Publicidad

Fiscal apunta a formalizar hoy a hombre detenido tras asesinato a guardia de seguridad en Carrasco Norte

Le dispararon con una escopeta y luego prendieron fuego la garita en el que él estaba; vecinos de la zona alertan por sucesivos episodios de inseguridad.

Compartir esta noticia
Caseta de seguridad en Carras
El guardia fue atacado en horas de la madrugada; luego de dispararle prendieron fuego la caseta con él adentro.
Foto: Francisco Flores/Archivo El País.

Durante la madrugada de ayer, un guardia de seguridad fue interceptado por un delincuente mientras trabajaba en un predio de las Canteras Montevideo, ubicado en el límite entre los barrios de Carrasco Norte y Bañados de Carrasco.

Según pudo saber El País con fuentes policiales, presumen que el móvil del ataque fue una rapiña. Tras haber robado la moto y el revólver del guardia, el delincuente efectuó un disparo de escopeta, que impactó en la cabeza de la víctima de 44 años, causándole la muerte.

Antes de huir hacia un terreno cercano, el agresor prendió fuego la garita con el hombre adentro. Más tarde el cuerpo fue encontrado por efectivos policiales.

Sobre las 9:30 horas, la Policía ingresó con orden de allanamiento a una casa donde se ubicó al presunto homicida -de 27 años-, deteniéndolo e incautándole elementos que lo vinculaban al crimen.

Entre ellos, se encontraban un revólver calibre 32 y las llaves de una moto -pertenecientes al guardia fallecido. Además, fue incautada una escopeta doble caño calibre 16, que fuentes policiales calificaron como “el arma homicida”.

Según pudo saber El País, el principal sospechoso habría robado la escopeta a su tío horas antes del ataque.

En la tarde de ayer se realizó el control de detención por parte del fiscal de Homicidios Carlos Negro, y se espera que en la jornada de hoy se lleve adelante una audiencia de formalización.

Vecinos

“La zona estaba bastante tranquila, pero ahora hay un poco de miedo”, declaró ayer a El País un vecino que, por temor, prefirió mantener el anonimato.

Si bien varios vecinos y trabajadores de la zona donde ocurrió el homicidio dijeron a El País que los conflictos “ocurren más hacia la Cruz de Carrasco” -barrio intervenido por el Ministerio del Interior-, también aseguran que “están siendo cada vez más frecuentes” en Carrasco Norte y Bañados de Carrasco.

“A veces la iluminación no funciona bien y caminar por la calle es ir a la boca del lobo”, dijo el sereno de una empresa de Carrasco Norte, que también aseguró que la relación con la gente es “muy buena”, y que se trata en su mayoría de “gente trabajadora”.

Con respecto al patrullaje, vecinos aseguran que “cada tanto” se ven móviles policiales, aunque “la mayor concentración está al acercarse a Camino Carrasco”.

Otro aspecto en el que coincidieron los residentes consultados fue en la aparición esporádica de personas ajenas al barrio y de “intenciones desconocidas”.

“Hace pocos meses se había instalado un grupito que andaba por la calle y robaban bicicletas o celulares”, contó un hombre, aunque aseguró que “ya parece que se fueron” de la zona.

Reclamo

Desde el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca), manifestaron a El País que trabajadores de la cantera donde ocurrió el homicidio “denunciaron varias veces que existen riesgos laborales”.

Consultado por El País, el presidente de Sunca, Daniel Diverio, dijo que “la idea no es hacer una cacería de brujas, sino buscar mejores condiciones de trabajo”.

“Se trata de un lugar bastante descampado y en muchas partes no tiene el cercamiento adecuado”, sostuvo Diverio, que aseguró que “muchas veces se ha metido gente”.

“No todos los que entran son ladrones, puede haber gente que va a buscar leña o personas pasando, pero se debe adecuar el entorno para prevenir los riesgos”, dijo.

Más allá del homicidio al guardia de seguridad, Diverio remarcó que “la principal preocupación” radica en “los altos niveles de violencia que se están registrando”.

“Cada vez se ven episodios más violentos y con mayor frecuencia”, concluyó.

Sindicato se moviliza y convoca un paro

En respuesta al asesinato de un guardia de seguridad en la madrugada de ayer, la Unión Nacional de Trabajadores de Seguridad Privada (Unatrase) anunció un paro de 24 horas. La medida comenzó a regir a partir de la noche del lunes, y se extenderá hasta las 22 horas de hoy.

“Trabajar ocho horas y volver con el salario a la casa se termina transformando en esto”, dijo en conferencia de prensa el vocero de la agrupación, Juan del Valle, haciendo referencia al homicidio.

Por su parte, el dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de Securitas (Sutrase), Darwin Parodi, dijo durante la conferencia que si bien “los guardias están preparados para enfrentar episodios violentos”, se trató de un “hecho muy chocante” que “genera conmoción”.

Además de la paralización en las actividades por 24 horas, desde el sindicato anunciaron una movilización que comenzará a las 10 de la mañana de hoy frente al ministerio del Interior. Según confirmó a El País el presidente de Sunca, Daniel Diverio, una delegación del sindicato de la construcción acompañará la medida.

“Se buscará entregar una nota con los hechos, y pedir una reunión con autoridades”, explicó Del Valle, que también dijo que la seguridad está “cada vez peor”.

Sumado a los planteamientos por el homicidio, el vocero dijo que buscarán “volver a poner sobre la mesa” que los trabajadores del sector están “buscando la instalación de una Comisión de salud laboral”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

homicidioCarrasco Norte

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad