PARTIDO NACIONAL

Jerarca de Durazno puso su cargo a disposición

El coordinador de Cultura le pidió disculpas a Vidalín y le transmitió su intención de no perjudicarlo.

Intendente: Vidalín también se mostró contra existencia del balotaje. Foto: D. Borrelli
Carmelo Vidalín, intendente de Durazno. Foto: Darwin Borrelli

Infelices declaraciones", así calificó el intendente de Durazno Carmelo Vidalín (Partido Nacional) los comentarios que escribió en Facebook el coordinador de Cultura de su comuna Miguel Irrazábal que aseguró que "el movimiento del campo es el principio del fin" y "si tiene que correr sangre, que corra". Tras el escándalo, ofreció su renuncia y pidió disculpas.

Sostiene que fue una opinión personal dada como farmacéu-tico y comerciante y no como coordinador de Cultura, pero Vidalín reconoció a El País que pasó por un mal momento a causa de la polémica generada en las redes sociales. Aunque no lo hizo públicamente, Irrazábal le pidió disculpas al intendente.

¿Las acepta? "Es una persona de bien, es un ser humano bueno y no lo hizo como coordinador de Cultura. Los comentarios los hizo como ciudadano. Si hubiese utilizado uno de los medios de comunicación de la Intendencia indudablemente hace horas que no estaba. Pero no puedo incidir en la vida personal de él", respondió el intendente. Tanto Vidalín como Irrazábal reconocieron a El País que se puso el cargo a disposición. "Los cargos siempre están arriba de la mesa y más si es para ayudar al Partido Nacional", señaló el coordinador de Cultura.

Hasta ahora no le ha llegado a Vidalín oficialmente el pedido de remoción realizado por el Frente Amplio de Durazno y sobre eso no quiere opinar hasta recibirlo. En una declaración emitida el pasado miércoles por la noche, el Frente Amplio de Durazno expresó su repudio a los dichos de Irrazábal, que consideró "gravísimos". Para la izquierda, los comentarios incitan a la violencia y "persiguen el único objetivo de lesionar la institucionalidad democrática". Además, se lo acusa de no contribuir al diálogo en medio de un enfrentamiento con el sector agropecuario.

El revuelo fue tal, que el intendente salió públicamente a marcar sus discrepancias. "Esas declaraciones se las sacaron de contexto en un chat que estaba realizando. Yo lo conozco a Miguel y es una persona de bien y es un tipo tremendamente solidario. Trabaja muchísimo con personas con discapacidades en una ONG y por lo tanto le tengo que creer", señaló el jefe comunal.

Más allá de que lo aprecia, Vidalín se desmarcó de lo afirmado por el jerarca de su gobierno. "Estoy muy lejos y muy apartado de estas declaraciones. No puedo usar la palabra vergüenza, sino decir que discrepo totalmente", acotó.

Por la madrugada.

Irrazábal dijo a El País que sus comentarios "se hicieron a título personal" y no representan a la Intendencia de Durazno. "El tema es que yo no tengo Twitter y replicaron esto como que si fuera de Twitter. Alguien de una charla individual de Facebook y personalísima me saca el comentario de contexto y lo eleva por Twitter", aseguró.

Agregó que el comentario se escribió "de madrugada", mientras se encontraba en su domicilio y desde su cuenta de Facebook. "Es como cuando corre por la punta un puntero y si usted es marcador de punta, el técnico le dice ponelo contra el alambrado y cortalo en pedacitos. Es una forma de decir tenés que marcar", explicó. El jerarca señaló que "se recortó" lo que él dijo de una conversación "y se le dio un sentido que no tenía".

Conciliador.

El intendente admitió que toda la polémica generada a partir de los comentarios del jerarca municipal lo hicieron pasar un trago amargo. "Soy un hombre que apuesta a no cortar nunca el diálogo. Paso mal porque no es mi estilo. Mi estilo es un estilo conciliador", indicó. En las últimas semanas y en medio del conflicto entre el gobierno del presidente Tabaré Vázquez y el agro, Vidalín se comunicó con el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto Álvaro García, para ofrecer su ayuda para dialogar con las gremiales. Su disposición a colaborar fue bien recibida por el mandatario.

"El sistema político no debe ir a la movilización".

El 23 de enero es la fecha fijada por los productores rurales para reunirse en el departamento de Durazno. Se esperan más de 20.000 personas y el intendente Carmelo Vidalín sostiene que será una reunión en paz. A diferencia de algunos de sus compañeros de partido, el jefe comunal no participará. "Quienes integramos el sistema político debiéramos estar ausentes para que todas las fuerzas que allí participan o concurran lo hagan con la mayor libertad posible", opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º