LADRILLOS DE COCAÍNA DECÍAN "COVID-20"

Detienen a un líder narco, hijo de un exjugador de fútbol

Cuatro unidades especializadas de la Policía dirigidas por la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero detuvieron ayer al líder de una organización narco, hijo de un exfutbolista de renombre.

Investigadores cree que traficantes “estiraban” la droga para aumentar ganancias. Foto: Ministerio del Interior
Investigadores cree que traficantes “estiraban” la droga para aumentar ganancias. Foto: Ministerio del Interior

Una simple llamada anónima al Ministerio del Interior derivó en una mega operación policial liderada por la fiscal de Estupefacientes, Mónica Ferrero.

La investigación determinó la existencia, según la Policía, de una banda de distribuidores de drogas que operaba desde la zona de la Blanqueada, cuyo líder es hijo de un exjugador de fútbol de renombre.

En la operación intervinieron cuatro unidades especializadas de la Policía: las direcciones de Investigaciones, Combate al Tráfico Ilícito de Drogas, Crimen Organizado e Interpol, e Inteligencia Policial.

Los policías irrumpieron en un edificio de apartamentos ubicado en dicho barrio donde encontraron 61 kilos de cocaína. Los “ladrillos” de cocaína tenían logos que decían “Covid 20”. También fueron incautaron 19 kilos de pasta base y 4,6 kilos de marihuana (cogollos).

En el lugar vivía la abuela del traficante de drogas, la cual dijo no saber lo que su nieto guardaba en una habitación.

Según investigadores policiales, evidentemente los traficantes surtían fiestas electrónicas. En el apartamento allanado, los policiales encontraron 1.640 pastillas de éxtasis que tenían logos que decían “Calavera” y “Silver”. Además, incautaron otras drogas consumidas por jóvenes que asisten a estas fiestas, como 500 gramos de “cristales” y 7.816 dosis de LSD.

La Policía estimó que el valor total de la droga incautada, vendida al menudeo en el mercado interno, alcanza los US$ 1.500.000.

En las actuaciones, los policías incautaron también $ 1.000.000 y US$ 55.000. Y decomisaron autos BMW 318i, Suzuki Swift y Volkswagen Gol.

Fueron confiscadas varias armas, entre ellas un subfusil calibre 5.56, tres pistolas calibre 9 milímetros y 364 municiones de varios calibres.

Según dijo a El País una fuente de la investigación, los traficantes adquirían cocaína de alta pureza y luego “la estiraban” con cafeína para obtener una mayor ganancia.

Para los agentes policiales, la banda era distribuidora de estupefacientes en Montevideo y Canelones, ya que acopiaban grandes cantidades de alucinógenos. Por ende, una fuente del caso dijo a El País: “Este procedimiento es un gran cierre de año”.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, también entendió que se trató de una operación antidrogas de entidad.

A las 15:30 horas de ayer, acompañado por el director general de Secretaria, Luis Calabria, y el director nacional de Policía, Diego Fernández, Larrañaga concurrió a la sede de la Dirección de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, ubicada en la calle Delmira Agustini a la altura del 1082, en el Prado.

En una corta ceremonia, Larrañaga y Fernández felicitaron al personal de las unidades que intervinieron en el operativo.

Prisión preventiva.

En la mañana de ayer, la jueza especializada en Crimen Organizado, María Helena Mainard, realizó el control de detención de los tres detenidos: el cabecilla de la organización, su abuela, y un cómplice que carece de antecedentes penales.

La mujer, que vivía en el apartamento alquilado por su nieto, se descompensó en ese momento y fue internada en la Médica Uruguaya.

Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez
Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez (Archivo).

Minutos más tarde, la fiscal Ferrero solicitó a Mainard el inicio del proceso penal para los detenidos por tráfico de drogas y armas. La anciana quedó libre, pero será citada a declarar el próximo martes.

Posteriormente, la fiscal Ferrero solicitó a la magistrada la prisión preventiva del cabecilla de la banda y de su cómplice alegando peligro de fuga porque se trata de un delito grave -tráfico de drogas- y entorpecimiento de la investigación.

La jueza resolvió la prisión preventiva para ambos hasta el 22 de mayo de 2021.

El abogado penalista Pablo Casas, defensor de los imputados, no se opuso a la medida solicitada por Ferrero. No obstante, Casas procurará llegar a un acuerdo de un juicio abreviado con la fiscal.

Dibujos y caras son “marcas” narcos

El 22 de octubre de 2020, efectivos de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid) incautaron un cargamento de unos 450 kilos de cocaína, los cuales fueron descargados desde una avioneta en un campo ubicado en el departamento de Salto.

Según fuentes del caso, los traficantes pensaban desembarcar por lo menos otros tres envíos de unos 500 kilos de cocaína. Estos cargamentos iban a ser stockeados y luego trasladados hacia Europa.

Cuando los policías observaron que los delincuentes cargaban tarrinas con combustible, supieron que el arribo de la avioneta con cocaína podía producirse en cualquier momento. Tras la llegada del avión y la descarga de la droga, se efectuó el operativo policial. Siete delincuentes fueron detenidos. El piloto logró huir.

Según la fuente, los ladrillos de cocaína incautados en Salto tenían un logo que era la cara de Johnny Deep en la película Piratas del Caribe.

El uso de “logos” en los ladrillos de cocaína identifican al cartel productor de la droga.

El 10 de noviembre de este año, la Dgrtid incautó ocho kilos de cocaína en un operativo en Ruta 1. Esa cocaína tenía como logo un dibujo de un dios azteca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados