Moda

Gabriela Hearst volvió a marcar un hito en su carrera con el diseño para Jill Biden

“La idea detrás del vestido y el saco era la de la unidad, salir de este período de polarización que no solo se vive en Estados Unidos, sino alrededor del mundo”, comentó Hearst.

Cada flor tomó entre dos y cuatro horas. Foto: Instagram @GabrielaHearst
Cada flor tomó entre dos y cuatro horas. Foto: Instagram @GabrielaHearst

En los últimos años, la diseñadora uruguaya Gabriela Hearst se encargó de vestir a las principales figuras del mundo en eventos clave. En marzo, en el último compromiso de la duquesa de Sussex, Meghan Markle, como miembro activo de la realeza, lució un bolso de la uruguaya y en la noche del miércoles, durante el Día de la Inauguración en su primer evento en la Casa Blanca, se encargó de vestir a la nueva primera dama de los Estados Unidos, Jill Biden.

El vínculo entre la primera dama y la diseñadora uruguaya tiene varios años. “Nos conocemos desde el 2017 por la organización Save The Children, en la que ella era la directora general”, contó Hearst a El País. La diseñadora trabaja y colabora activamente desde hace muchos años con Save the Children International, una organización no gubernamental que tiene como finalidad promover los derechos de los niños.

Foto: Instagram @GabrielaHearst
Foto: Instagram @GabrielaHearst

La ocasión del miércoles no fue la primera en la que Biden lució diseños de Hearst. “La he vestido en distintas ocasiones antes de que el presidente Biden fuera candidato, así como para el primer debate”, señaló.

El conjunto elegido por Biden consistió de un vestido elaborado en seda de lana con un escote y brazos de organza, con un abrigo a juego confeccionado en cachemir.

Gabriela Hearst junto a Jill Biden. Foto: Instagram @GabrielaHearst
Gabriela Hearst junto a Jill Biden. Foto: Instagram @GabrielaHearst

“La idea detrás del vestido y el saco era la de la unidad, salir de este período de polarización que no solo se vive en Estados Unidos, sino alrededor del mundo; partir de una posición de unidad”, comentó Hearst.

Sobre el escote de vestido y el dobladillo del abrigo, el equipo de Hearst bordó las flores que representan a cada estado de los Estados Unidos, colocando estratégicamente la flor de Delaware: “La flor de su estado y el presidente Biden, sale del corazón”, detalló.

El equipo que confeccionó el vestido de Jill Biden. Foto: Instagram @GabrielaHearst
El equipo que confeccionó el vestido de Jill Biden. Foto: Instagram @GabrielaHearst

“Cada una de las flores tardó entre dos y cuatro horas en bordarse. Está elaborado enteramente con materiales que ya existían y se confeccionó enteramente en Manhattan, Nueva York”, destacó Hearst, cuyo producto se destaca por la revalorización de las prendas de lujo a través del trabajo artesanal y que en este caso contó con la labor del famoso garment district de Manhattan.

La uruguaya radicada en Estados Unidos contó en su cuenta de instagram que en reconocimiento al trabajo como educadora incluyó en el diseño una cita de Benjamin Franklin: “Dímelo y lo olvidaré. Enséñame y lo recordaré. Involúcrame y aprenderé”.

Jill Biden y su familia en la asunción presidencial. foto: AFP
Jill Biden y su familia en la asunción presidencial. foto: AFP

Hearst subrayó que el traje fue confeccionado con materiales reciclados, una tendencia que usa habitualmente en sus colecciones. Uno de los objetivos de Gabriela Hearst como marca es ser 100% sostenible y reducir sus emisiones de carbono. Combinando estos conceptos, la uruguaya remarcó la necesidad de que la humanidad sume esfuerzos para continuar su existencia: “La unidad la necesitamos para la supervivencia como especie y me parece que todo lo que nos una es lo más evolutivo que podemos dar, es un servicio y es un poquitito, chiquitito, que podemos hacer colectivamente con mi equipo y otros equipos para darle el mejor comienzo a este período que necesitará mucho esfuerzo. Esa fue toda la intención y garra que le pusimos”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados