CAUSA POR DELITOS SEXUALES

Operación Océano: qué dicen los chats entre dos de las principales protagonistas sobre cómo robar a adultos

Nuevos chats revelan que dos protagonistas de la Operación Océano discutían sobre la mejor forma para robar a hombres adultos en fiestas electrónicas.

La Operación Océano es la mayor investigación penal de la historia: tiene 32 imputados y 20 víctimas; habrá más procesamientos. Foto: Estefanía Leal
La Operación Océano es la mayor investigación penal de la historia: tiene 32 imputados y 20 víctimas; habrá más procesamientos. Foto: Estefanía Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Cómo hacer dinero rápido y sin riesgo. Ese fue el eje de las conversaciones entre dos jóvenes, una de ellas menor de edad, que hoy figuran como víctima y testigo de la Operación Océano. Los chats, que se encuentran en la carpeta fiscal, revelan, además, que las chicas participaron en encuentros sexuales con adultos en Buenos Aires, Cuzco, Salta y Montevideo. Cuando los hombres les preguntaban qué querían a cambio, las jóvenes señalaban que pretendían “salir de compras” o “alguna gratificación”.

Sus preferencias, señalan en las conversaciones a las que accedió El País, eran bolsos Louis Vuitton, perfumes franceses y zapatos de marca. En uno de los chats, una joven de 20 años y una amiga hablan sobre cómo desvalijar adultos asiduos a fiestas electrónicas.

Chica 1: Y les cobramos 1.000. Y los drogamos igual. Les ponemos algo en el vaso. Y fue (emoticones con gatos que sonríen). Billetera al baño plata y billetera a la basura. Es hacer esa. Podemos sacar 25 mil pesos hoy amiga.

Chica 2: En serio?

Chica 1: Sí amiga. Dos veces. El último boliche fue de “techo” (ganancias altas). Rescaté 10 lucas. Y no me pasó nada. Los mejores lugares son las fiestas electrónicas porque están drogados. Y ahí see reee hace.

Chica 2: Amiga eso es muy jugado. Si hacés las cosas desesperada, no va a salir bien.

Otros chats tienen como protagonista a la principal víctima de la Operación Océano, hoy mayor de edad. En sus viajes al extranjero con su familia, la entonces adolescente accedía a los requerimientos de adultos, hoy investigados por la Justicia uruguaya.

Adulto: Hola había recibido hace un tiempo un mensaje tuyo. Era por sugardaddy (Papi Dulce). Buscas uno?

Víctima: Buenas noches, sí.

Adulto: Sigues interesada?

Víctima: Sigo buscando.

Adulto: Qué bien entonces podíamos encontrarnos para charlar algún día?

Víctima: Sí, podría ser. Podrías contarme sobre ti?

Adulto. Casado 2 hijos profesional 51. Gerente. Y tú qué esperas y qué querés de la relación? Así puedo saber y complacer.

Víctima: Espero encontrar a alguien, poderlo ver con frecuencia al menos una vez a la semana y que me ayude económicamente o me dé regalos. Si eres casado soy muy discreta.

Adulto: Ok buenísimo me encanta eso. Podemos seguir en otro momento. Ahora estoy complicado. Gracias por entender. Contá conmigo.

Víctima: Claro, te entiendo. Hablamos después. Que tengas linda noche, besos!

Adulto: Gracias.

Víctima: Buenos días. Estás?

Adulto: Hola!! Te pido mil disculpas es que ando siempre a mil. No puedo contestar ahora. Estoy casado. Dime cuánto dinero querés por encuentro y cuándo podemos salir. Beso.

Víctima: Entiendo perfectamente tu situación y ofrezco total discreción. Por encuentro 100 dol.

Adulto: Te puedo dar $ 4.000 porque no tengo dólares.

Víctima: Genial.

En otro chat con otro adulto, la joven dice que es mayor de edad y advierte que tiene una cédula “trucha” que le permite ingresar a hoteles.

Adulto: Acá pirata de Seeking (página web de encuentros).

Víctima: Hola Cómo estás?

Adulto: Bien. Tu idea es hacer un encuentro?

Víctima: Sí.

Adulto: Y por cuántos $$?

Víctima: Me gusta ir de compras.

Adulto: Pero q querés comprar?

Víctima: Me gustan los bolsos. Perfumes etc. Ropa.

Adulto: No creo q pueda tanto. Perdón.

Víctima: Todo eso junto no. Decía como ejemplo.

Adulto: Yo puedo una sola cosa. Un bolso. De cuánto? Perdón pero esta difícil acá jaja.

Víctima: Si no, me sirve ayuda económica.

Adulto: Y cuánto sale el bolso? Es mejor ya que así lo puedo pagar con tarjeta de crédito.

Víctima: Me gustan Louis Vuitton.

Planteo de la Fiscalía.

A mediados de este mes, la fiscal de Delitos Sexuales, Darviña Viera, presentó a la jueza del caso, Beatriz Larrieu, una solicitud de prórroga de la investigación de la Operación Océano. La fiscal argumentó diciendo que se trata de una megacausa con 32 imputados y 20 víctimas, y agregó que faltaban las declaraciones anticipadas de las damnificadas.

Según Viera, resta solicitar al Instituto Técnico Forense (ITF) pericias para víctimas y algunos procesados. Advirtió que el análisis del voluminoso expediente -1.500 Gigas- se transformó en un “verdadero desafío” para los investigadores.

La fiscal de Delitos Sexuales, Darviña Viera, desmintió las afirmaciones de las defensas sobre que les ocultó datos. Foto: Francisco Flores
La fiscal Darviña Viera dijo que faltan pruebas por recolectar. Foto: Francisco Flores.

En estos días, los abogados defensores de los imputados entregan escritos a la jueza Larrieu en los que rechazan la extensión de la investigación penal, argumentando que la Fiscalía tuvo tiempo suficiente para indagar sobre los hechos.

El vicepresidente de la Asociación de Abogados Penalistas, Eduardo Sasson, dijo a El País que el artículo 265 del Código del Proceso Penal establece que solamente se podrá extender el plazo de la investigación en casos excepcionales y debidamente fundados. “En este caso, lisa y llanamente, (la Fiscalía) no cumple con ninguno de ambos requisitos. La Fiscalía vagamente se ampara en dificultades totalmente atribuibles a su propio proceder”, dijo Sasson.

A su juicio, existen “múltiples contradicciones” entre las declaraciones de la fiscal ante la prensa, ya que manifestó tener todas las evidencias prontas. A su vez, dijo Sasson, la Fiscalía pide una prórroga de la investigación argumentando “cuestiones absurdas”, como la imposibilidad de acceder a las partidas de nacimiento de las víctimas, trámites que no demoran más de 24 horas.

Los abogados Martín Frustacci y Nicolás Pereyra, defensores de un exjuez penal y de un profesor de Derecho Administrativo imputados, dijeron a El País que se opondrán a la prórroga solicitada por la fiscal.

Ambos penalistas consideraron que tienen como garantía estar sometidos a una investigación diligente y que esa falta de eficacia no puede ser usada como pretexto para prorrogar la indagatoria.

Frustacci recordó que la fiscal alegó que faltaban declaraciones de víctimas y expresó que no hay elementos que hagan presumir que esas personas concurran a testificar.

Dijo que la Justicia tiene pedidos de nulidad de la investigación, lo cual puede hacer caer la prórroga pedida por la fiscal.

Víctima declaró en Fiscalía que no hubo intercambio con empresario
Audiencia judicial por la Operación Océano. Foto: Francisco Flores

Ignacio Durán, abogado del empresario Nicolás Chirico, se desmarcó en su escrito de la posición esgrimida por otros defensores.

Para Durán, la jueza Beatriz Larrieu debe hacer lugar al pedido de la fiscal de Delitos Sexuales, Darviña Viera, de que se le conceda una prórroga de un año de la investigación sobre la Operación Océano.

En su escrito, Durán afirma que el planteo de Viera es “sumamente lógico” y “ajustado a derecho”. Sin embargo, el abogado penalista advierte que no puede dejar de señalar que, por su “propia tozudez”, el Ministerio Público hoy padece un problema de plazos y por ello pide una prórroga. “Hubiera sido más práctico (por parte de la Fiscalía) discernir entre determinadas conductas delictivas individuales que son claramente disímiles y tener una causa menos voluminosa en cantidad de formalizados, en evidencias por recolectar, pericias a solicitar y contar con salas de audiencias adecuadas por la pandemia”, expresa el documento.

Durán agrega que si el número de indagados fuera menor, la Fiscalía hoy no necesitaría una prórroga del plazo de investigación.

Para el penalista, la “tozudez” de la Fiscalía surge de la propia declaración de la víctima ante la fiscal adscripta de Delitos Sexuales, Giuliana Realini. “Lo conozco a Chirico. Pero no lo conocí en ninguna de las páginas de encuentros. Lo conocí en una fiesta”, explica la víctima.

Y agrega: “Pero con él nunca hubo intercambio ni nada. Ni siquiera sabía que nos... que hacíamos esto”.

Ante una pregunta de la Fiscalía, la víctima reconoce que mantuvo relaciones sexuales con el empresario pero sin paga. “A él le pedíamos entradas (a eventos). Pero no era intercambio. Él nos las mandaba cuando se las pedíamos, pero nunca arreglamos un intercambio”, dice la víctima según el escrito de Durán.

Encontraron el archivo que creían perdido

El supuesto faltante de un archivo de Operación Océano llevó a una investigación interna, otra penal y a la separación del cargo de cuatro policías de Delitos Informáticos. Esos agentes trabajan hoy en otros puestos. Dicha dirección extrajo datos de 50 celulares de víctimas e imputados. La computadora policial demora tres días para procesar cada celular. Cuando se supo que a los defensores les faltaba un archivo relacionado con uno de los celulares de la víctima, un policía lo buscó en la computadora “madre”. Lo encontró guardado en una carpeta distinta a la de Operación Océano. No se perdió, afirmó una fuente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados