INVESTIGAN ASESINATOS

“Si es para hacer una guerra se van a suspender”, dijo Heber sobre los clásicos de verano

El ministro del Interior dijo que se investiga cuál fue el móvil del asesinato del joven ocurrido este lunes en La Unión para determinar si tuvo que ver con enfrentamiento entre barras.

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, en conferencia de prensa. Foto: Estefanía Leal
El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, en conferencia de prensa. Foto: Estefanía Leal

Un adolescente de 17 años fue asesinado este lunes en el barrio La Unión y tanto la Policía como Fiscalía investigan si su muerte está relacionada con lo ocurrido en la madrugada del jueves pasado en la Vía Blanca, cuando se dio un tiroteo que terminó con tres hombres heridos, uno de los cuales murió en las últimas horas. El primero era hincha de Peñarol y el segundo, de Nacional.

A eso se sumó que este lunes comenzó a circular un audio que anuncia más muertes y que presuntamente fue grabado por Erwin “Coco” Parentini, integrante de la barra brava de Peñarol, que está preso por ser el autor intelectual de la muerte de Lucas Langhain, hincha de Nacional que fue víctima de un disparo durante festejos de su club en 2019.

Consultado sobre este tema, en conferencia de prensa, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, dijo que están al tanto del audio que circula, que se está verificando si pertenece a Parentini, pero aclaró: “No damos por cierto lo que afirma la grabación”.

El ministro señaló que lo principal es determinar el móvil del asesinato del joven en La Unión. “El audio es secundario”, dijo.

“Nos preocupa mucho este tipo de enfrentamientos”, dijo Heber en referencia a lo ocurrido en la Vía Blanca y al asesinato del joven ocurrido este lunes. “Estamos investigando y no descartamos nada”, afirmó, pero adelantó que la línea de investigación que se sigue indica que los casos no tendrían vinculación directa.

El ministro indicó además que preocupa que haya instancias en que se hacen amenazas y “se genera un clima adverso” en lo previo a los clásicos de verano, que se jugarán en algunas semanas. Además, calificó como “una barbaridad”, lo que ocurre con los enfrentamientos entre hinchadas, que llevan a que “muchachos jóvenes estén muertos por ser hinchas de un cuadro de fútbol”.

“Es absurdo hacer de esto una guerra, cuando tiene que ser una fiesta”, afirmó e informó que se reunirá con los presidentes de los clubes en lo previo a los clásicos de verano.

Consultado sobre la posibilidad de suspender el clásico, jugarlo sin público o cambiar su horario, dijo que todas esas esas alternativas están sobre la mesa. “Vamos a hacer el seguimiento del caso. Los partidos de fútbol son una fiesta, no una guerra. Y si es para hacer una guerra se van a suspender”, enfatizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados