Columna de Stephie Bacque

Stephie Bacque: Vitamina D, nuestro sol interno

Nuestra health coach de cabecera, Stephie Bacque, nos trae una columna en la que responde muchas de las consultas que le hacen en redes: ¿qué pasa con la vitamina D?.

mujer al sol
Foto: Pexels

Nosotros producimos vitamina D como respuesta a la exposición al sol, también podemos contribuir con nuestra vitamina D a través del consumo de algunos alimentos o con suplementación, siempre teniendo en cuenta la bioindividualidad y consultando a nuestro médico de cabecera ya que el exceso puede causar problemas en nuestra salud.

A pesar de su nombre, la vitamina D no es una vitamina sino una prohormona o precursora de una hormona. Las vitaminas son nutrientes que el cuerpo no puede crear, por lo que una persona debe consumirlos en la dieta. Sin embargo, el cuerpo puede producir vitamina D en dosis bajas.

Naturalmente, todos debemos ser conscientes de evitar exponernos a la luz solar ya que existen graves riesgos para la salud relacionados con el cáncer de piel a largo plazo pero los bloqueadores solares afectan la síntesis de vitamina D en nuestro cuerpo.

Te cuento algunos de los beneficios que nos trae esta vitamina solar:

1. Bloquea la radiación, probablemente no lo pensamos demasiado, pero estamos expuestos a niveles bajos de radiación (además del sol) de forma regular, tan simple como hacernos una radiografía. Sin embargo, consumir vitamina D puede proteger nuestro cuerpo; en su forma activa, la vitamina D3 ayuda a combatir los problemas causados ​​por situaciones inducidas por radiación.

2. Estimula el sistema inmunológico, sistema que nos protege de infecciones y enfermedades. La vitamina D puede estimular la forma natural de proporcionar energía a las células inmunitarias para que funcionen de forma más eficiente. De hecho, estas células tienen un receptor particular solo para la absorción de vitamina D.

3. Reduce la inflamación ¿Sabías que la vitamina D reduce de forma natural la cantidad de proteínas C reactivas en un tercio? Por lo que puede reducir de manera saludable la inflamación de los músculos y las articulaciones.
4. Puede estimular la pérdida de peso. 

Aunque no hay sustituto para llevar una dieta saludable y hacer ejercicio con regularidad, la vitamina D puede contribuir con la pérdida del exceso de peso. Las personas con un alto nivel de vitamina tienen menos probabilidades de volverse obesas. Es posible que facilite la pérdida de peso ya que la vitamina D mantiene bajos los niveles de grasa. 

5. Puede reducir el riesgo de artritis reumatoide, esta ocurre cuando el sistema inmunológico ataca el revestimiento de las articulaciones. Es una condición dolorosa que puede afectar las manos, muñecas o rodillas. A medida que envejece, su cuerpo descompone las vitaminas aún más rápido, por lo que tendrá que consumir aún más vitamina D siempre según recomendación de su médico. La vitamina D puede ayudar a aliviar los síntomas inflamatorios de la artritis reumatoide.

6. Te hace más feliz, es un hecho comprobado que la deficiencia de vitamina D puede provocar una dolencia temporal conocida como trastorno de afectividad estacional o SAD. En otras palabras, las personas que viven en estados fríos y oscuros donde el sol no brilla mucho durante un período prolongado pueden deprimirse rápidamente. Debemos asegurarnos de mantener un nivel saludable de vitamina D para complementar el deseo del organismo por la luz solar.

7. Te mantiene alerta mentalmente ya que el cerebro crea conexiones neuronales activas gracias a la vitamina D. Esto mantiene tu mente alerta y activa.

9. Fomenta la estabilidad emocional. A veces, puede resultar difícil mantener un estado mental positivo o estable cuando lidiamos con temas personales o dolencias físicas,  la vitamina D debe ser un elemento básico en tu dieta podría ya que podría ayudar emocionalmente.

Prestá atención y realiza tus chequeos médicos si notas algunos de los siguientes síntomas ya que pueden ser producidos por la falta de Vitamina D en nuestro organismo:
1. Alta probabilidad de padecer enfermedades del sistema respiratorio
2. Fatiga y cansancio frecuente
3. Dolor en huesos y espalda
4. Depresión
5. Problemas para cicatrizar heridas
6. Pérdida de masa ósea
7. Pérdida de cabello
8. Dolor muscular

Tip:

Para mejor absorción, en caso de suplementación, la cápsula debe ser acompañada de un alimento alto en grasas saludables como ser la palta.

Conocé a nuestra columnista
Stephie Bacque
Stephie Bacque
Es uruguaya, pero reparte su tiempo entre Montevideo y Buenos Aires y cambió radicalmente su vida convirtiéndose en health coach.

Su experiencia de vida, puede seguirse a través de la cuenta de Instagram.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error