CIERRE DEL DÍA DE ASUNCIÓN

La primera dama de EE.UU. eligió un vestido de la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst

Al final del día, Jill Biden, quien se posicionó como la nueva primera dama de Estados Unidos, lució una pieza de la reconocida diseñadora uruguaya Gabriela Hearst.

Jill Biden usando una pieza de la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst. Foto: Instagram.
Jill Biden usando una pieza de la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst. Foto: Instagram.

La carrera de la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst parece solo ir en ascenso. Hace tiempo que su nombre suena en el mundo de la moda con personajes como Oprah Winfrey, Ivanka Trump y Meghan Markle eligiendo sus prendas en más de una ocasión. Esta vez, fue la nueva primera dama, Jill Biden, quien lució una de sus creaciones.

Fue la propia Hearst la que hizo alusión al vestido de la primera dama usado ayer miércoles durante el Día de la Inauguración y expresó: "Agradecida por el honor de servir a nuestra amiga, la amiga de América y la primera dama", indicó en su cuenta de Instagram.

En otra publicación incluyó una foto únicamente del vestido, con una referencia respecto al mensaje que se buscó transmitir con las flores que están bordadas en la tela blanca.

"La idea detrás del vestido y el saco era la de la unidad, salir de este período de polarización que no solo se vive en Estados Unidos, sino alrededor del mundo; partir de una posición de unidad", comentó Hearst a El País. 

En ese sentido, la directora creativa de Chloé, había escrito en su cuenta de Instagram: "El mensaje de unidad es la principal inspiración para la creación del conjunto. La unidad hace fuerza y es necesaria para el camino que hay por delante. El símbolo para representar este mensaje son las flores federales de todos los estados y territorios de los Estados Unidos de América".

"El vestido tiene todas las flores de todos los estados y territorios de los Estados Unidos bordados, así como el saco", agregó Hearst a El País. 

La diseñadora también explicó que la flor de Delaware –estado del que Joe y Jill son originarios– está ubicada en un lugar estratégico: "La flor del vestido Delaware, el estado de ella y el presidente Biden, sale del corazón".  

"Cada una de las flores tardó entre dos y cuatro horas en confeccionarse. Está elaborado enteramente con materiales que ya existían y se confeccionó enteramente en Manhattan, Nueva York", destacó Hearst, cuyo producto se destaca por lo artesanal y es una militante del cuidado del medio ambiente a través de la moda. 

Por otra parte Hearst indicó que en la parte interior del abrigo se puede encontrar una cita de Benjamin Franklin, bordada a mano, en honor al pasado educador de Jill Biden: "Dímelo y lo olvidaré. Enséñame y lo recordaré. Involúcrame y aprenderé".

"La unidad la necesitamos para la supervivencia como especie y me parece que todo lo que nos una es lo más evolutivo que podemos dar, es un servicio y es un poquitito, chiquitito que podemos hacer colectivamente con mi equipo y otros equipos para darle el mejor comienzo a este período que necesitará mucho esfuerzo. Esa fue toda la intención y garra que le pusimos", concluyó.

Vanessa Friedman, quien se desempeña como directora del área de Moda y Diseño del  International New York Times, informó que el vestido estaba "cubierto con bordados que 'reflejan todas las flores estatales de los Estados Unidos y los territorios y el Distrito de Columbia'" y destacó que la pieza fue "diseñada por Gabriela Hearst: mujer, defensora de la sustentabilidad, y nueva ciudadana estadounidense".




Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados