Arreglo de vías férreas

Blancos relativizanla inversión ferroviaria

La Presidencia de la República informó en su página web ayer que el proyecto de Rendición de Cuentas explica que la inversión ferroviaria entre 2015 y 2017 se ubicó en US$ 107 millones.

Estación: personal de AFE realiza tareas de mantenimiento en Progreso, por donde pasan siete trenes de pasajeros cada día. Foto: D. Borrelli
Foto: Darwin Borrelli.

El director blanco de AFE, Alfonso Lereté, dijo a El País que "la inversión que se hace ahora corresponde a proyectos de la administración anterior, el presidente (Tabaré) Vázquez no ha generado nueva inversión".

La inversión realizada bajo los proyectos Focem I y Focem II se efectuó, además, en un 75% con fondos provenientes del Mercosur porque se suponía que la rehabilitación de los tramos Paso de los Toros-Rivera y Piedra Sola-Salto fomentaría la interconexión ferroviaria con los países vecinos. Esto con Brasil no ocurre porque desde diciembre de 2015 que no llega un tren a la localidad brasileña fronteriza de Santana do Livramento. La reparación prevista de 141 kilómetros del tramo Algorta-Fray Bentos fue dejada sin efecto por el Ministerio de Economía, recordó. Sí está en proceso una licitación para reparar las vías en el tramo Montevideo-Minas.

Lereté apuntó que la eventual reparación de las vías Paso de los Toros-Montevideo en el marco del proyecto Ferrocarril Central (que está previsto adjudicar en setiembre y cuyas obras comenzarían en febrero próximo) dejará dos realidades bien distintas. En ese tramo, si las obras se concretan, los trenes podrán correr a una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora, podrán trasladar hasta 22 toneladas por eje, los durmientes serán de hormigón y los rieles serán soldados. Al norte de Paso de los Toros y hasta Rivera la infraestructura "será del siglo XX o hasta del XIX", dijo Lereté. El peso que podrán soportar las vías no pasará de 18 toneladas, no se podrán superar velocidades de más de 45 kilómetros, los durmientes serán de madera y los durmientes no estarán soldados. Además, en este tramo los puentes deben reforzarse, señaló. Las obras tuvieron problemas de calidad y debieron realizarse dos veces. El tramo Tacuarembó-Rivera "está arreglado pero todavía no fueron entregadas las obras", explicó Lereté. Y las obras que estaban planeadas entre Pintado (Florida) y Paso de los Toros fueron suspendidas a la espera de que se concrete el proyecto del Ferrocarril Central en el que se invertirán al menos US$ 825 millones.

Las obras en marcha del proyecto Focem II sí son de buena calidad, aseguró el director Lereté.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)