CAMBIO DE PROTOCOLO

COVID-19: achican a un metro la distancia en liceos y UTU

Tras el visto bueno del Ministerio de Salud y de los científicos que asesoran al gobierno, se estableció un cambio de protocolo en la educación.

Hasta ayer en UTU llevaban un retraso del 20% de horas elegidas frente a 2020. Foto: Fernando Ponzetto
Local de UTU. Foto: Fernando Ponzetto (Archivo)

Las autoridades educativas apuestan a que el año lectivo empiece con presencialidad plena. Por eso ayer, tras el visto bueno del Ministerio de Salud y de los científicos que asesoran al gobierno, se estableció un cambio de protocolo: se autoriza que en el primer año de liceos y UTU la distancia mínima entre los bancos sea de solo un metro.

Y en los grados más altos de educación media, se autoriza el metro de distancia “en los centros educativos ubicados en departamentos identificados con los colores verde y amarillo conforme al índice de Harvard”. Eso significa que, si las clases empezaran hoy, en diez departamentos podría haber solo un metro de distancia entre bancos en cualquiera de los grados de la educación formal.

En las escuelas ya se había autorizado ese paso en el último bimestre del año anterior. “Como está demostrado que los niños transmiten poco, se contagian menos, se enferman menos, cursan de forma más leve la infección, hay un gran porcentaje de asintomáticos… entonces se resolvió bajar a un metro la distancia”, explicó Fabiana Carbajal, directora de Servicios Médicos, Prevención y Salud en el Trabajo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

El equipo médico que dirige Carbajal había tenido que dar seguimiento a los casos de contagios en centros educativos el año pasado. “Cada vez que hay un caso positivo trabajamos en conjunto con los rastreos, el año pasado los médicos de la ANEP trabajaban con el director de cada centro en el rastreo de casos, en que consultaran al prestador, en los hisopados… los médicos tuvimos que poner al día con esto, nos llevó a estar actualizados y a aprender día a día para después poder actuar y asesorar a la comunidad”, cuenta.

En términos generales, el resto del protocolo se mantiene incambiado. El uso del tapabocas sigue siendo un requisito, incluso en los escolares cuando no se puede mantener más de un metro y medio de distancia. La excepción son los niños más pequeños, de Inicial, cuyo uso es desaconsejado por las autoridades sanitarias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados