Publicidad

Violación grupal en Colonia: fiscal identifica a un segundo agresor

Abogado pide libertad para primer imputado; según el relato de la víctima hubo un tercer atacante, pero todavía no hay rastros de él.

Compartir esta noticia
Patrullero de Policía en calles de Colonia del Sacramento
Patrullero de Policía en calles de Colonia del Sacramento.
Foto: Fernando Ponzetto

En setiembre del año pasado, una joven concurrió a una fiesta privada en la zona de El Caño, paraje semirural situado en las inmediaciones de Colonia del Sacramento.

En la fiesta hubo una pelea y la joven se encerró en un baño como forma de escape. Poco después, otras personas la encontraron llorando y ella les contó que había sida violada por tres hombres dentro de ese baño.

Uno de los jóvenes, de 18 años y carente de antecedentes penales, fue reconocido por la víctima. Poco después y a pedido de la Fiscalía, la Justicia formalizó la investigación en contra del sospechoso por un delito de abuso sexual especialmente agravado (violación).

En febrero de este año, el fiscal Leonardo Dugros asumió la titularidad de la Fiscalía de Colonia y comenzó a buscar pruebas para poder identificar a los otros dos agresores. “La chica siempre dijo que habían sido tres personas los que abusaron de ella. Y reconoció al joven que hoy enfrenta una prisión preventiva”, explicó el fiscal a El País.

¿Cuáles fueron las pruebas presentadas por la Fiscalía para formalizar la investigación contra el joven de 18 años?

Dugros, quien asumió poco después de la audiencia de formalización, las enumeró: la declaración de la víctima, la pericia psicológica a la joven, dos estudios forenses y testimonios de personas que se encontraban en la fiesta.

Según el fiscal, testigos señalaron en la Fiscalía que vieron al imputado acosando a la joven durante la fiesta, en momentos previos a la pelea.

Dugros expresó que hay un video donde se observa al hoy imputado entrando al baño donde se había escondido la víctima. Por esos motivos, explicó el fiscal, pidió a la Justicia la prisión preventiva del indagado.

En una audiencia realizada el 8 de marzo pasado, el fiscal Dugros solicitó a la Justicia la extensión de la prisión preventiva para el joven por 120 días, con el propósito de continuar la investigación para identificar a los otros dos supuestos agresores. Dicha prórroga finalizará el 8 de julio de este año.

Durante la audiencia, la defensa del joven recurrió la prórroga de la medida cautelar de prisión preventiva ante a lo cual un tribunal la ratificó.

Dugros ordenó también a la Policía una serie de diligencias reservadas para poder identificar a los otros hombres que participaron en el abuso sexual. Las investigaciones dieron sus frutos, según el fiscal. Uno de ellos fue identificado por lo que Dugros solicitó a la Justicia medidas de no acercamiento a la víctima para esa persona.

“Todavía no pedí a la Justicia la imputación de ese hombre. Pero esa segunda persona ya fue identificada por la propia víctima”, reiteró Dugros.

El fiscal sostuvo que se concentró en buscar suficientes evidencias para confirmar la presencia de ese segundo sospechoso en el baño, ya que se le hizo muy difícil ubicar al tercer sujeto. Dugros reconoció que nada indica que éste pueda aparecer después de tanto tiempo de investigación.

¿Qué vinculo hay entre los dos jóvenes bajo investigación?

Según el fiscal, el imputado que enfrenta hoy una prisión preventiva es amigo del otro sujeto que aún no fue imputado.

dato

“No hay huellas físicas de abuso”

Como prueba de su teoría del caso, el abogado del joven imputado, Enrique Erramuspe, presentó un estudio realizado por el médico Guido Berro, uno de los forenses de mayor prestigio del país. Berro estudió las pericias técnicas realizadas a la joven.

En su informe, Berro sostuvo que “es esperable” que la penetración reiterada y forzada de tres masculinos a la víctima de pie y en un sitio pequeño “ocasione en su físico huellas evidentes y ostensibles” al examen médico forense, tanto en lo extragenital como en lo genital. Pero, agregó, “no se encontraron lesiones en el examen médico forense realizado al día siguiente de los hechos. Se usaron hisopos de algodón para buscar semen. El resultado fue negativo”, expresó Berro.

En conclusión, dijo, “no existen elementos médicos-forenses que puedan confirmar la existencia de penetraciones genitales por tres sujetos sobre la víctima en las circunstancias denunciadas”.

Libertad

El abogado del joven en prisión preventiva, Enrique Erramuspe, quien asumió el caso hace poco tiempo, presentó un escrito en el Juzgado Penal de Colonia de 1° Turno solicitando la modificación de la medida cautelar para su defendido. Esto es, que el joven pase de una prisión preventiva a un arresto domiciliario.

Tras advertir que no compartía la imputación de abuso sexual impuesta a su cliente, Erramuspe defendió la inocencia de su defendido.

El defensor recordó que para lograr la formalización y la prisión preventiva de su cliente, la Fiscalía argumentó la existencia de elementos de convicción suficientes sobre la participación del imputados en los hechos investigados, la existencia de peligro de fuga, entorpecimiento de la investigación, así como la gravedad del delito y el riesgo para la seguridad de la víctima o para la sociedad.

El defensor señaló que dicha fundamentación “no resulta apropiada ni suficiente” como para desvirtuar el principio de inocencia establecido en la Constitución de la República, por el cual todo individuo tiene derecho a guardar su sentencia en libertad. “Por ello solicitamos disponer la libertad ambulatoria o acceder al arresto domiciliario del impuesto”, reiteró Erramuspe.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Abuso sexualviolación

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad