Publicidad

Blancos confían en defender veto a ley sobre extrabajadores de Casa de Galicia

Senadores nacionalistas negocian con Raúl Batlle y Juan Sartori para evitar que en la cámara alta se alcancen los tres quintos para levantar las observaciones del presidente Lacalle Pou.

Compartir esta noticia
Protesta por cierre de Casa de Galicia
Protesta por cierre de la mutualista Casa de Galicia.
Foto: Archivo El Pais

Redacción El País
La presidenta en ejercicio de la Asamblea General, Graciela Bianchi, citó al cuerpo para el próximo 6 de diciembre a la hora 12 para tratar el veto del presidente de la República, Luis Lacalle Pou, a los artículos 1, 2 y 3 del proyecto de ley referido a la situación de los trabajadores de la exmutualista Casa de Galicia.

El artículo 138 de la Constitución establece que “cuando un proyecto de ley fuese devuelto por el Poder Ejecutivo con objeciones u observaciones, totales o parciales, se convocará a la Asamblea General y se estará a lo que decidan los tres quintos de los miembros presentes de cada una de las Cámaras, quienes podrán ajustarse a las observaciones o rechazarlas, manteniendo el proyecto sancionado”.

La ley fue aprobada por 19 en 20 presentes en el Senado, con votos de las bancadas del Frente Amplio (13 legisladores) y Cabildo Abierto (tres), de los senadores nacionalistas Sergio Botana y Rosina Piñeyro (madre y suplente de Juan Sartori) y del colorado Germán Cardoso (suplente de Raúl Batlle). Para levantar el veto, quienes votaron la ley necesitan el apoyo de 18 senadores. Sin embargo, legisladores blancos confían en que no se alcanzará esta mayoría especial en base a negociaciones con Sartori y Batlle, quienes no apoyarían el levantamiento del veto, informaron fuentes del Partido Nacional a El País, que agregaron que así se desactivaría el rechazo a las observaciones del mandatario.

El proyecto en Diputados fue aprobado por 55 en 85 presentes: lo votaron las bancadas frentista (42) y cabildante (10), dos representantes blancos que trabajan junto a Botana (Carmen Tort y Marcos Portillo) y el del Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), César Vega. Aunque en sala alcanzaron los tres quintos de los presentes, si la coalición de gobierno logra que concurran todos los representantes a la sesión de la Asamblea General, a los promotores de la ley les faltaría cuatro votos para alcanzar los tres quintos, a los que se llega con 59 bancas.

En la reunión de coordinación de bancadas del martes, Bianchi anunció que, en acuerdo con los demás partidos de la coalición de gobierno, convocaría a la Asamblea General para el 6 de diciembre. Sin embargo, legisladores del Frente Amplio le presentaron una moción para que la sesión sea el 28 de noviembre, lo que ha sido descartado por la presidenta en ejercicio del cuerpo.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad