarias bases de principios establecidos en el ideario artiguista, reafirmándose claramente en lo relativo a la sensibilidad social del artiguismo”, ya sea en la concepción del hombre, de la economía social y de la vida en comunidad.

Cabildo le pide a sus legisladores que, si tramitan temas sensibles o de especial interés del partido, se debería coordinar a través del secretario de bancada y unificar criterios para evitar caer “en trampas, sorpresas, incluso contradicciones perjudiciales a la imagen y accionar del partido”. Igual, aclaran que no pretenden limitar la libertad individual de pensamiento ni de opinión de los diputados electos.

Otra directiva de Cabildo Abierto es que, ante cualquier situación en la que el legislador se vea involucrado o que merezca tratamiento urgente, se sugiere dar cuenta de inmediato a los secretarios de bancada, para luego pasar el asunto a las autoridades partidarias.

Los despachos, autos y computadoras

Un capítulo del documento se centra en los detalles administrativos del trabajo de los diputados. Y ahí se explican hasta las cosas más básicas del trabajo parlamentario, como que las sesiones de la Cámara de Diputados son de tarde. También, que el horario en el Parlamento se inicia a las 8 de la mañana y que no hay horario de fin de jornada, aunque por lo general a las 20 horas se retira todo el personal.

Todos los despachos tienen tres computadoras: una para el legislador y dos para sus secretarias, dice la nota.

Además, la guía indica que hay estacionamiento privado para todos los legisladores en el subsuelo del Palacio Legislativo y que cada uno tendrá una tarjeta que debe presentar al ingreso.

Los 11 diputados de Cabildo tendrán despachos contiguos en el mismo piso del Edificio Anexo. El partido liderado por Guido Manini Ríos aconseja a sus diputados permanecer el mayor tiempo posible en las sesiones, “salvo que exista algún tema de su interés y se deba ausentar, debiendo ser una excepción y no una regla”. Explican, de todos modos, que a nivel legal los diputados pueden entrar y salir las veces que quieran de una sesión.

Y hay una directiva específica para la selección de los secretarios de los legisladores: considerar que posean valores de “lealtad, responsabilidad, reserva, honestidad, respeto, empatía y puntualidad”. Deberán ser discretos, medidos en el trato, evitando que conversen en voz alta “en lugares de reunión” o que se rían “en forma descompuesta”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)