JUSTICIA

Las escuchas comprometen al indagado por amenaza a Díaz

El acusado reconoció la autoria en una llamada y de esconder un arma.

Jorge Díaz, Fiscal General de la Nación. Foto: Marcelo Bonjour
Díaz aseguró que el acusado tiene un encono personal contra él. Foto: Marcelo Bonjour

La causa es bien concreta: una amenaza de muerte al Fiscal General de la Nación. Sin embargo, el episodio se amplió a un debate sobre el funcionamiento del nuevo Código del Proceso Penal. La nueva norma tiene como principales opositores a los abogados Gustavo Salles y Enrique Viana. Ambos asumieron la defensa del acusado de haber amenazado de muerte al fiscal Jorge Díaz a mediados de noviembre del año pasado.

"Somos el Comando de Restauración Nacional. Dígale a Jorge Díaz que va a morir en la calle". El desconocido llamó a la sede central de la Fiscalía General de la Nación de Cerrito y Misiones en la Ciudad Vieja y dejó el mensaje en portería. El 18 de noviembre en la tarde-noche, esa llamada fue atendida por un oficial policial que tomó nota pero no logró dejar registro de audio de la amenaza.

A partir de allí la Fiscalía inició una investigación judicial. Tras escuchas telefónicas con orden judicial logró llegar a un veterano abogado.

El investigado asumió en una de las llamadas telefónicas que se interceptó que había sido el autor de la amenaza de muerte a Díaz. Incluso aclaró que sabía que lo estaban investigando y que por ese motivo decidió esconder un arma que tenía en su poder para que no la encontraran si en algún momento llegaban a hacer un allanamiento en su hogar.

Según comentaron a El País tres fuentes que están al tanto de la investigación, el hasta ahora sospechoso de amenazar de muerte a Díaz, mantuvo varias charlas con su colega Gustavo Salle.

Ayer al mediodía, la esposa del indagado se contactó con Salle para informarle que su esposo estaba detenido. El abogado concurrió a la sede judicial para asumir la defensa.

"Cuando tomo contacto con la fiscal del caso Mónica Ferrero me explicó que en las intercepciones telefónicas que se habían dispuesto al doctor Juan José Ayala figuraban conversaciones que él había tenido conmigo. Y con mucha gente. Conozco a Ayala desde el 25 de julio de 1980 siendo yo funcionario de la Fiscalía del Crimen de cuarto turno, durante la dictadura militar. Por lo tanto tengo todo una vida de conocimiento con Ayala que además es un abogado muy conocido en el ámbito penal. Es de la vieja guardia", explicó Salle a los medios de comunicación.

En las escuchas telefónicas el indagado manifestó un "especial odio" y "desprecio" por Díaz. Incluso admitió estar contento con el flamante movimiento de "autoconvocados en Durazno" que se armó para reclamarle al gobierno de Tabaré Vázquez por medidas para el agro. Calificó con varios insultos a Díaz y admitió ser el autor de la llamada de la tarde del 18 de noviembre de 2017.

Hoy se iniciará el juicio oral y público donde el acusado será defendido por el exfiscal Enrique Viana, y quien resultó la víctima en este caso, el fiscal Jorge Díaz, será defendido por el abogado Jorge Barrera.

Una fuente cercana a la familia del indagado dijo a El País que es real el malestar que el acusado ha manifestado en "ámbitos privados" sobre Díaz. Incluso aclararon que el hombre está pasando por un momento delicado de salud. Sin embargo comentaron que en ningún momento tenía pensado realizar un "atentado o algo similar" contra el Fiscal de Corte.

Salle aclaró que por más que esté en las escuchas no está implicado en la investigación por la amenaza. Así también lo dejó en claro el fiscal Díaz en su declaración de ayer. Pero sí remarcó que su malestar y discrepancia con Díaz es real y puede aparecer en parte de las escuchas.

"Tengo diferencias de carácter técnico e ideológico", remarcó y agregó que esas diferencias las expresa de forma "absolutamente frontal y leal".

"Díaz tiene que ser destituido, ha introducido el caos en la Justicia nacional. Trajo un código inconstitucional", remarcó y adelantó que hoy en la audiencia donde se inicia el juicio formal presentarán un recurso de inconstitucionalidad para intentar echar por tierra la nueva norma penal.

El abogado penalista sostuvo que Díaz corre con una suerte de ventaja extrema, al ser "juez y parte" en esta investigación. A su vez aclaró que su defendido aun es inocente hasta que se demuestre lo contrario.

"Hay que reconocer que nuestro patrocinado esta pasando por un momento depresivo muy importante. ¡Muy importante! Cuidado que este momento depresivo no es solo del doctor Juan José Ayala. Es de muchos abogados. Yo me incluyo no en los que están no en una situación de depresión. Pero si con una fuerte preocupación por la transformación altamente negativa que ha tenido la Justica en este país", declaró Salle a los medios.

Barrera asumió la defensa de Díaz para dar "transparencia" al caso.

El abogado del Fiscal de Corte, Jorge Barrera, dijo que se está ante una investigación que debe ser ejemplarizante, y de alta gravedad. "Estamos frente a una situación muy grave por lo que implica desde el punto de vista institucional", dijo Barrera y recordó que Díaz es uno de los jerarcas del Estado encargados de velar por la seguridad ciudadana.

"Es una figura pública que ejerce su función, en la que todos los ciudadanos de la República tenemos puestas nuestras esperanzas en cuanto a la seguridad y la tranquilidad", declaró a los medios de comunicación.

Barrera explicó que Díaz no quiso asumir su propia defensa para evitar dificultar el proceso por ser la figura máxima de la Fiscalía de la Nación y dar transparencia y cristalinidad al proceso. "Acá no solo Díaz es la víctima sino la ciudadanía se merece ir hasta el final, conocer los pormenores, no en función de otra cosa que aplicar la ley con todo su rigor para que caiga quien caiga".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)