FIRMA COMIENZA PROCESO POR INCUMPLIMIENTO

Empresa portuaria belga anuncia juicio al Estado por US$ 1.500 millones

Katoen Natie Group notificó al Estado uruguayo su decisión de iniciar una demanda por US$ 1.500 millones ante una serie de incumplimientos, según la empresa.

La operativa portuaria suscita una demanda al Estado. Foto: Archivo El País
La operativa portuaria suscita una demanda al Estado. Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

La compañía portuaria belga Katoen Natie Group, socia mayoritaria de la empresa público privada en la Terminal Cuenca del Plata (TCP), notificó al Estado uruguayo su decisión de iniciar una demanda por US$ 1.500 millones ante una serie de incumplimientos, según la empresa. Se trata de un diferendo en el marco de la concesión por 30 años de la terminal especializada de contenedores del Puerto de Montevideo.

La empresa entiende que la Administración Nacional de Puertos (ANP) le da un trato preferencial a Montecon, la otra compañía privada que opera en el recinto portuario.

Tanto el gobierno entrante como el saliente recibieron una carta de la empresa, continuación de otra misiva remitida el pasado 15 de octubre, en la que se hizo saber que de no alcanzar un acuerdo aplicaría la solución de controversias prevista en el tratado de inversiones entre Uruguay y Bélgica-Luxemburgo.

El tribunal elegido por las partes es el Ciadi, una institución del Banco Mundial especializada en este tipo de litigios con sede en Washington, Estados Unidos.

En octubre la empresa belga pretendía cuatro cosas para intentar llegar a un acuerdo amistoso: que el Estado nombrara a un representante para acordar una salida; un compromiso para trabajar “de buena fe” una solución en menos de seis meses; que el Estado cesara “todas las acciones contrarias” al Derecho uruguayo e internacional y que se entregasen los estudios portuarios sobre los que se justifica el trato “preferencial a Montecon”.

El Estado resolvió no responder ninguno de los planteos y la compañía decidió seguir con las acciones.

En el texto de la notificación surge que la ANP “amenaza” a la compañía con rescindir el contrato como consecuencia del descenso en el movimiento real de contenedores. “El Estado sabe que dicho descenso se debe, precisamente, al trato preferente e ilegal que viene otorgando a la sociedad que opera irregularmente la segunda terminal del Puerto de Montevideo, Montecon S.A.”, dice el texto de la notificación.

La carta, a la que accedió El País, fue remitida el pasado día 14 de febrero a la Presidencia, la Cancillería, el embajador belga en Uruguay, los ministros actuales y designados de Relaciones Exteriores, Transporte y Obras Públicas y al presidente electo, Luis Lacalle Pou.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados