MAL USO DE TARJETAS CORPORATIVAS

Fiscal que pide condena para Sendic: "Gastos no guardan relación con ejercicio del cargo"

El fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, solicitó ayer a la Justicia la condena del expresidente de Ancap por reiterados delitos de peculado y de abuso de funciones.

Raúl Sendic. Foto: Fernando Ponzetto
Raúl Sendic. Foto: Fernando Ponzetto

"Ha quedado acreditado que el entonces presidente de Ancap incumplió flagrantemente la reglamentación aprobada respecto a las condiciones de uso de las tarjetas corporativas en el ente, utilizando la misma para fines no previstos y sin agregar la documentación respaldante de los gastos”.

Esa fue una de la conclusiones que arribó el fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, en la solicitud a la Justicia de condena del expresidente de Ancap, Raúl Sendic, por delitos de peculado y de abuso innominado de funciones durante su gestión al frente del ente, entre el 11 de mayo de 2010 y el 16 de octubre de 2016.

Pacheco pidió a la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana Chamsarian, que condene a Sendic a la pena de 18 meses de prisión, cuatro años de inhabilitación especial y a pagar una multa de 500 Unidades Reajustables ($ 645.500 según la cotización de ese indicador publicada en la página web del Banco Hipotecario del Uruguay).

El fiscal consideró que el expresidente de Ancap por el Frente Amplio incurrió en reiterados delitos de peculado por hacer un “uso indebido” de los dineros públicos, “apropiándose” de sumas que no pudieron ser debidamente cuantificadas mediante el uso de tarjetas corporativas. Y entendió que Sendic cometió un delito de abuso de funciones durante su actuación en la operación de cancelación de deuda con la empresa Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (Pdvsa).

Como la solicitud de condena de la Fiscalía no es con pena de penitenciaría, Sendic no irá a la cárcel aunque la Justicia falle en su contra.

Este proceso penal se desarrolló bajo el régimen del viejo Código del Proceso Penal. Ello determina la existencia de un presumario que terminó en un procesamiento de Sendic.

El 19 de marzo de 2018, el fiscal Pacheco pidió a la Justicia el procesamiento de Sendic, y de otros exdirectores y gerentes de la empresas. Les tipificó reiterados delitos de peculado en reiteración real, con dos delitos de abuso de funciones en casos no previstos especialmente por la ley.

Posteriormente, el 29 de mayo de 2018, la jueza de Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, hizo lugar al pedido de Pacheco y solo procesó sin prisión a Sendic por abuso de funciones y delitos de peculado.

Defensa de Sendic no recurrirá al mecanismo de la casación ante la SCJ. Foto: F. Ponzetto
Raúl Sendic. Foto: Fernando Ponzetto

Luego la investigación ingresó al sumario, cuya parte final tiene dos etapas: la acusación fiscal concretada ayer y la sentencia que ocurrirá dentro de varias semanas. Esta podrá ser apelada tanto por el fiscal Pacheco como por los defensores de Sendic, Gumer Pérez e Ignacio Durán.

Tarjetas corporativas.

La investigación del fiscal Pacheco, publicada ayer en la página web de la Fiscalía General de la Nación, concluyó que Sendic “hizo un uso indebido” de las tarjetas corporativas incurriendo “en múltiples gastos” que “no fueron debidamente justificados”.

El fiscal presumió que, por las características de los gastos y por la ausencia de explicaciones valederas por parte del usuario de la tarjeta, estos “no guardaron relación” con el ejercicio de sus funciones como presidente de Ancap.

“Surge probado que el presidente del ente hizo uso de la tarjeta en más de 300 oportunidades y dentro de las compras realizadas, además de gastos en hoteles y restaurantes -que podrían vincularse a actividades propias del cargo- figuran adquisiciones en tiendas de ropa, supermercados, calzados deportivos, electrónica, joyería y librerías, entre otros, en nuestro país y en el exterior, respecto de las cuales no figuran comprobantes justificativos”, dijo Pacheco. Y agregó que Sendic incurrió en gastos con la tarjeta corporativa por $ 550.000 y US$ 38.000. “No es razonable bajo ningún concepto que tamaña cantidad de dinero responda a ‘gastos imprevistos’, expresó el fiscal.

Planta de Ancap. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Deuda con Pdvsa.

Con respecto a la cancelación de deuda con Pdvsa, Pacheco consideró que Ancap, con Sendic como presidente, desplazó en tres oportunidades a la multinacional Exor, lo que derivó en reclamos millonarios en la Justicia uruguaya.

A juicio de la Fiscalía, emergen de la actuación de Sendic “actos arbitrarios” en “perjuicio” de la administración pública, ya que la relación entre Ancap y Exor se trabó casi exclusivamente entre el expresidente del ente y la empresa extranjera sin conocimiento previo del directorio ni de Jurídica.

El fiscal destacó que Sendic suscribió con Pdvsa un contrato de cancelación de una deuda de US$ 800 millones con intervención de una empresa extranjera no seleccionada, sin más que una consulta telefónica a Jurídica con un día de antelación a la firma del acuerdo.

La alerta.

Las denuncias penales sobre supuestos hechos ilícitos en la gestión de Ancap entre 2000-2015 fueron presentadas el 19 de abril de 2016 por senadores de los partidos políticos Nacional, Colorado, Independiente y Unidad Popular. Los entonces legisladores entregaron a la Justicia las actuaciones cumplidas por la Comisión Investigadora Parlamentaria que trabajó en el tema. Las denuncias versaban sobre múltiples y variados aspectos de la gestión del ente petrolero estatal; sobre todo apuntaban a los negocios concretados con compañías extranjeras.

Los partidos que denunciaron los casos aplauden la acusación fiscal
Fiscalía General de la Nación. Foto: Marcelo Bonjour

El hoy ministro de Trabajo, Pablo Mieres, fue uno de los integrantes del grupo de “las gabardinas”, el que fue retratado en muchas fotos minutos antes de presentar en 2016 la denuncia penal sobre las eventuales irregularidades en Ancap. En aquel momento, Mieres era senador del Partido Independiente y tenía bajo su brazo carpetas que demostraban supuestas anomalías en negocios realizados por el ente con empresas extranjeras.

Ayer Mieres recordó el episodio de la denuncia. “Cuando presentamos el escrito en el Juzgado, lo hicimos porque considerábamos que había méritos para ello. La hicimos con mucha responsabilidad y seriedad”, enfatizó. “(La acusación fiscal) es una señal importante. Yo creo que hubo un mal comportamiento y conductas que tipifican como situaciones de delitos”, agregó.

Tras advertir que había que esperar la resolución de la jueza Adriana Chamsarian, el senador del Partido Nacional, Gustavo Penadés, afirmó que si toda la situación del expresidente Raúl Sendic era grave, ahora lo es más.

“Ello muestra que existe prueba o semiplena prueba de que hubo abusos y manejos irregulares que deben ser sancionados. En ese sentido habrá que esperar lo que la Justicia diga en las próximas semanas”, manifestó el hoy jefe de bancada nacionalista.

El senador colorado Tabaré Viera, en tanto, expresó que le embargaba un sentimiento de tristeza por el sistema democrático uruguayo. “Que un vicepresidente de la República electo por un partido uruguayo termine en esta situación, perjudica a todo el sistema y no le hace bien a la democracia”, opinó Viera. Y agregó: “Sí le hace bien a la democracia que las cosas se esclarezcan y lleguen a un final. Ello prueba que a niveles muy bajos existe corrupción en Uruguay y que se trabaja para que los procesos penales lleguen a su final”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados