Publicidad

Desde 2020, la Policía uruguaya capturó a 104 personas buscadas por la Interpol por delinquir en el exterior

Entre las 177 personas de nacionalidad uruguaya que cometieron delitos en otros países y se fugaron, y 121 prófugos de la Justicia local, son en total 298 los uruguayos con notificación roja de Interpol.

Compartir esta noticia
Interpol Uruguay
Interpol Uruguay.
Foto: Fernando Ponzetto

El 4 de setiembre de 2017 la Policía uruguaya tuvo uno de los mayores éxitos de su historia al lograr capturar a uno de los diez delincuentes más buscados en el mundo. Se trataba del mafioso italiano Rocco Morabito, requerido por su país de origen desde 1995 por actividades asociadas al narcotráfico.

El prófugo, con notificación roja de Interpol, estaba registrado en Uruguay bajo el nombre Francisco Antonio Capeletto Souza y vivía en una mansión de Maldonado. En 2019 ocurrió su polémica fuga de la Cárcel Central y siguió la incertidumbre hasta que Morabito fue recapturado en un hotel en el norte de Brasil. Ahora está en Italia cumpliendo una pena de 30 años de prisión.

Un año antes de su captura en Uruguay hubo otra detención que resonó a nivel internacional. En 2016 la Policía halló a Gerardo González Valencia, el líder del cártel mexicanoLos Cuinis” (asociado a la organización Jalisco Nueva Generación) y lo arrestó junto a una decena de personas a las que se las acusó de lavado de dinero en el país. El narco -cuñado de “El Mencho”, líder del CJNG- estuvo preso varios años en Uruguay y hace dos semanas fue condenado a cadena perpetua en Estados Unidos.

A mediados de 2021 también detuvieron al turco Faith Aydin, conocido por andar en una Ferrari blanca por las calles de Malvín Norte. Él y su hermano eran los líderes de una banda turca de estafadores que en 2016 creó un juego de venta de animales de granja . Así robaron un total de 500 millones de dólares a 80.000 personas. Faith fue capturado en Cuchilla Alta en la calle mientras utilizaba documentación brasileña bajo otra identidad.

Detrás de todas estas detenciones de prófugos estuvo el Departamento de Capturas Internacionales de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado (Dglcco) e Interpol.

Desde 2020 a la fecha, el Departamento ubicó y detuvo a 104 personas que tenían una notificación roja deInterpol por haber cometido delitos graves en el exterior y se encontraban en nuestro país. De este total 68 son uruguayos y 36 tienen otras nacionalidades.

Si bien el rol principal del departamento de Capturas Internacionales es identificar y detener a estos criminales que se encuentran en Uruguay, este grupo compuesto por 12 policías también se ocupa de brindar asistencia a las oficinas de Interpol de los demás países para lograr la captura de uruguayos que cometieron delitos en el extranjero y que están ocultos en otros países.

Este es el caso del narcotraficante Sebastián Marset, muy famoso por estos días, quien tiene una orden de captura internacional emitida por Paraguay. La Dglcco e Interpol le aportan información, como datos personales, organización y movimientos del uruguayo requerido, a la oficina del país que emitió la alerta.

Entre los extranjeros capturados en los últimos cuatro años hay un gran número de brasileños y argentinos debido a la frontera, aunque el resto varía: se han aprehendido bolivianos, paraguayos, chilenos, peruanos, venezolanos, dominicanos, mexicanos, cubanos, turcos, alemanes y sudafricanos. De todos modos, esto no quiere decir que hayan cometido los delitos en su país. Por ejemplo, algunos de ellos delinquieron en Brasil y huyeron hacia Uruguay.

“Son personas del exterior que están teniendo una vida normal con documentación falsa y generalmente intentan pasar desapercibidos. No es que llegan y cometen el mismo delito acá, entonces es un poco más compleja la investigación para llegar a buen puerto”, explicó el subcomisario Nelson Calvo, director de Capturas Internacionales.

Este fue el caso del sudafricano Dylan Dean Taljaard, que estaba prófugo de la justicia de Sudáfrica tras haber matado a su exnovia. El cadáver de la mujer fue hallado en un monte costero del país africano en 2014 y dos años después Dean Taljaard huyó de Sudáfrica como mochilero. El hombre, de 25 años, fue detenido en junio de 2021 mientras caminaba por la playa en La Pedrera (Rocha). Estaba indocumentado y antes había estado viviendo en Brasil.

En Uruguay, a diferencia de otros países de la región, la notificación roja de Interpol ya se toma como una orden de captura emitida por un juez. Es decir que en el momento en que se logra localizar al prófugo, la Policía uruguaya tiene la potestad de detenerlo. En otros países como Brasil o Paraguay aunque el criminal sea ubicado debe haber una orden judicial de detención a nivel nacional para capturarlo y para eso se deben recolectar las evidencias necesarias.

Según explicó Calvo, por lo general el número de uruguayos capturados en nuestro territorio (68 de 2020 a la fecha) es mayor que las capturas de personas de otras nacionalidades porque muchas cometen un delito en el exterior y vuelven a su país de origen para ocultarse de la Justicia de forma más segura.

En la página de Interpol, centralizada por Francia, hay un resumen de por qué Uruguay atrae a criminales: “La ubicación estratégica de Uruguay es atractiva para las organizaciones criminales transnacionales que desean realizar operaciones de contrabando en la región o para el tráfico con destino a otros continentes”. Interpol menciona, asimismo, que Uruguay tiene el desafío de combatir el lavado de activos y el ciberdelito.

Operativo policial en Cárcel Central por fuga de Morabito. Foto: Francisco Flores

Los celestes que nos dejan mal parados

Interpol está en busca de 177 personas de nacionalidad uruguaya que cometieron delitos en otros países y se fugaron, por lo que son requeridas con alerta roja por la Justicia de esas naciones. Estos ciudadanos, pueden encontrarse en cualquier lugar del mundo.

Asimismo, hay 121 uruguayos que cometieron delitos en Uruguay y están prófugos de la Justicia local, que fue la que emitió la orden de captura internacional. Es decir que en total son 298 los uruguayos con notificación roja de Interpol vigente.

Del total de alertas, 44 se hicieron públicas y la información ha sido difundida por Interpol. Veintidós de ellos han cometido homicidios agravados y cuatro muy especialmente agravados. En ocho de los casos las personas cometieron delitos sexuales, cinco son buscados por tráfico de drogas y tres pertenecen a organizaciones delictivas.

Alertas rojas

En lo que va de 2023 hubo 16 detenciones

El Departamento de Capturas Internacionales de la Policía Nacional detuvo a 16 requeridos con alerta roja por Interpol en lo que va del año. Luego de semanas de trabajo de Inteligencia, con mecanismos que no se pueden revelar a la prensa, el equipo lanzó un operativo para capturar a estos delincuentes prófugos en otros países.

Una vez que las oficinas de Interpol informan que hay indicios de que el criminal está escondido en Uruguay, la Policía investiga para dar con su paradero.

El comisario mayor Danilo Alzamendi, director de la Dglcco e Interpol, dijo a El País que los números de capturas internacionales de los últimos cuatro años “son muy buenos”, aunque siempre la intención de esta dirección es “redoblar los esfuerzos” para ubicar y detener a más delincuentes requeridos a nivel internacional.

La última captura se dio el 1° de agosto, cuando la Policía uruguaya logró dar con un delincuente argentino que estaba requerido en Brasil por pertenecer al Primer Comando Catarinense, el grupo criminal más grande del estado de Santa Catarina, que está ubicado al norte de Río Grande del Sur y abarca a ciudades como Florianópolis y Camboriú.

El grupo está acusado de tráfico de drogas, asaltos, secuestros y asesinatos, y se expandió hacia otros estados e incluso traspasó fronteras, ubicando bases en otros países de la región.

El ciudadano argentino, de 25 años, fue aprehendido en un operativo en Salto en 2021 y cumplió su detención en el Penal de Libertad. Salió de la cárcel el 30 de julio, tras cumplir su condena, pero inmediatamente fue detenido, luego de que Interpol recibiera una alerta roja proveniente de Brasil.

El 31 de mayo de este año capturaron a otro ciudadano argentino de 73 años en la ciudad de Maldonado. El criminal está vinculado al cártel “Los Cuinis”, al que pertenecía Gerardo González Valencia, y tenía orden de captura internacional de Interpol a pedido de Argentina, donde se lo investiga por el lavado de activos.

La Justicia argentina entiende que este ciudadano trabaja para Los Cuinis desde hace más de una década y que era el encargado de lavar el dinero del Cartel Jalisco Nueva Generación en el sistema financiero argentino. Luego de la detención compareció ante la Justicia uruguaya, que investigará si el hombre cometió delitos en nuestro territorio, para luego efectivizar su extradición a Argentina.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Interpolnarcotráfico

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad