Publicidad

Expareja de Aguiar aseguró tener miedo a sufrir represalias; aguardará investigación libre, pero no puede salir del país

El asesinato de Gonzalo Aguiar conmocionó a Punta del Este por la brutalidad con que fue ultimado. Su expareja reconoció haberlo asesinado en defensa propia y la Justicia determinó medidas para continuar con el caso.

Compartir esta noticia
Ayer se realizó la audiencia judicial en la que el juez Amor determinó medidas para la expareja del empresario
Ayer se realizó la audiencia judicial en la que el juez Amor determinó medidas para la expareja del empresario
Foto: Ricardo Figueredo

La audiencia en el juzgado penal de Maldonado demoró cinco minutos. Sin maquillaje y vestida con un buzo gris, jogging negro y championes deportivos, Romina Camejo lloró durante toda la instancia judicial dirigida por el juez penal de 4° Turno de Maldonado, Sebastián Amor.

Cuando el fiscal Sebastián Robles anunció que en el marco de la indagatoria por la muerte del empresario Gonzalo Aguiar -dueño de La Maison- iba a pedir medidas limitativas y no la formalización de la investigación, Camejo cruzó las manos y comenzó a rezar esperando el dictamen del juez.

El magistrado hizo lugar al pedido fiscal y del cuerpo de Romina salió un profundo suspiro de alivio. Con las lágrimas que la acompañaron durante toda la audiencia, la joven hizo un gesto de agradecimiento a su abogado Camilo Silvera con la cabeza. El defensor retribuyó el saludo.

Romina Camejo, quien confesó haberle disparado a su expareja, no podrá salir del país ni de Montevideo donde fijó residencia, verá su pasaporte retenido y no podrá tener contactos con otros testigos de la muerte de Aguiar por un plazo de 150 días.

En la audiencia, el fiscal Robles sostuvo que las medidas limitativas tenían como objetivo asegurar la investigación sobre la muerte violenta de Aguiar ocurrida a las cuatro de la mañana del pasado lunes.

Esa madrugada Aguiar llegó en un auto deportivo acompañado por una mujer a la casa donde vivía Camejo con su bebé de siete meses. En el lugar también residía un amigo de Aguiar y al menos dos menores.

Como tenía llaves, el empresario trató de ingresar a la casona. Sin embargo, la exmujer había colocado una silla o un mueble para evitar la entrada a la casa. Aguiar logró entrar al inmueble. Camejo, que tenía como hobby el tiro, tomó una pistola calibre nueve milímetros y le disparó al menos cinco tiros, los que impactaron en el pecho de Aguiar. Uno de los disparos le dio en un brazo.

En la corta audiencia judicial, Robles afirmó que la instrumentación de medidas limitativas no significaba la culminación del proceso contra Camejo. Dichas acciones, remarcó, tienen como fin asegurar que pueda desarrollarse sin inconvenientes la investigación.

“Restan llevar adelante algunas diligencias para tener un cabal conocimiento de lo sucedido”, explicó el fiscal.

Posteriormente, el juez Amor preguntó al abogado defensor de Camejo si tenía alguna objeción sobre el planteo del fiscal Robles. Silvera lo descartó. Y poco después, el juez decretó las medidas limitativas.

Las causas

Luego, en rueda de prensa, Robles explicó que las medidas limitativas no cerraban el caso sino que se adoptaban por los acotados plazos que la Fiscalía tiene para investigar.

Tras señalar que “está clarísimo” que la expareja disparó contra Aguiar, Robles destacó que aún restan nuevas pericias que echarán luz sobre si se trató de un caso de legítima defensa o no.

El fiscal insistió en que la investigación se limita únicamente a la muerte violenta de Aguiar ocurrida en la madrugada del lunes. “No se refiere a otra cosa”, advirtió en la rueda de prensa cuando fue consultado sobre si Camejo contará con seguridad personal mientras es investigada.

Robles reiteró que las medidas limitativas no significan ni el archivo de la causa ni la formalización de la investigación. “Simplemente nos da más plazo para continuar con la investigación”, sostuvo.

Miedo

Hay por lo menos cuatro testigos que vieron lo que sucedió en la madrugada del lunes en la casona donde vivía Camejo.

La discusión no comenzó dentro de la casa. Hubo gritos y amenazas desde antes, según indicaron desde el entorno de la expareja. Los informantes aseguraron que Aguiar logró entrar a la casa armado. “Siempre llevaba armas consigo”, dijo una familiar del entorno de Camejo.

Dentro de la casa, el bullicio alertó a los dos hijos de un hombre que se encontraba en la vivienda y que era amigo de Aguiar.

“Papá, nos van a matar”, gritaban los niños al hombre. En un momento, Aguiar llevó su mano al bolsillo, agregó la fuente.

Enseguida se escucharon los disparos efectuados por Camejo con una pistola automática. Aguiar cayó malherido. Y luego su expareja llamó al Servicio 911 para dar cuenta de lo sucedido. Cuando llegaron los móviles policiales y las ambulancias Aguiar ya estaba muerto.

La fuente dijo que Camejo se sentía amenazada por Aguiar desde hacía ya un tiempo.

“Ella vivía bajo un acoso permanente. En una ocasión, cuando ella le dijo a Aguiar que iba a salir a bailar estando separada, él puso a un guardia de seguridad en cada baile para controlarla”, agregó el familiar.

Personas cercanas a la expareja afirmaron que ella sufrió episodios similares al acoso de un psicópata. “Él la perseguía todo el tiempo. Quería que ella volviera con él”, explicó.

Ayer, cuando estaba detenida en la Policía junto con su bebé, Camejo les dijo a sus familiares: “Tengo miedo. No quiero que estén acá. Tengo miedo que los maten”.

Ante este escenario, su entorno analiza la posibilidad de solicitar una custodia al fiscal Robles.

En tanto, otras fuentes del caso mencionaron que las peleas entre Camejo y Aguiar no eran solo por celos sino que tenían como trasfondo disputas por dinero.

Aguiar llevó adelante un emprendimiento cannábico con empresarios canadienses que, pese a que el negocio cerró, le redundaron en varios millones de dólares. Aguiar vivía en La Maison, una imponente casona valuada en US$ 5 millones, que hace un tiempo fue copada con fines de robo, ya que el fallecido contaba con una colección de armas. Ese episodio fue investigado por la Policía de Maldonado.

Nueva audiencia por el asesinato del dueño de La Maison
Fiscal Sebastián Robles durante audiencia por el asesinato del dueño de La Maison.
Foto: Ricardo Figueredo
Además

Tía de Camejo: "Es una sobreviviente"

En la puerta de la sede fiscal en donde en la tarde de ayer se realizó una audiencia, Adriana Díaz, tía de Romina Camejo, dijo que la familia convocó a una movilización bajo el lema “Nos queremos vivas” porque la expareja de Aguiar “es una sobreviviente”. “Pregunto cuántas mamás que perdieron a sus hijas hubieran deseado que tuviera la oportunidad de defenderse como lo hizo Romina, que no hizo más que defender su vida y la vida de su hija”, agregó. Además, aseguró que ambos tenían “una relación tóxica” y “violenta desde un inicio”.

Por su aparte, la tía de Camejo fue consultada sobre el casamiento, ya que en realidad Aguiar ya estaba casado con una mujer de Canadá. “Ella pensó que estaba casada legalmente, hubo una libreta. Tendrían que ir a buscar a la persona que fue juez de ese matrimonio, no hay ningún acta y al parecer fue todo circo”, lanzó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad