INFRAESTRUCTURA

Las obras del nuevo tren para UPM preocupan a los vecinos

La reconstrucción del ferrocarril central es una de las prioridades del 2018.

El gobierno recibirá los proyectos de licitación en abril. Foto: D. Borrelli
El gobierno recibirá los proyectos de licitación en abril. Foto: D. Borrelli

sin tren no hay UPM. Sin UPM el Uruguay se queda sin la inversión más grande de su historia. Sin esa inversión el país pierde la posibilidad de generar varios puestos de trabajo. Pero todo tiene su costo. Para lograr la viabilidad de la segunda planta de UPM el gobierno deberá garantizar la inversión del ferrocarril y evitar conflictos con los vecinos que están ubicados en los terrenos aledaños a la vía.

Es que el nuevo sistema ferroviario tendrá características inéditas para el país. Desde su velocidad y tamaño, hasta su frecuencia de pasaje, el nuevo ferrocarril central permitirá a Uruguay colocar a ese sistema de transporte en estándares del siglo XXI.

El Poder Ejecutivo presentó sobre fin de año los pliegos de la licitación internacional y espera recoger las ofertas en abril próximo. Dentro del proyecto está planteado un nuevo trazado de la vía, para reducir curvas, agilizar el sistema y evitar mayores impactos urbanos. En ese plan se determina la expropiación de 225 padrones a lo largo de todo el recorrido.

Esto ha generado preocupación en los vecinos a los que comprenden esas expropiaciones. Equipos del Poder Ejecutivo ya visitaron en varias oportunidades a las familias a las que se les pagará para expropiar sus terrenos.

Sin embargo los vecinos transmitieron a las autoridades locales su discrepancia por la falta de información, y hasta en algunos casos datos contradictorios.

El director de la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) Alfonso Lereté, que representa a la oposición política en la empresa estatal, dijo a El País que planteó el tema en el directorio tras una reunión con vecinos de Florida.

"Hay una gran preocupación de los vecinos, pero la preocupación no va tanto por lo que se hará, sino que es una preocupación por falta de información e información contradictoria. Acá estamos hablando de muchas familias a las que se les va a expropiar su hogar y la incertidumbre obviamente que genera desconcierto", explicó el jerarca.

Carolina Suárez integra una de las familias a las que les anunciaron que su terreno será expropiado porque por allí pasarán las obras para el nuevo ferrocarril.

Su casa está en el kilometro 107 de la Ruta 5, a unos diez kilómetros de Florida. "Donde nosotros vivimos hay una curva que es bastante pronunciada, desde el año pasado nos estábamos preparando para convivir con el proyecto del tren, pensando que la curva se iba a eliminar, o modificar, pero nos han dicho que no es el plan", comentó a El País.

"Somos un par de familias afectadas con padrones chicos, de una y dos hectáreas. Y la verdad que estamos preocupados y molestos porque no se han contemplado las soluciones que hemos presentados", dijo la vecina.

Al recibir a las autoridades que visitaron su padrón comentaron que a 100 metros hay un campo que ya es propiedad del Estado y solicitaron que la vía se redireccione hacia allí, suavizando la curva.

Otra de las preocupaciones de los vecinos es que no se les ha estimado una fecha en la que se efectuará la expropiación, ni cuanto será el monto que recibirán a cambio. "La desinformación es muy grande, incoherencia entre lo que dicen los equipos que vienen a visitarnos. Vemos que ni ellos están seguro de lo que están diciendo", explicó Carolina Suárez.

Las obras del nuevo tren implicarán, incluso, demoler refacciones de obras recientemente realizadas. El diario El Observador publicó esta semana que una chacra policial de Florida que fue remodelada en 2017 está comprendida en el plan de expropiaciones y deberá ser demolida parte de ella.

Allí están recluidos presos de baja peligrosidad. Allí hacen trabajos en una carnicería y panadería, cuyos locales deberán ser demolidos.

El nuevo tren.

La obra de reconstrucción del ferrocarril central comprenderá el tramo que une Paso de los Toros con el Puerto de Montevideo.

Los costos de la obra fueron estimados en US$ 800 millones. La estimación original era de US$ 1.000 millones, pero se resolvió eliminar algunos de los "by pass" para bajarlos en US$ 200 millones. El gobierno tiene el conocimiento de varias empresas internacionales interesadas en presentarse. Las firmas son de origen chino, español, alemán, y francés.

Si bien el nuevo sistema ferroviario será utilizado por diferentes empresas, UPM será la encargada de comprar y manejar sus propias locomotoras y vagones. Para eso le pagará al Estado un canon, por concepto de peaje.

El nuevo trazado del ferrocarril abarca 273 kilómetros, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una decena de carriles secundarios para cruces de trenes, un tramo para acceso industrial y algo más de 40 puentes. Este proyecto será realizado bajo la modalidad de Participación Público-Privada (PPP).

Una encuesta de opinión de la consultora Cifra determinó que 97% de los habitantes de la zona que comprende el proyecto ferroviario entendió que será positivo para el país.

El nuevo sistema ferroviario permitirá aumentar la velocidad en la que transitan los trenes a un promedio de 80 kilómetros por hora. Actualmente la velocidad de los mismos en el país no supera los 30 kilómetros por hora.

El ministro de transporte, Víctor Rossi, explicó en varias oportunidades que está obra implica transformar a un sistema de transporte que hoy está operando como en el siglo XIX a los mejores estándares del siglo XXI.

Las pasteras capacitan a su personal.

La segunda empresa de celulosa que se instaló en Uruguay, Montes del Plata, definió una serie de cursos de capacitación para profesionalizar el sector.

Los planes fueron realizados en coordinación con el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), recientemente entregaron los primero diplomas a los egresados en "Operador en Cosecha Forestal de Harvester y Forwarder".

El curso comprendía una parte teórica y otra practica, donde se resaltó un fuerte componente de capacitación tecnológica.

Los egresados estarán capacitados para operar maquinaria altamente especializada, Harvester (cosechadora) y Forwarder (autocargador), y complementarán su formación con prácticas laborales de un mes de duración en las empresas UPM y Montes del Plata.

Estas maquinarias son de alta especialidad y requieren de un alto conocimiento técnico y de salud laboral.

En el plan participaron 20 personas de entre 20 y 40 años que viven en la zona de Quebracho y fue realizado en el marco del trabajo conjunto del Comité Departamental de Empleo y Formación Profesional, las empresas forestales UPM y Montes del Plata, la Asociación Civil de Quebracho y la ONG Programa Cardijn.

Estas organizaciones fueron las que articularon las necesidades de empleo y formación de la comunidad comprendida en los proyectos forestales y pasteros, la demanda de las empresas y los recursos del Estado para promover el empleo y el desarrollo local.

El gerente forestal de Montes del Plata, Diego Carrau, señaló la importancia de apostar a una industria que genera empleo de calidad y oportunidades de crecimiento.

"El rubro forestal se encuentra en plena expansión y es fundamental contar con personas calificadas. Por ello celebramos y apoyamos este tipo de iniciativas", afirmó.

Inefop planea organizar otros cursos para los potenciales proyectos forestales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)