Publicidad

Instituto Técnico Forense analiza amenaza con la firma de la JUP frente a la casa de un activista

El colectivo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos informó que “de forma anónima arrojaron una bolsa con huesos” que incluía una nota con la consigna “sigan buscando”.

Compartir esta noticia
Marcha del Silencio 2023
Marcha del Silencio.
Foto: Juan Manuel Ramos/Archivo El País

Redacción El País
El Instituto Técnico Forense analiza el tipo de material que fue dejado el pasado fin de semana frente a la casa de un activista por los detenidos desaparecidos en la última dictadura cívico-militar. Se trataba de una bolsa que, presuntamente, contenía huesos y estaba acompañada de una nota con la firma de la Juventud Uruguaya de Pie (JUP).

Fuentes policiales indicaron a El País que a raíz de una denuncia radicada en una seccional de Montevideo, los forenses, acompañados de la Policía Científica, comenzaron a periciar el material con el fin de determinar si efectivamente son huesos los arrojados y, en caso de ser así, si corresponden a un humano, para después intentar identificarlos.

El caso motivó que en las últimas horas el colectivo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos emitiera un comunicado informando la situación. Según explicaron, el activista que recibió el mensaje en la puerta de su casa integra el colectivo La Casa de Óscar, cuyas principales actividades son en San Ramón, Canelones.

“Recibió una amenaza en su domicilio de Montevideo, donde de forma anónima arrojaron una bolsa de huesos y una nota que decía ‘Acá hay huesos. No en los cuarteles. Sigan buscando, giles’, firmado por la Juventud Uruguaya de Pie”. Precisamente, la JUP fue una organización civil que durante los 70 se presentó como la contracara de los movimientos de izquierda.

“Estos acontecimientos nos retrotraen a prácticas del pasado que buscan amedrentar a las compañeras y compañeros que dedican su tiempo a sentar las bases para que el Nunca Más Terrorismo de Estado deje de ser un mero proyecto político y se materialice en la realidad de un país que debe ser democrático, justo y cargado de memoria”, indicó Familiares.

“Estas narrativas y prácticas reflejan la impunidad latente que no hemos logrado desterrar”, declaró Madres y Familiares, que pidió “que se tomen todas las acciones necesarias para identificar a las personas responsables”.

También el colectivo La Casa de Óscar escribió en sus redes sociales que “este hecho violento, fascista y amenazante busca amedrentar la lucha por la memoria en San Ramón”, lucha que, entienden, “ha dado sus frutos” ya que el pasado miércoles la Comisión Honoraria de Sitios de Memoria, que depende de la Institución Nacional de Derechos Humanos, aprobó su solicitud de “declarar como sitio de la memoria el cuartel” de esa localidad.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad