PROTESTA Y PARO

Los fiscales denuncian sobrecarga laboral tras la muerte de una colega

Susana Rivadavia investigaba 500 casos vinculados a delitos sexuales.

Escenas de profundo dolor se observaron ayer entre fiscales y funcionarios por el deceso de la fiscal Susana Rivadavia. Foto: Darwin Borrelli
Escenas de profundo dolor se observaron ayer entre fiscales y funcionarios por el deceso de la fiscal Susana Rivadavia. Foto: Darwin Borrelli

Al mediodía de ayer, la fiscal adjunta de Delitos Sexuales, Susana Rivadavia, sufrió un paro cardiorrespiratorio en su oficina.

La muerte de Rivadavia, generada por un pico de estrés según sus colegas, desnuda las condiciones laborales de los fiscales con la aplicación del nuevo Código de Proceso Penal, implementado hace más de un año, el 1° de noviembre de 2017.

Rivadavia era adjunta de la fiscal titular, Alba Corral. Esa fiscalía tiene a estudio 1.700 casos, los cuales fueron repartidos entre las tres funcionarias. Es decir, Rivadavia tenía en carpeta unos 500 casos.

En la tarde del miércoles 8, Rivadavia se encontró con colegas en el pasillo de la Fiscalía y les trasmitió que se encontraba estresada porque tenía por lo menos 30 juicios con plazos procesales por finalizar.

Rivadavia era una fiscal muy apreciada por sus colegas y funcionarios de la Fiscalía. Siempre estaba de buen humor y dispuesta a ayudar a sus compañeros. Tenía 54 años, según fuentes de su entorno.

Tras conocer el deceso de Rivadavia, los fiscales abandonaron sus tareas y se concentraron en la puerta del edifico de la Fiscalía como forma de protestar por las extenuantes condiciones de trabajo, según dijeron varios fiscales a El País.

Policía Científica trabajó en la oficina de Rivadavia para periciar las causas de la muerte. Al llevarse su cuerpo, sus compañeros aplaudieron. Fue un momento de conmoción y congoja.

En un comunicado colgado en su página web, la Fiscalía de la Nación manifestó su más sentido pésame a los familiares y amigos de la fiscal Rivadavia.

Y agregó que, ante el penoso hecho, se activaron inmediatamente los protocolos correspondientes concurriendo en pocos minutos una ambulancia del SEMM al edificio de la calle Cerrito y Misiones, que cuenta con dicha cobertura médica y equipo desfibrilador, según establece la normativa.

El comunicado señaló que el informe primario de los médicos que acudieron al lugar fue que la fiscal sufrió un paro cardiorrespiratorio. No obstante, se aguarda la conclusión final de un médico legista.

La Fiscalía resolvió suspender las actividades agendadas en la tarde de ayer, con excepción de aquellas de carácter urgente o de las audiencias fijadas con detenidos con plazos constitucionales a vencer.

Exigencia extrema

Al mediodía, el malestar con el sistema actual era evidente en varios fiscales que se agrupaban afuera del edificio de la Fiscalía. Algunos señalaron que, en ocasiones, debían enfrentar turnos de hasta 12 horas.

En su página de Facebook, la fiscal Gabriela Fossatti se refirió al fallecimiento de Rivadavia: “QEPD Susana. Seguramente nadie se hará cargo. Muchos denunciamos las condiciones de exigencia extremas, que implicaban claras violaciones a los derechos humanos de los trabajadores”.

Y Fossatti agrega que “la falta de seguridad quedó en evidencia la semana pasada”, en referencia a un episodio en el cual dos hombres y una mujer ingresaron armados al edificio de la Fiscalía. “El abuso, la falta de empatía y la sinrazón (quedaron en evidencia) hoy”.

En visitas al Parlamento, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, señaló que calculó la cantidad de fiscales y funcionarios en función de los datos de delitos que le proporcionó el Ministerio del Interior y señaló que “no le dolían prendas” si tenía que reconocer errores.

Desde la aplicación del nuevo código, Díaz creó nuevas fiscalías y contrató más personal -sobre todo abogados- con el propósito de descomprimir la cantidad de casos a estudio en las distintas fiscalías.

FORMACIÓN EN DERECHOS

Rivadavia, una fiscal experiente

El 24 de octubre de 2011, ante una propuesta del entonces fiscal de Corte, Rafael Ubiría, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento la solicitud de venia para la designación de tres fiscales. Uno de ellos era Susana Rivadavia. La resolución expresa que Rivadavia había superado una prueba de evaluación y que tenía idoneidad técnica necesaria para el ejercicio del cargo de fiscal letrado adjunto. Rivadavia ingresó al Ministerio Público y Fiscal el 9 de julio de 1996, en el cargo de Asesor I -Abogado, en las Fiscalías Letradas de Maldonado de Primer, Segundo y Tercer Turno. Por una resolución de la Fiscalía de Corte, fue trasladada a la Fiscalía Civil de Tercer Turno de Montevideo. Y en 2001, fue derivada a la Fiscalía de lo Civil de 8° Turno. La resolución de su nombramiento destaca que Rivadavia participó como asistente en numerosas jornadas, seminarios y congresos sobre derechos de familias y de menores y se capacitó sobre drogas, violencia doméstica, minoridad y alcoholismo, entre otros temas. En 2018, el fiscal de Corte Jorge Díaz la nombró como fiscal adjunta de la Fiscalía de Delitos Sexuales de 1er Turno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados