Publicidad

Ante críticas de relatora, gobierno sale al cruce de ONU y defiende combate a la explotación infantil

El presidente del INAU, Pablo Abdala, se mostró molesto con las afirmaciones de la relatora de ONU; dijo que dichos de relatora “son injustos” y “falsos”.

Compartir esta noticia
Pablo Abdala
Pablo Abdala, abogado y político uruguayo, presidente del INAU.
Foto: Estefania Leal

Redacción El País
La conclusión a la que llegó la relatora de Naciones Unidas (ONU) Mama Fatima Singhateh sobre que en Uruguay “está normalizado social y culturalmente” la explotación y el abuso sexual de menores cayó como un balde de agua fría en el gobierno.

“Injusto”, “falso” y “contradictorio” fueron algunos de los calificativos que utilizaron la vicepresidenta Beatriz Argimón y el presidente del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala, el pasado jueves cuando se reunieron con el representante de ONU en el país, Pablo Ruiz para plantearle su enojo y disconformidad.

“La relatora mantuvo entrevistas con muchos autores, conmigo estuvo más de una hora. Hizo visitas en centros nuestros en Paysandú y Rocha. Nos solicitó información complementaria... Pero para nuestra sorpresa el día de su partida hizo una conferencia de prensa con categóricas y rotundas afirmaciones alejadas de la realidad”, sostuvo Abdala en diálogo con El País.

La relatora visitó el país durante 10 días y al finalizar su estadía realizó una conferencia de prensa en la que cuestionó duramente la Ley de Tenencia Compartida, recientemente aprobada, porque “pone los intereses de un pequeño grupo de adultos por delante de los mejores intereses del niño”.

Y agregó que “la explotación y el abuso sexual de menores son extremadamente comunes en el país y están normalizados social y culturalmente”.

Abdala se mostró molesto con las afirmaciones. Y le planteó junto a la vicepresidente mantener un encuentro formal entre los representantes del gobierno y la autoridad máxima de Naciones Unidas en Uruguay. El jerarca aseguró que son “injustas, con el gobierno, pero sobre todo con el país, con la sociedad toda”.

“La relatora dijo que no eran suficientes las tareas de sensibilización. Es notorio que se hace un esfuerzo grande en este tema. No solo se capacitan en INAU los funcionarios sino que en ese ámbito hay programas para docentes, para el personal de la salud, entendiendo que muchas veces la captación de estas situaciones se dan en lo más diversos ámbitos de la sociedad”, sostuvo.

La molestia de Abdala, compartida por Argimón, llevó a que el pasado jueves por la tarde se las transmitieran al representante de Naciones Unidas en el país. Si bien los jerarcas aseguraron que no hubo un reclamo contra la labor de la Singhateh, esperan que puedan ser corregidos hacia el futuro a partir de un mayor conocimiento de la realidad uruguaya.

El presidente del INAU criticó además que durante la conferencia de prensa que dio la relatora incurrió en “contradicciones”. “Nos llamó la atención y se lo dijimos. Hubo varias contradicciones en sus dichos. Porque, por ejemplo, por un lado, reconoció aspectos jurídicos y que exista un plan de trabajo hacia el año 2028. Pero por otro lado, plantea que supuestamente normalizamos el tema y que no se adoptan medidas”.

Otro de los cuestionamientos hechos por la relatora días atrás fue que no considera “suficientes las tareas de sensibilización” sobre la explotación y abuso sexual de menores. Para Abdala “es notorio” que se realizan diversas acciones para atacar la problemática y enumeró las capacitaciones que brindan para los funcionarios del INAU y para actores de la educación y la salud.

“Hizo otras expresiones que rechazamos. Sobre el trabajo infantil dijo que ‘en Uruguay los niños son víctimas de las peores condiciones de trabajo infantil’. Que haya situaciones donde se abusa de los niños con el trabajo las hay y las combatimos”, indicó. Y agregó: “Lo otro que afirmó, que lo marqué como un error, es que en Uruguay no tenemos programas de egreso o autonomía de egreso para adolescentes. Hay una decena de convenios con organismos del Estado para hacer pasantías. Tenemos planes educativos vinculados a la educación formal y no formal para adolescentes que desertaron, tenemos planes de vivienda para que puedan acceder, aunque más no sea temporalmente, por dos años”.

“¿Es suficiente? Probablemente no, pero no se puede decir que no hacemos”, concluyó Abdala.

saber más

Ruiz advirtió “independencia” de relatora

El presidente del INAU relató a El País que el representante de ONU en Uruguay tomó nota de los cuestionamientos recibidos. Pero, aclaró que las afirmaciones hechas por la relatora se basan en la independencia que tienen los técnicos designados para esos informes. “Nos explicó que no es lo mismo cómo funcionan estos tipos de informes que los que se realizan desde el comité permanentes que evalúan bajo una modalidad diferente”, aseguró Abdala.

El referente de ONU, según dijo Abdala, “se comprometió a trasladar la inquietud” a la sede central.

El presidente del INAU remarcó que lo que le “llamó la atención” fue que más allá de valoraciones, que consideró “injustas”, el relevamiento que hizo la relatora era una primera etapa recopilando información para un informe que se presentará en marzo de 2024.

“Entendimos que era la primera etapa de investigación, no algo definitorio como para emitir conclusiones. Vamos a hacerle llegar información complementaria que nos solicitó, hay otra instancia donde va a hacernos una devolución y nosotros podremos formularle comentarios. Por eso nos sorprendió que las afirmaciones tuvieran ese grado de radicalidad. Si hubiera hecho menciones de que ‘teme’ que tal cosa suceda o si era en clave de duda podemos discutirlo, pero son de una rotundidad, no deja margen a la duda”, concluyó el jerarca nacionalista.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad