Tecnología

El "banco digital" británico que busca ser global con servicios gratuitos

Valentin Scholz, líder de engagement de Revolut.

Scholz. "La app admite 24 monedas del mundo y cinco criptomonedas", dijo. (Foto: Gerardo Pérez)
Scholz. "La app admite 24 monedas del mundo y cinco criptomonedas", dijo. (Foto: Gerardo Pérez)

Hay clientes que no poseen cuentas bancarias en bancos tradicionales. Uno de ellos es Valentin Scholz, líder de engagement de la empresa británica Revolut, que ofrece servicios financieros y es conocida como «banco digital». La aplicación, que salió al mercado en 2015, ofrece servicios similares a los de una institución financiera tradicional y en algunos casos gratis, aseguró.

Apoyada en un alto uso de tecnología para automatizar funciones, la compañía da cuentas a muy bajos costos y funcionalidades gratuitas. Así, desde su lanzamiento, la app ya captó a 2,5 millones de usuarios y crece a un ritmo de 8.000 y 10.000 clientes diarios, detalló Scholz, quien se presentó el martes en el MVD Fintech Forum.

Para graficar la magnitud de la operativa, el ejecutivo dijo que ya se superó el millón de usuarios activos mensuales y hay entre 300.000 y 400.000 activos por día. «En total movimos transacciones por encima de los US$ 20.000 millones, con un promedio mensual de US$ 2.500 millones», agregó.

El "banco digital" ya se superó el millón de usuarios activos mensuales y hay entre 300.000 y 400.000 activos por día. En total mueve transacciones por encima de los US$ 20.000 millones, con un promedio mensual de US$ 2.500 millones.

Además, su área corporativa (Revolut for business) cuenta con 60.000 empresas registradas que son el corazón de su negocio. «Nuestros ingresos vienen de cuentas corporativas y en personales, donde ofrecemos premium (a 6,99 euros) y metal (lanzada la semana pasada), a 12,99 euros. La cuenta estándar no tiene costo. Con este modelo, en diciembre de 2017 el negocio comenzó a dar ganancias», dijo a El Empresario.

La historia de este «banco digital» recién comienza. Según explicó Scholz, el objetivo es llegar a un millón de usuarios activos semanales antes de fines de 2028 y superar los 100 millones en los próximos cinco años.

Para ello buscará expandirse a nivel global. Hoy la compañía, regulada por la FCA (Financial Conduct Authority), opera bajo la licencia de dinero electrónico en los 32 países del EEE (Espacio Económico Europeo), y ya obtuvo licencias para hacerlo en Japón, Australia, Nueva Zelanda y Singapur y llegar a EE.UU. y Canadá.

«Creemos en una experiencia bancaria sin fronteras. El plan es llegar a todos los países del mundo. Estamos en una etapa avanzada en México y Brasil, y estamos buscando en Uruguay, ya que tiene una de las economías más estables de América del Sur», remarcó. En paralelo, ya solicitaron la licencia bancaria en el Banco Central Europeo que esperan recibir en 2018.

Para hacerse global, la app admite 24 monedas de todo el mundo y cinco criptomonedas. Además, abrir una cuenta es «sencillo y ágil», aseguró el ejecutivo. «No lleva más de tres minutos. Hay que descargar la aplicación desde la Apple AppStore o Google Play Store y completar el registro proporcionándonos su nombre, dirección y número de teléfono. Luego pedimos que verifiquen su identidad al tomar una fotografía de su documento y una selfie. Para depositar fondos se puede utilizar una tarjeta de crédito, una transferencia bancaria o por cobro de sueldo». detalló.

Como un banco

«Creemos en una experiencia bancaria verdaderamente global en la que (el usuario) pueda conservar su cuenta bancaria cuando se muda a otro país. Que pueda hacer pagos transfronterizos gratuitos y transferencias de dinero. Creemos que las características bancarias básicas deberían ser gratuitas, que las personas están cansadas de que los bancos se queden con su dinero, les cobren cargos ocultos», opinó Scholz.

Entre los servicios, una cuenta estándar admite transferencias internacionales de dinero gratuitas, gastar y mantener sin costos una cuenta, pago por débito, seguros de viaje desde 1 euro por día, e incluso recompensas instantáneas por cashback en comercios como restaurantes, tiendas de comestibles y otros. «Por ejemplo, ya se pueden hacer pagos en McDonald’s, Airbnb y Zara», finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º