BElleza

Las razones por las que no deberías decolorarte el pelo en casa

Hace un año, cuando declaraban la emergencia sanitaria muchas personas se animaron a jugar a la peluquería. Este momento tampoco es para experimentar.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

El martes pasado, el presidente Luis Lacalle Pou volvió a hacer un llamado a la responsabilidad para reducir la movilidad y los contagios. Para muchos esto es una especie de cuarentena, sin embargo esa no es razón para que decolores el pelo en casa.

Estamos en una situación distinta de la que hace un año: los ateliers no se vieron forzados a cerrar y aunque estamos trabajando de forma personalizada, aún permanecemos abiertos.  Agendando con tiempo y respetando las medidas de distanciamiento, así como la necesidad de ser consciente de no salir ante algún síntoma, ir a la peluquería no tiene por qué ser una actividad de riesgo. De hecho, en Blond House contamos con un espacio al aire libre y áreas muy ventiladas para la atención.

Sin embargo, por no salir de casa muchas pueden caer en la tentación de experiementar con tintes y decoloraciones de forma amateur. 

Si estás tentada de hacer y querés saber mi opinión, lo desaconsejo. Si no querés ir a la peluquería es preferible que tomes este tiempo para hacer tratamiento que si son aptos para el hogar o dejes simplemente descansar al cabello de las tinturas y químicos. 

Por qué no hacerlo

Riesgo: Por más que te asesores y compres productos de buena calidad no es lo mismo ir a que te hagan un diseño de color o que te atienda un estilista, un profesional en esa área.

Uno mismo: Si te aplicás vos misma una tinta o decoloración lo más seguro es que no te quede parejo, porque siempre alguna parte queda sin producto sin que nos demos cuenta.

Se corta: Cuando se lo agrede mucho, especialmente con la decoloración, el pelo se corta. Eso es muy negativo, significa que debilitaste tu cabello más de lo que podía soportar. Además, es muy probable que quedes con mucho menos pelo y un corte inesperado.

Color: Los coloristas saben qué productos utilizar y de qué manera, así que no esperes lograr el color que ves fuera de la caja porque probablemente no lo obtendrás. Hacerlo depende de tu color natural, crecimiento, restos de color, etc.

Si ya lo hiciste

Protectores térmicos: Siempre que uses la planchita, rizadora o secador no olvides ponerte protectores térmicos para evitar más daño. Usá lo menos posible estos artefactos y recordá que la planchita se emplea a menos de 170°C.

Máscaras hidratantes: Antes y después de aplicarte una tinta o decolorarte, hacete máscaras hidratantes para evitar que el pelo luzca seco.

Tratamientos de nutrición intensa: Estos tratamiento usualmente deberías hacerlos en la peluquería. Ellos son los que de verdad recuperarán tu pelo. Mimalo, si no querés gastar en un diseño de color, por lo menos hidratalo.

Buenos productos: El cuidado diario es fundamental. Combiná el uso de productos buenos y adecuados a tu pelo. Consultá con tu estilista cuáles necesitás e invertí en ellos.

Agua fría: En algunos países el agua se caracteriza por tener muchos minerales así que lo indicado es que cuando lo enjuagues lo hagas con el agua lo más fría posible. De ese modo estarás evitando que se depositen cal y otros minerales.

Conocé a nuestro columnista
Francisco Fernández EME
Francisco Fernández
Es estilista y colorista, director y color artist de Blond House y columnista de Eme.

Contactalo a través de su instagram, Blond House y su sitio y tienda web.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error