Publicidad

Fiscalía va tras ruta del dinero en el caso Aguiar; levantarán secreto bancario del empresario

Dos fiscalías especializadas investigarán si el empresario cannábico ultimado por su expareja, Romina Camejo, poseía bienes ocultos mediante testaferros y dinero en sus cuentas bancarias.

Compartir esta noticia
Alta gama: en la lujosa mansión La Maison se encontraron numerosos autos de altísimo valor
Dos fiscales especializados indagarán bienes y dinero de Aguiar.
Foto: Estefania Leal

Al empresario Gonzalo Aguiar le gustaba ostentar. Vivía en una de las mansiones más imponentes de Punta del Este, veraneaba en una casa en José Ignacio y, algunos fines de semana, salía a navegar en un crucero de unos 11 metros de eslora (largo).

Aguiar era un vendedor nato, según lo describieron a El País fuentes de su entorno. Ejecutivo de una empresa canadiense, arribó a Uruguay con el propósito de “crear la mayor producción de cannabis del continente” en Salto.

Eso ocurrió en 2020. Tres años más tarde, la empresa está en concurso de acreedores, Aguiar fue ultimado de varios disparos en el pecho por su expareja, Romina Camejo, en la madrugada del lunes, y los inversores canadienses reclaman una suma que oscila entre US$ 10 y 20 millones.

Una fiscalía especializada en delitos económicos y otra en lavado de activos investigan si Aguiar cometió delitos como estafas, ocultamientos de bienes, usurpaciones de títulos y eventual uso de testaferros.

En la tarde de ayer, el fiscal especializado en Delitos Económicos de 3er Turno, Gilberto Rodríguez, ordenó la formación de una pieza separada y la envió al fiscal especializado en Lavado de Activos, Enrique Rodríguez, para que investigue si Aguiar lavó dinero.

Mientras tanto, el fiscal Gilberto Rodríguez indaga una denuncia de supuesta estafa radicada por abogados uruguayos en representación de los ejecutivos canadienses. El monto del eventual desfalco podría alcanzar los US$ 20 millones.

Lamborghini que quedó en la puerta de la casa donde fue asesinado Gonzalo Aguiar. Foto: Ricardo Figueredo/El País
Lamborghini que quedó en la puerta de la casa donde fue asesinado Gonzalo Aguiar.
Foto: Ricardo Figueredo/El País

Para su indagatoria Rodríguez pidió levantar del secreto bancario para conocer si Aguiar poseía dinero en sus cuentas.

En forma paralela, el fiscal recibió ayer a los abogados de la empresa canadiense que presentaron denuncia en la Fiscalía por supuestos ilícitos cometidos por Aguiar en el manejo de los fondos de la iniciativa cannábica Boreal, ubicada en Salto. Los profesionales pretendían conocer el avance de la investigación.

La residencia en la que vivía (y de la que era propietario) Aguiar, la reconocida mansión La Maison en Punta del Este, está valuada en US$ 5 millones. Los autos en los que se movía también eran de un alto costo ya que acostumbraba transitar en un Lamborghini y en una camioneta Mercedes Benz.

Según trascendió en Punta del Este, el Lamborghini estuvo semanas parado por una rotura y está embargado a nombre de la esposa de Aguiar que vive en Canadá.

El parate que sufrió el auto de alta gama muestra que, en los últimos tiempos antes de ser ultimado, las cosas no iban bien para Aguiar. “Se investigará si hubo lavado de activos, transferencias de dinero y eventual ocultamente de bienes a nombre de terceros. Se procurará saber qué pasó con la elevada suma de dinero supuestamente desaparecida”, señaló una alta fuente de la investigación a El País.

Casa donde ocurrió el homicidio de Gonzalo Aguiar, asesinado por su expareja.
Autos de alta gama, mansiones y una vida a todo lujo caracterizó al empresario Gonzalo Aguiar.
Foto: Ricardo Figueredo

Ostentación

Una fuente cercana a Romina Camejo contó detalles de la relación de tres años que la joven vivió con Aguiar.

Se conocieron cuando Camejo tenía 23 años y soñaba con una carrera artística. En varias ocasiones salió en comparsas dirigidas por un conocido productor carnavalero y trataba de abrirse paso como cantante.

Aguiar se contactó con Camejo y le ofreció ser su manager. En Maldonado trascendió que la llevó a cantar a un conocido festival para que se hiciera conocer. El romance surgió enseguida y ella lo presentó a sus familiares.

La relación duró tres años con varias separaciones en el medio debidas a cuestiones de celos y de género, señaló una fuente del caso.

En cada separación, la joven volvía a la casa de sus padres en Montevideo. A la semana o dos, Aguiar viajaba a Montevideo a reconquistarla. Luego, la agasajaba con buenos autos. Los familiares de Camejo no sabían si esos vehículos eran de Aguiar o si los alquilaba.

En una ocasión, Aguiar simuló una falso secuestro de uno de los sobrinos de Camejo que trabajaba con él en la empresa cannábica, según las fuentes. Lo encerró en un hotel junto con su joven pareja. Luego le sacó una foto con una capucha. En la imagen se pedía un rescate porque supuestamente el muchacho debía dinero a una “boca” de drogas. Esa foto llegó a los familiares de Camejo. La joven pidió a su marido que intercediera y él “solucionó” el secuestro. Así se acercaba más a su pareja.

Para lograr su admiración, Aguiar contrató a actores para que se hicieran pasar por amigos de él y, en una reunión, contaron a la joven que él había integraba la Navy Seal, una unidad de elite de la marina estadounidense. Nada era verdad.

Además

El caso no se cerró: fiscal indaga legítima defensa u homicidio

En una audiencia realizada el martes, el fiscal de Maldonado, Sebastián Robles, trasmitió al juez Sebastián Amor que iba a pedir medidas limitativas para la joven Romina Camejo como cierre de fronteras, retiro de documentos y prohibición de salir de Montevideo. Camejo aguardará en libertad mientras dure la investigación fiscal.

Según supo El País, el fiscal Robles espera que las pericias científicas -en los celulares y cámaras de seguridad, entre otras- brinden información acerca de qué sucedió pasadas las cuatro de la mañana del lunes en la casona donde vivía Camejo, tras separarse del empresario cannábico Gonzalo Aguiar.

Aguiar llegó a la casa de Camejo en una camioneta Mercedes Benz acompañado por una mujer. Irrumpió en la vivienda donde residía su expareja junto a su bebé de siete meses. En el lugar también vivía un amigo de Aguiar y sus dos hijos.

Camejo, que sabía tirar con un arma de fuego, tomó una pistola nueve milímetros y le disparó varios tiros en el pecho. Aguiar murió.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad