JUDICIALES

Cinco claves para entender el caso que tiene a Nicolás Cendoya entre la espada y la pared

Nicolás Cendoya, exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), enfrenta momentos complicados desde el punto de vista penal.

Exdirector de la Ursec, Nicolás Cendoya. Foto: Leonardo Mainé.
El exdirector de la Ursec, Nicolás Cendoya, dijo que su procesamiento es un escenario posible. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El exdirector de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), Nicolás Cendoya, enfrenta momentos complicados desde el punto de vista penal. En los últimos tres meses concurrió dos veces a declarar como indagado ante el fiscal Diego Pérez, por la destrucción de documentos de la Ursec.

El martes 20 Cendoya fue citado por tercera vez para testificar ante Pérez. Esa vez debió dar explicaciones por la supuesta habilitación ilegal de una radio en Palmitas, Soriano.

En una segunda causa, Cendoya es investigado por el fiscal de Delitos Económicos y Complejos Ricardo Lackner por haber sido el destinatario de la filtración de la denuncia realizada por la presidenta de ese organismo, Mercedes Aramendía, sobre la destrucción de los documentos de la Ursec.

Las siguientes son las cinco claves del caso Ursec:

1

La carpeta verde:

Dos meses después de haber renunciado a un puesto en la Ursec, un exfuncionario regresó a las oficinas del organismo, y lo hizo sin permiso. Trabajaba para Cendoya, según contó a El País el expresidente de la Ursec, Gabriel Lombide. Sin embargo, en la Fiscalía, el exsecretario Óscar Mecol y Cendoya se contradijeron en cuanto a de quién dependía ese exempleado.

Las cámaras de videovigilancia registraron la entrada del hombre, que hoy está imputado. A las 12:26 horas del 1° de junio de este año, el denunciado descendió del segundo piso, donde está la secretaría general, con una carpeta verde. Miró hacia la oficina de la secretaria personal de Cendoya, que no estaba allí, y se dirigió hacia otra habitación en la que un grupo de funcionarios despedía a un compañero que estaba a punto de jubilarse. A las 12:52 la cámaras registran cómo la secretaria de Cendoya regresó a su oficina con la carpeta verde. Un minuto después otra toma permite ver a este hombre solo, sin ella a cuestas. A las 13:09 horas se los puede ver a los dos, al extrabajador de la Ursec y a la secretaria, saliendo juntos del edificio. En un principio se sospechó que la carpeta verde tenía informaciones sobre adjudicaciones de frecuencias y ondas de radio realizadas por el gobierno anterior.

En la mañana del 3 de junio, Aramendía, Cendoya y Mecol intercambiaron varios mails procurando realizar una reunión extraordinaria del Directorio de la Ursec con el propósito de aprobar una investigación administrativa de urgencia por el ingreso y la destrucción de documentos en el organismo.

Cendoya se pronunció en contra de esa investigación alegando motivos formales.

En la noche de ese 3 de junio, Cendoya se reunión primero con Mecol, y luego con el exfuncionario. Estos encuentros se realizaron dentro de un auto.

Nicolás Cendoya llega a Fiscalía para declarar por el caso Ursec. Foto: Marcelo Bonjour
Nicolás Cendoya llega a Fiscalía para declarar por el caso Ursec. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo 
2

Allanamientos:

El 8 de junio el fiscal Pérez ordenó a Inteligencia Policial que realizara allanamientos a las casas de exjerarcas, asesores jurídicos y funcionarios de la Ursec, buscando documentos relacionados con decisiones adoptadas en el anterior gobierno.

Los agentes ingresaron a la casa del exfuncionario investigado por extraer la carpeta verde, así como en la de Cendoya, de Mecol, de dos abogados -uno de ellos vinculado a la secretaria del exjerarca frenteamplista- y un particular, cuyo nombre no ha trascendido.

Durante los procedimientos los policías obtuvieron carpetas que podrían contener material oficial, según precisaron fuentes del caso. También incautaron teléfonos celulares y notebooks. En ellos se hallaron chats que podrían complicar la situación jurídica del exdirector de la Ursec y de otras personas.

3

Contraseñas: 

El fiscal Lackner investiga aspectos vinculados a la filtración de la denuncia de Aramendía. Un funcionario de la Fiscalía, que era investigado justamente por esto, se subió a la azotea de la Facultad de Ciencias y amenazó con tirarse al vacío cuando supo que era buscado por la Policía. Lo hizo al mismo tiempo que estaban allanando su casa. Poco después, fue procesado por un delito innominado de funciones y la Justicia decretó su prisión domiciliaria.

También fue formalizado por abuso de funciones un funcionario de Fiscalía que tenía un cargo relevante. “Él no filtró la denuncia de Aramendía, según surge de las audiencias y careos. Usaron su contraseña y la computadora para hacerle una «cama»”, afirmó su abogado defensor, Ignacio Durán.

Una funcionaria de la Fiscalía también es investigada, ya que se sospecha que tenía la clave y la contraseña del cliente de Durán.

4

Las radios:

Tras ser indagado por el fiscal Pérez el 3 de setiembre, Cendoya dijo que el escenario de una formalización en su contra “es posible”, pero que espera el archivo de la causa.

La Fiscalía investiga supuestas irregularidades del exjerarca en las inspecciones a radios comunitarias y en adjudicaciones de contratos de ondas y de negocios de televisión para abonados. El caso de Palmitas es el más emblemático, pues era una radio que no estaba habilitada para funcionar, sin embargo el exjerarca entregó los equipos para que pudiera hacerlo, y encima lo hizo en plena veda electoral, siendo que no se pueden hacer adjudicaciones en los años en los que se desarrollan elecciones.

5

Cargo congelado.

Cendoya fue el hombre que el Frente Amplio eligió para ocupar el directorio de Antel. Pero el gobierno le comunicó a la oposición que no enviará su venia al Parlamento hasta que no se dilucide la investigación de la Fiscalía. Dentro de la izquierda esto ha provocado algunos desencuentros y no hay una postura clara sobre lo que se debe hacer de acá en más. El MPP, grupo al que pertenece Cendoya, aún no ha tomado una determinación. El caso, incluso, generó diferencias internas en el sector de José Mujica.

El exdirector de la Ursec, Nicolás Cendoya, fue indagado por la devolución de un equipo transmisor a una radio de Palmitas. Foto: Leonardo Mainé
El exdirector de la Ursec, Nicolás Cendoya. Foto: Leonardo Mainé - Archivo

Un chat que probaría la filtración

Luego de una reunión del directorio de la Ursec en la que se analizó la instrumentación de una investigación administrativa, el exfuncionario acusado de destruir documentos le escribió a su novia por WhatsApp. Ella aún trabajaba como asesora de Cendoya en el organismo.

“Si es necesario, me dicen y yo voy”, dice el exfuncionario a la mujer desde su teléfono. La chica le responde: “Dice Nicolás que no hables”. Él, que había renunciado a la Ursec hacía dos meses y volvió aparentemente para destruir documentación, escribió nuevamente: “Con nadie hablé”. Luego siguen audios y otros chats que demuestran un vínculo entre ellos y Cendoya de amistad más allá de la función laboral.

La novia del acusado -una mujer policía en comisión en la Ursec- había pedido en Fiscalía el material de la denuncia presentada por Mercedes Aramendía. Minutos después le escribe por chat avisándole a Cendoya que consiguió que le filtraran los documentos. “Nicolás tengo el reporte completo de la denuncia que Mercedes hizo”, escribió. “¿Me podés mandar una copia por acá?”, le preguntó Cendoya.

La mujer reenvió el documento al chat de Cendoya. El exjerarca del Frente Amplio admitió en diversos medios que le llegó la denuncia de la presidenta de la Ursec, Aramendía (Partido Nacional), a su celular. Pero aseguró que se sorprendió del material porque no lo había solicitado en ningún momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados